El valor de la microempresa, ¿Por qué y cómo apoyarla?

A pesar de la existencia de grandes fábricas, la microempresa es el factor clave de innovación del mundo… Es evidente la influencia que tienen en la sociedad las grandes marcas empresariales, desde fábricas de refrescos, pasando por tecnología hasta llegar a las grandes multinacionales, propietarias de los productos más referentes del mercado y distribuidas a nivel global.

¡No temas!, Lo estás haciendo bien

Para cualquier emprendedor, entrar a un mercado similar o siquiera visionarse ante estas mega fábricas que mueven millones de dólares al año es impensable y puede generarle angustia o frustración, dejando de lado la visión motivadora que puede brindarle la historia de una gran marca, a la microempresa que apenas comienza a surgir.

No debe ser un secreto que muchos de los imperios más posicionados en el mercado, nacieron como pequeñas microempresas de garaje, que vendían sus productos e ideas al menudeo, que fracasaron, que en algún momento lo perdieron todo y que hoy mueven cifras inimaginables para aquellos soñadores que le pusieron su empeño, solo bastó tener una idea y alguien con la pasión suficiente para impulsarla y llevarla a la cima ¿Por qué podría ser diferente para usted? Quizás suene un poco fantasioso, pero hasta este punto, ha dado el paso más importante en la creación de algo que puede llegar a revolucionar el mundo.

El valor de la microempresa

No dudes de tus ideas

No importa cuál sea su público, su producto o su descabellada idea, si tiene el valor suficiente para enfrentar la pérdida, pensar diferente y dedicarse lo suficiente, llegará el punto en el que mirará hacia atrás y se dará cuenta de lo lejos que ha llegado, jamás olvide que el árbol más longevo, grande y robusto algún día fue una débil semilla.

Todo surge de tu motivación y ganas de ser el mejor, y no como un punto de lucha con tus rivales de nicho, sino de ser el mejor cada día, aprender de su competencia, de hacerlo mejor que ayer, de superarse a si mismo y crear un producto que le genere valor a las personas, que quieran regresar por ese café, por ese helado, por sus servicios, por su amabilidad, por usted.

La microempresa es el alma innovadora de la sociedad, es esa semilla que apenas comienza a germinar y que, por ello, requiere de toda nuestro apoyo y atención, es una idea que apenas comienza a brillar y que con nuestra ayuda puede llegar a iluminar en los lugares más oscuros, a solucionar los problemas más complejos del futuro, pero ¿Cómo podemos apoyar la microempresa, tanto propia como de aquellos valientes emprendedores que nos rodean? Aquí algunos tips.

¿Cómo ayudar a la microempresa?

Apasiónate:

  • No importa qué vendas, qué hagas o qué brindes a la comunidad, ama lo que haces y sé feliz mientras lo haces, enfócate en brindarle a tus clientes una experiencia más que un producto, sonríe y agradece por cada una de tus compras, tendrás un cliente que de seguro volverá.

Visiona y ambiciona:

  • Establecer metas a corto plazo es una buena practica para aumentar la motivación y hacer cambios en tu negocio, ponte metas de ventas e invita a personalidades referentes de tu localidad a tu negocio, ello atraerá más clientes, no dudes nunca y no te límites a la hora de soñar con una gran empresa.

Aprende:

  • De tu competencia como de tus clientes, ellos siempre tendrán un consejo, una recomendación o un agradecimiento, pregúntaselo y analiza tus reclamos, seguro encontraras muchas formas de mejorar y además harás que tus clientes se sientan escuchados, aumentando la satisfacción del servicio no importa la situación, siempre habrá algo que aprender y mejorar. Te invito a leer mi articulo Emprendimiento ¿Cómo las crisis sacan nuestras mejores ideas? donde expongo como hasta en las peores de las situaciones pueden surgir ideas asombrosas.

Colabora a la microempresa:

  • Tanto si tienes un pequeño negocio o microempresa, como si no, el apoyo a los pequeños emprendedores que te rodean es fundamental, si alguien de tu pueblo o localidad vende excelentes bebidas, porque no comprarle a él en lugar de consumir siempre la bebida de marca reconocida, de seguro ese pequeño aporte económico le será más útil a él y a la economía de tu pueblo que a las grandes multinacionales.

«No dudes en ayudar en lo que puedas a quien te lo solicita, nunca sabrás si al ayudarle a un pequeño empresario estas colaborando a generar una idea que solucione un gran problema».

Colabora a la microempresa (Otra vez):

  • Es importante recalcarlo, pues está en nosotros como emprendedores y clientes la llave que abra la puerta del éxito de aquel negocio local de tu vecindario, recomienda a tus amigos y familiares un producto que hayas probado, no dudes en opinar respecto a los servicios de pequeñas empresas, da ideas y aprópiate de los productos y servicios locales, siéntete orgulloso de todos aquellos emprendedores cercanos que, sin saber con qué se iban a encontrar, se han lanzado al mercado, cómprales siempre que puedas, te lo van a agradecer.

654Shares

Artículo escrito por Filanderson Castro

Psicólogo empresarial de la Universidad de Antioquia - Colombia con énfasis en desarrollo personal, RRHH, emprendimiento y marketing, columnista aficionado, amante de la música, la fotografía y la tecnología.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.