Cómo empezar un Negocio de comida vegetariana en tu propia casa

No es necesario tener un restaurante gigante con un montón de sillas y mesas para vender comida. Puedes hacerlo desde la comodidad de tu casa, y hay varios métodos de venderla. ¿Tu sueño es tener un restaurante vegetariano? Sigue esta guía paso a paso para lograrlo.

Ahora es muy común ver sitios donde hacen comida solo para llevar o para que las personas la pasen buscando ellos mismos. Otra opción es preparar comida en grandes cantidades para eventos, empresas, escuelas y demás. Así que elige la modalidad que más se adapte a tus posibilidades y adéntrate en esta aventura culinaria sin miedo, porque como dijo Mae West: “Solo se vive una vez, pero si lo haces bien, una vez es más que suficiente” (fuente: Gananci).

Pasos para Iniciar un Negocio de comida vegetariana desde casa

Cómo empezar un negocio de comida vegetariana en tu propia casa

1. Haz un plan de negocio

Este es tu primer paso, y el más importante, porque de aquí saldrá todo lo demás. Aquí debes escribir la misión de tu negocio, la visión, los objetivos, quizás un corto FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas), y toda la descripción.

Puedes hacer también una lista de todo lo que piensas que vas a necesitar y el dinero, para tener una idea mucho más clara de con qué cuentas y qué tienes que adquirir. Obtén muchos más detalles de cómo hacer un plan de negocio en este artículo: cómo hacer fácilmente el plan de negocios de una empresa en 2 horas.

2. Busca presupuesto

¿No tienes ahorros? No te preocupes, puedes pedir un préstamo a tu banco de confianza. Gracias a la lista que hiciste previamente sabes cuánto necesitas, y una vez que tengas el crédito, sabes realmente qué puedes hacer con tu negocio, con cuánto vas a empezar, qué porcentaje del dinero vas a dedicar a cada aspecto y todo lo necesario.

3. Contrata el personal

En un negocio de comida siempre es bueno tener un ayudante, porque a veces el pedido es mucho y tú solo te tardarías mucho cocinando, lo que molesta a cualquier cliente hambriento. Así que considera contratar a uno o dos ayudantes de cocina, preferiblemente con diferentes especialidades cada uno. Uno puede ser pastelero y el otro chef, por ejemplo, o barista, dependiendo de tus necesidades.

4. Adquiere tus herramientas

Sí, es cocina, y probablemente ya haces comida increíble y deliciosa en tu casa con todo lo que tienes, pero ten en cuenta que esto será diferente. Si tienes éxito (y créeme que lo tendrás) llegarán cientos de pedidos diarios y necesitas los implementos necesarios para crearlo todo a la perfección.

Por ejemplo, puedes comprar sartenes, ollas y recipientes más grandes, algunos utensilios que no tengas y hagan falta como pinzas, guantes, procesador de alimentos, espátulas y demás. Hay que tener algo para empezar, pero con el tiempo te irás dando cuenta de todo lo que necesitas.

5. Diseña el menú

Este es el momento de sacar tu chef interno, tu Gordon Ramsey, tu Karlos Arguiñano. Piensa en todo aquello que sabes preparar de manera exquisita y que sabes que va a volar en el instante en el que las personas lo prueben, y en todo aquello que crees que puedes aprender a preparar. Ahora, no uses de conejillos de indias a tus clientes, practica muchas veces las nuevas recetas hasta que quedes satisfecho y puedas venderlo al público.

Debes ser creativo y atreverte a probar recetas novedosas, y lo mismo va para la decoración y la presentación. Debes hacer que tu negocio brille entre los otros, que resalte. No te canses de buscar recetas nuevas que incluir a tu menú y de, por supuesto, darles tu toque personal y hasta inventa tú mismo.

Siempre es una buena idea añadir versiones vegetarianas de platos con carne, como hamburguesas, lasañas, arroz chino y demás, para aquellos que estén empezando en esta nueva vida o simplemente cuando alguien tenga algún antojo.

Lo más recomendable es no olvidar los postres, porque ya que están ordenando comida, quizás se les pega un dulce para más tarde. Si no es tu fuerte, siempre puedes aliarte con algún pastelero para vender sus creaciones en tu negocio.

6. Planea tu estrategia de marketing

Como tu negocio será desde casa, no tendrá tanta visibilidad afuera como lo podría tener un local. Así que tendrás que ir con todo con el marketing digital. Por suerte, tienes muchas estrategias a tu alcance y con un poco de trabajo (y algo de dinero, si no quieres esperar) habrás construido una buena comunidad donde promocionar tu fabulosa comida.

Puedes empezar creando una página web y abriendo cuentas en varias redes sociales como Instagram, Facebook, Twitter e incluso YouTube. Luego prepara tus platos, haz una hermosa presentación y toma muchas fotos para que a tus potenciales clientes se les haga agua la boca con tan solo ver las fotos.

Recuerda colocar en las redes y en tu página web toda la información necesaria para contactarte, así como la dirección donde pueden retirar su pedido. El marketing digital tiene toda una estrategia detrás, así que tendrás que dedicarte a ello antes de tener miles de seguidores.

Te recomendamos leer: 20 Ideas de negocios relacionadas con comida y alimentación

Edith GómezAcerca del Autor:

Este articulo fue escrito por Edith Gómez, editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.