Emprendedor de Fin de Semana

Es muy común encontrarnos con personas que tienen la intención de emprender, comentan que “Voy a montar un café”, “voy a independizarme y colocaré una tienda”, y así comienza un periplo que muchas veces no llega a buen puerto, el 80% de las empresas españolas fracasan antes del 5º año (emprendepyme.net).

Conversando con un alumno, me planteo su intención de abrir un restaurant, la pregunta de rigor fue: “¿Si alguna vez había trabajado en uno?”, a lo cual la respuesta fue “que no”, pero defendía fieramente su intención emprendedora.

Qué es lo que uno como docente debe hacer en estos casos, lo que me mueve a mi como profesor, es poder alumbrar el camino que el otro surcara, con un poco menos de penurias que uno.

Emprendedor

Lo primero que realizamos fue un modelo de Canvas de su proyecto, según emprendedores.es, es la mejor forma gráfica de presentar un proyecto, en dicho modelo colocamos en el centro el valor que el futuro restaurant le dará a sus clientes.

Pero, ¿cuál es el valor que tiene que dar un restaurant a un parroquiano, que esta permanentemente bombardiado por miles de ofertas de sitios para comer, beber, bailar, etc.? (Sociedad del Consumo, wikipedia.org)

En un ejercicio básico, definimos tres aspectos que podrían ser interesantes de evaluar:

  • Aspectos Logísticos: La ubicación, y su facilidad de acceso y estacionamiento son fundamentales, Ray Kroc, legendario promotor de McDonald’s, decía “Los tres elementos esenciales para alcanzar el éxito en un negocio son: ubicación, ubicación y ubicación” (emprendepyme.net).
  • Las tendencias macro de la comida: La comida va en dirección a ciertos cánones de salud, liviandad y sabor, que fuerzan a los chef a desarrollar menú con menos grasa, con mas fibra pero sin sacrificar el sabor (Alimentación saludable, la gran tendencia de consumo actual. 7 claves orientativas; tecnoalimentalia.ainia.es).
  • Experiencia de Compra: La experiencia es, como su nombre lo indica, un sumergirse en la historia que el restaurantero me quiere contar y que yo quiero escuchar, las mesas, las sillas, la decoración, la carta, la iluminación, y un sin fin de detalles que se transforman en un todo, que reafirma la idea de la ”historia” que esta detrás del local (todomktblog.com).

Con la propuesta de estos tres puntos, ya teníamos una base para trabajar en el proyecto, pero teníamos que reafirmar nuevamente que la comida no es el negocio, el negocio era una experiencia, y lo que uno come y bebe es parte de ese todo.

Sobre dicha base, el plan era poder hacer un plan de desarrollo que minimizara la inversión y los riesgos, para ello una buena alternativa era comenzar invitando gente a la casa, y así perfeccionar la técnica de cocina, la atención y los detalles.

En general, nos ha tocado ver emprendimientos que se desarrollan en la cocina de las casas los fines de semana, para lo cual hay que ser extremadamente riguroso y sistemático para que no solo quede como un bonito experimento.

Una alternativa es vender comida a personas conocidas, tanto en forma fresca (caliente) como congelada, pero para ello es necesario resolver dos pasos mas del modelo de Canvas, la forma en que me interrelaciono con mi cliente y la distribución.

La pregunta a responder es: ¿Cómo me comunicaré y me contactactaré con mis clientes?, para un emprendimiento de comida de fin de semana, lo mejor es usar la propia comida como promoción, en cada oportunidad que uno pueda llevar “algo” a una actividad, uno aporta el plato típico del futuro restaurant, y lo promociona, cada vez que pregunten: ¿Quien trajo esto?”, uno con simpatía contara la historia de que: “Estoy en un proyecto de emprendimiento y este será el plato estelar: “¿Que opinan?””.

Es increíble como, al lograr una buena formula, la gente te valora y te prefiere por sobre otras alternativas mas conocidas, solo por el hecho de ser emprendedor.

Finalmente nos encontramos con un factor limitante, que implica un esfuerzo sobre humano para resolverlo a bajo costo, la distribución.

Desde un punto de vista logístico, ¿Cómo los demás emprendedores han resuelto el desafío de la distribución sin incurrir en costos desorbitantes?

La experiencia dicta que para minimizar los costos de transporte, debemos intensificar la distribución y minimizar los costos, es decir más entregas en menos kilómetros.

Eso obliga a buscar estrategias para que en una misma ruta poder entregar la mayor cantidad de productos en un mismo trayecto minimizando las distancias desplazadas, pero ello implica mantener productos calientes por más tiempo sin que estos disminuyan su calidad.

Y, adicionalmente, aprovechar otros recursos de distribución como podrían ser, buscar clientes en las zonas donde habitualmente transitas o que los clientes lo vayan a buscar ellos mismos.


Artículo escrito por FernandoGarciaCarbone

Profesor de la Facultad de Ingeniería y Negocios de la Universidad Gabriela Mistral de Chile, responsable de las cátedras de Emprendimiento e Innovación. Coordinador de la Linea de Emprendimiento de la Carrear de Ingeniería Comercial.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

2 Comentarios en este artículo
  1. Javier Diaz Reply

    Gracias por tu aporte Fernando 🙂 un gusto contar con tu experiencia.

    Esperamos seguir leyéndote por aquí.

    Saludos!

  2. Hector Gutierrez Reply

    ¿En serio? ¿”Bombardiado”? Perdón, pero no pude seguir leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.