Emprender part-time

Los que me seguís desde el principio sabréis que compagino mi proyecto emprendedor con un trabajo por cuenta ajena. Si emprender es difícil, no os podéis imaginar lo que supone intentarlo mientras trabajas para otro.

Los “gurús” en la material dicen que no se puede emprender a tiempo parcial, ya que llevar a cabo un proyecto de estas características te implica emplear el 200% de tu energía.

Quizás me quede en el camino y nunca consiga llevar a cabo mi proyecto, pero por intentarlo que no quede. Si lo consigo, además de mi satisfacción personal, estoy seguro que conseguiré animar a otros emprendedores “en cubierto”.

De todos modos, ya lo he dicho en muchas ocasiones, la situación de mi empresa me está facilitando mucho las cosas. Cuando funcionábamos a pleno rendimiento, como Jefe de Obra trabajaba 12 horas al día a 110%. Ahora las cosas han cambiado. He pasado de controlar a más de 200 personas, a tener solo 20. Antes, estaban todos los pisos vendidos y había que trabajar hasta los sábados para terminar en plazo. Ahora, no hay crédito y las obras están paradas durante días hasta que cae algún euro de alguna parte. Yo estoy aprovechando esos vacíos para hacer todo lo posible. Sin embargo, el hecho de tener que estar en mi puesto de trabajo me impide hacer muchísimas cosas que me gustaría para mi proyecto. Si fuera un emprendedor “full-time” estaría todo el día metido en bancos; asistiendo a conferencias, charlas, salones; reunido con inversores y socios; entrevistándome con asociaciones, etc.

Está claro que a todos nos gustaría dejar nuestro trabajo para centrarnos en nuestro proyecto, pero a no ser que tengas unos ahorros que te permitan vivir de ellos durante mucho tiempo, ya me dirás como dejamos nuestro trabajo. En mi caso, todos los ahorros, mis pequeños ahorros, están en el sector inmobiliario. Vamos, como si no tuviera NADA.

Para colmo, como ya os contaré más adelante, todo lo he estado haciendo solo porque me separé de mis socios hace ya un tiempo.

Tienes tus momentos de debilidad. Te encuentras sin socios, sin tiempo, con las manos atadas; tampoco puedes desatender tu vida personal; y por supuesto, hay que dormir (aunque sean 5 horas como hago yo desde hace tiempo). Ante este panorama, muchos tirarían la toalla. Pero no, hay que seguir adelante.

¿Cómo?

Utilizando mucho Internet. Aprovecho al máximo la valiosísima información que encuentro en páginas especializadas. A través de las redes sociales estoy encontrándome con gente realmente maravillosa que sólo con sus consejos, ánimos y experiencia propia me están ayudando a crear el camino. Las Administraciones Públicas (aunque queda mucho camino por recorrer) tienen muchas herramientas y ayudas para emprender vía telemática, así puedo hacer consultas y gestiones desde mi oficina. Las Cámaras de Comercio son una mina para nosotros, estoy aprovechando mucho los servicios que ofrecen. Las charlas, conferencias y simposios que me interesan las veo a través de Internet, gracias a iniciativas como la de Iniciador.com o Firsttuesday.

No soy un X-MEN, ni nada por el estilo. Me alimento de la ilusión de crear mi proyecto empresarial, pero sobrevivo gracias al apoyo que estoy recibiendo de mi novia, familia y amigos. Esa confianza que depositan en mí y mi proyecto, junto con la ilusión, es lo que me da fuerzas para seguir adelante. Esa es mi clave: ilusión + perseverancia + apoyo.

No tirar la toalla en los malos momentos ha merecido la pena. He encontrado una gente estupenda y estamos formando un equipo sin igual. El proyecto funciona y vuelve a ilusionar.

Así que ya veis, siempre hay una solución para cada problema. Eso lo he aprendido de mi trabajo, donde te encuentras problemas cada minuto. En la construcción, cada día es un mundo diferente, y como empresario, sé que la aventura será mayor todavía.

Está claro que finalmente hay que dar el paso. El problema es saber cuándo es el momento adecuado para ello.

Aprovecho el post para animar a todos los lectores que estáis trabajando y tenéis un proyecto entre manos (especialmente a los que os habéis puesto en contacto conmigo para contarme vuestro caso y que me habéis ayudado a inspirarme a la hora de escribir) a que sigáis adelante. Quizás no podamos materializar nuestra empresa, pero qué mínimo el haberlo intentado amigos.

Vuestros consejos, experiencia y preguntas serán muy aprovechadas por el resto! Recordad que he creado un foro en Facebook donde debatir sobre este y otros temas.

VÍA EMPRENDEBLOG.ES


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.