Saltar al contenido

Emprendimiento social, parte de la vida actual

el 3 mayo 2020

El emprendimiento social consiste en la satisfacción de una necesidad social o medio ambiental por medio de una institución que genera beneficios económicos y se re-invierte en conseguir el objetivo social principal, por otro lado tenemos el emprendimiento social con las organizaciones sin fines de lucro, ya que estas no buscan un beneficio económico sin embargo ambas tienen beneficios sociales.

Emprendimiento social

La importancia del Emprendimiento social

Actualmente, el emprendimiento social es objeto de interés y atención de la sociedad en general, y tiene la capacidad de solventar y afrontar problemas sociales en aquellas circunstancias y lugares en los que el sector público, el mercado y las organizaciones no gubernamentales no pueden hacerlo. Los retos sociales a nivel global, nacional y local no siguen trayectorias paralelas y necesitan de nuevas estrategias para hacer frente a los problemas sociales. La globalización económica puede facilitar o mejorar la vida de las personas si apuesta por la transformación y la innovación desde todos los ámbitos y mejor aún teniendo toda la tecnología en las manos.

Estamos vivimos en una época de la historia en donde todo mundo está hablando de emprender. En los últimos años, la crisis económica en México ha tenido como consecuencia que el emprendimiento se haya contemplado como una salida de ésta. Muchas personas, en la mayoría jóvenes, son los que ponen en práctica el emprendimiento social, incluso se capacitan para llevar a cabo este proceso y así poder emprender su propio negocio o alguna solución de un problema social.

Los jóvenes emprendedores se caracterizan por ser normalmente un profesional y líder interesado en desarrollar estrategias de innovación social al que se le deben ofrecer herramientas y mecanismos que le permitan alcanzar su objetivo social. Esta combinación de objetivos sociales, financieros y de emprendimiento sin olvidar el pilar común entre ellos que es la creación de valor social, es conocida en el ámbito empresarial como el triple resultado social. La búsqueda de nuevas salidas profesionales y la identificación de necesidades sociales ha hecho que los jóvenes den sentido a su vida profesional adentrándose en el mundo del emprendimiento social, acudiendo a organizaciones con fines o sin fines de lucro o como y ya mencionado creando su propio negocio.

Para que un emprendedor pueda caracterizarse como un emprendedor social, debe reunir dos requisitos esenciales.

  1. Tener conciencia de una problemática social, así como tener la voluntad y la motivación de querer cambiarlo.
  2. Tener las habilidades, es decir, liderar un equipo, buscar financiación, vender el producto y llegar a la meta.

El emprendimiento social pretende una trasformación gradual y de impacto social, para mejorar las condiciones de vida de individuos y comunidades con la creación del valor social y estrategias innovadoras.

Referencia

Injuve. (2012). Emprendimiento Social dpf. Obtenido de http://www.injuve.es/sites/default/files/2018/29/publicaciones/5._emprendimiento_social.pdf

Artículos Recomendados:

Escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.