Enfoque integral del Riesgo en la Toma de Decisiones de los Procesos Gerenciales

Resumen.

Las Organizaciones se enfrentan a situaciones que cambian constantemente las decisiones en los distintos procesos gerenciales, afectando las estrategias y políticas de la misma. La Toma de Decisiones en todo proceso gerencial de una organización debe ser bajo un enfoque integral, que involucre al capital humano y su entorno. Este ensayo permite abordar el riesgo en la toma de decisiones en los procesos gerenciales organizacionales, desde una perspectiva más amplia e integral, generando una nueva conceptualización en la toma de decisiones que eviten generar procesos que puedan afectar los objetivos de la organización. La Gerencia Integral proporciona herramientas más amplias para redefinir las estrategias de la organización, dando una visión más integral de los procesos con posibilidad de controles sobre cada uno de las pautas programadas, minimizando el riesgo por tomar decisiones erradas que afectan los objetivos y metas de la organización, traducido negativamente en la productividad.

Descriptores:   Riesgos, Toma de Decisiones, Procesos Gerenciales.

Disciplina:       Gerencia Integral, Organización.

Área:                Ciencias Gerenciales.

toma de decisiones

Introducción.

Las políticas y estrategias de una organización, son una preocupación para las autoridades, sin embargo, no siempre son definidas en la misión y la visión, en los planes, programas, objetivos y en la asignación de recursos destinado al logro de los objetivos de la misma, por lo que es además de muy poca importancia las líneas estratégicas en los planes operativos dentro de los empleados. (Hastie, 2001)

En la toma de decisiones de los procesos gerenciales en la mayoría de las organizaciones, por lo general no se cuenta con valores y criterios de calidad, que sean asumidos, aceptados y abordados de forma integral por el capital humano de la organización, por lo general se carece de canales regulares que permitan la incorporación de mejoras con más autonomía en la toma de decisiones y así evitar el riesgo decisiones negativas.

Los recursos y alianza estratégica al ser visto de manera integral en la mayoría de las organizaciones, no presentan un enfoque sistemático que garantice la asignación y utilización de los recursos económicos en pro de las políticas, estrategias, valores y criterios de calidad de la organización, así como también la falta de información suficiente, sistemática y fiable para la toma de decisiones.

El liderazgo mecanizado, clasista y unidireccional en las mayorías de las organizaciones, evidencia el poco compromiso para el funcionamiento de la estructura organizativa y la carencia de un sistema de gestión del riesgo de los procesos, eficaces para conseguir los resultados esperados.

Las evaluaciones reguladas y sistemáticas de los procesos gerenciales y sus contenidos, se deben aplicar en las organizaciones, bajo un método gerenciado de forma integral, que permita valorar la eficiencia de los mismos, así como el grado de aplicación de las normas establecidas por cada organización, lo que permite valorar de forma integral el riesgo al tomar decisiones sobre los diferentes procesos que dan vida útil a la organización. Las actividades técnicas se deben integrar directamente con las personas involucradas en dichos procesos, afectando de manera integral a toda la organización.

Enfoque Integral del Riesgo en la Toma de Decisiones de los Procesos Gerenciales.

Para la formulación y operacionalización de las políticas de administración del riesgo en los procesos gerenciales, es fundamental tener claridad de la misión institucional, sus objetivos y tener una visión sistémica de la gestión de manera que no se perciba esta herramienta gerencial como algo aislado del mismo accionar administrativo. El diseño se debe establecer a partir de la identificación de los factores internos o externos a la entidad que pueden generar riesgos que afecten el cumplimiento de sus objetivos. (Gamboa, 1997)

La Gerencia Integral del Riesgo, como elemento de Control, permite establecer el lineamiento estratégico que orienta las decisiones de la organización, frente a los riesgos que pueden afectar el cumplimiento de sus objetivos producto de la observación, distinción y análisis del conjunto de circunstancias internas y externas que puedan generar eventos que originen oportunidades o afecten el cumplimiento de su función, misión y objetivos institucionales.

Este elemento estratégico es la base para la identificación de los riesgos en los procesos y actividades, el análisis se realiza a partir del conocimiento de situaciones del entorno de la entidad, tanto de carácter social, económico, cultural, de orden público, político, legal y /o cambios tecnológicos, entre otros; se alimenta también con el análisis de la situación actual de la entidad, basado en los resultados de los Componentes de Ambiente de Control, Estructura Organizacional, Modelo de Operación, cumplimiento de los Planes y Programas, sistemas de información, procesos, procedimientos y los recursos económicos, entre otros.

Es recomendable la aplicación de varias herramientas y técnicas tales como las entrevistas estructuradas con expertos en el área de interés, reuniones con directivos y con personas de todos los niveles en la entidad, evaluaciones individuales usando cuestionarios, lluvias de ideas con los servidores de la entidad, entrevistas e indagaciones con personas ajenas a la entidad, usar diagramas de flujo, análisis de escenarios y hacer revisiones periódicas de factores económicos y tecnológicos que puedan afectar la organización, entre otros. Pueden utilizarse diferentes fuentes de información de la entidad, tales como registros históricos, experiencias significativas registradas, opiniones de especialistas y expertos, informes de años anteriores, los cuales pueden proporcionar información importante, la técnica utilizada dependerá de las necesidades y naturaleza de la entidad.

Bajo un enfoque integral para toma de decisiones correctas en los procesos gerenciales de una organización, se busca obtener los siguientes resultados:

  • Identificar los factores externos que pueden ocasionar la presencia de riesgos, con base en el análisis de la información externa y los planes y programas de la entidad.
  • Identificar los factores internos que pueden ocasionar la presencia de riesgos con base en el análisis de los componentes Ambiente de Control, Direccionamiento Estratégico y demás estudios que sobre la cultura organizacional y el clima laboral se hayan adelantado en la entidad.
  • Aportar información que facilite y enriquezca las demás etapas de la Administración del Riesgo.

Para la puesta en marcha e implementación de un abordaje integral del riesgo a la hora de tomar decisiones en los proceso gerenciales, es necesario que las organizaciones cumplan con ciertos requisitos tales como un estilo de dirección que fomente la comunicación, el diálogo y una cierta jerarquización de los diferentes niveles. Es decir no puede ser impuesto desde arriba, sino que ha de ser comprendido y asumido por todo el capital humano a fin de minorizar los riesgos en los procesos gerenciales de la organización. Es necesario tener presente que esto podría significar para los individuos una amenaza de sus estatus actual o incluso de su medio de subsistencia. No se debe olvidar que una reestructuración puede significar la pérdida del puesto de trabajo. (Carmona, 2010)

El direccionamiento en la administración del riesgo ayuda al conocimiento y mejoramiento de la entidad, contribuye a elevar la productividad y a garantizar la eficiencia y la eficacia de las tomas de decisiones en los procesos organizacionales, permitiendo redefinir estrategias de mejoramiento continuo, brindándole un manejo sistémico a la entidad.

Todas las Organizaciones, deben buscar cómo manejar los riesgos partiendo de la base de su razón de ser y de su compromiso con la sociedad; por esto se debe tener en cuenta que los riesgos no sólo son de carácter económico y están directamente relacionados con entidades financieras o con lo que se ha denominado riesgos profesionales, sino que hacen parte de cualquier gestión que se realice.

Conclusiones.

La práctica gerencial actual requiere de una formación más allá de la ciencia de la administración, un mayor énfasis de contenido práctico, de experiencias en situación de trabajo y entre pares, y el desarrollo de capacidades de liderazgo, de forma tal que el protagonismo del cambio esté basado en el equipo de trabajo y en toda la empresa, y no se convierta en patrimonio exclusivo de los niveles directivos, por lo que es necesario tener en práctica una visión gerencial integral en la organización.

Gestionar el riego al tomar decisiones, cualquiera que sea su sentido, deberá contemplar la creación de buenas condiciones de trabajo, ya que no sólo será la clave para su consolidación, sino que significará un estímulo para el crecimiento del personal en la empresa y de la organización, lo que garantiza la optimización de los procesos gerenciales, siempre y cuando se aborde desde las perspectivas de la Gerencia Integral. Es un proceso largo, pero seguro que implica la incorporación de nuevas prácticas y tal vez de nuevos valores. La identificación con los mismos, debe lograrse fundamentalmente en los niveles gerenciales pero más importante aún es que a través de ellos se logre la adhesión de todo el personal. Para ello serán necesarias, dosis suficientes de confianza, credibilidad, tolerancia y firmeza desde las señales iníciales del proceso. En la medida que la información sea directa, que no deje lugar a la duda o a una intención oculta, los focos de eventual resistencia se debilitan, si las personas tienen la posibilidad de canalizar sus inquietudes, de encontrar respuesta a sus temores, se sentirán considerados y más proclives a ser partícipes del proceso y de esta manera se evitan los riesgos.

La Gerencia Integral del riesgo en la Toma de Decisiones de los procesos gerenciales, es uno de los grandes retos a los que se enfrentan no sólo las organizaciones, sino también los individuos que, por una parte, han de acompañar a las organizaciones en cada uno de sus procesos gerenciales y, por otra parte, deben ejercer la función de agentes ante tales procesos.

Hay que reconocer que múltiples factores, tanto de origen interno como externo, pueden afectar el logro de los objetivos de toda organización y es aquí donde es de suma importancia que cuenten con herramientas modernas que les permitan alcanzarlos ante un entorno cada vez más complejo, interrelacionado y cambiante. La valoración de los riesgos institucionales bajo el enfoque gerencial integral del riesgo organizacional y su aplicación ha tomado mucho auge a nivel mundial en todo tipo de actividad, tanto en el sector público como privado, cuya función consistiría básicamente en poner en marcha y coordinar los procesos gerenciales de manera óptimos dentro de las organizaciones.

Bibliografía.

Álvarez, J. (2008). El sistema específico de valoración del riesgo en la administración pública. Costa Rica.

Bonilla, H. (2008). Gestión por resultados basada de los procesos gerenciales. Trabajo de Investigación de Especialización. Instituto Centroamericano de Administración Pública ICAP. Costa Rica.

Carmona, M. (2010). Gestión Integral de Riesgos en la Administración Pública Nacional. Trabajo de Investigación, Universidad de Pinar del Río. Superintendencia Nacional de Auditoría Interna, Cuba.

Gamboa, C.; Y Suárez, C. (1997). Control y evaluación: funciones clave del poder económico. Revista Venezolana de Ciencias Sociales, Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt, 1(01), 53-76.

Hastie, F. (2001). El proceso de toma de decisiones y de resolución de problemas. Anual Review of Psychology, (653), 52-83.

Kerlinger, F. (1988). Investigación del comportamiento. México: Editorial McGraw Hill Interamericana.

Universidad Pedagógica Experimental Libertador (2006, Febrero). Manual de Trabajos de Grado de Especialización y Maestría y Tesis Doctorales. Caracas: Autor.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.