Estilos del liderazgo

Cuando se habla de estilos del liderazgo, se refiere al patrón de conducta de un líder, según como lo perciben los demás. El estilo se desarrolla a partir de experiencias, educación y capacitación. Es importante que el líder descubra su estilo, lo conozca, lo depure y comprenda ya que afectará a los miembros del grupo o seguidores. Y será su estilo de liderazgo el estímulo que mueva a cada uno ante diferentes circunstancias.

Cuando alguien adopta un papel de líder dentro de una empresa, mucho de sus estilos de liderazgo dependen de como maneje sus habilidades, tanto técnicas, como humanas y conceptuales. En cuanto a la habilidad técnica nos referimos a la capacidad para poder utilizar en su favor o para el grupo, los recursos y relaciones necesarias para desarrollar tareas específicas y afrontar problemas.

El otro elemento es su habilidad humana a través de la cual influye en las personas, a partir de la motivación y de una aplicación efectiva de la conducción del grupo para lograr determinados propósitos.

El tercer elemento corresponde a la habilidad conceptual, aquella capacidad que se tiene para comprender la complejidad de la empresa en su conjunto, y entender donde engrana su influencia personal dentro de la organización. Conociendo a fondo estos elementos de los estilos de liderazgo, el líder puede actuar de forma más óptima.

Estilos del liderazgo

Cada individuo en la práctica va perfeccionando, o en su caso, deteriorando estas habilidades de liderazgo de acuerdo a su posición y resultados dentro de la Empresa a lo largo del tiempo, y va conformando su propio estilo de liderazgo. El cual puede oscilar entre los extremos del dejar hacer sin intervenir hasta el de controlarlo todo y del orientado a la persona hasta el orientado al trabajo, las metas o resultados.

El liderazgo orientado a resultados tiene las siguientes características:

  • Directivo: informa a sus subordinados lo que espera de ellos, da guías específicas de cómo realizar el trabajo y presenta como hacerlo.
  • Apoyador: Es amistoso, accesible, buena voluntad, es cercano a las necesidades de los subordinados, es cálido.
  • Participativo: consulta con los subordinados, pide sugerencias, toma en cuenta las opiniones antes de tomar decisiones.
  • Orientado hacia el logro: pone los retos, espera que los subordinados tengan altos niveles de desarrollo, busca el mejoramiento continuo, proporciona confianza a los subordinados para que asuman responsabilidades, busca esfuerzos sucesivos y mayores retos.

Artículo escrito por Liderazgo Empresarial Ahora

Liderazgo empresarial ¡Ahora!, te brinda temas relacionados a tu empresa, tales como: temas de administración, control de operaciones, administración del personal, economía, tecnología empresarial, software, comunicaciones, temas de ventas, técnicas de ventas, ayuda para la aptitud personal, técnicas de cierre, manejo de clientes, psicología de la venta, temas de mercadeo, mercadeo por internet y local, control de inventarios, temas de inversión para negocios nuevos y existentes y mucho mas…

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.