Estrategia Empresarial: Alianzas

Establecer un acuerdo o alianza con otra empresa de nuestro mismo sector supondría ganar media batalla por llegar a conseguir resultar ser una marca competitiva en un mercado que anteriormente desconocíamos o que apenas teníamos posibilidad de acceder solitariamente. Cuando decimos que las empresas han establecido una alianza comercial nos referimos a que han entablado una relación amistosa de trabajo mutuo para poderse servir la una de la otra, en recursos, fondos, clientes y territorio.

Supón que a tu negocio le resulta complicado poder entrar a competir con las marcas ya presentes, bien sea por falta de medios económicos para hacer buenas campañas de marketing, por limitación geográfica o por falta de cartera de clientes, ahora se te ofrece la posibilidad de entablar una relación de colaboración mutua y amistosa con otra firma de características similares a la tuya pero con ciertas ventajas que tú no alcanzas aún, evidentemente accederías para nutrirte de sus ventajas y viceversa ella contigo, esto permite encontrar nuevos clientes y potenciar los servicios que ofrezcamos.

Habrán empresas que estudiarán la propuesta e incluso querrán absorber el negocio por lo que antes de entrar a valorar las cantidades económicas ofrecidas, razona si verdaderamente deseas que tu proyecto sea explotado completamente por terceros a cambio de una cantidad que en un futuro podría resultar irrisoria.

Ahora bien, no todo es positivo y rentable a la primera de cambio, tendremos que seguir una serie de consejos básicos para no convertir esta alianza en una ventaja clara para nuestros competidores y asociados:

  • Sector: Entabla negociaciones con una empresa del mismo sector, pero no debe de ofrecer exactamente lo mismo que ofreces tú, sino algún tipo de servicio complementario del que os podáis beneficiar mutuamente. En muchos casos se comete este error y las consecuencias terminan por destruir uno de los dos proyectos asociados.
  • Equilibrio: Vigila que el acuerdo que prepares con la empresa sea equitativo para ambas partes, es decir, no permitas que casi todo el proceso de promoción y venta no dependa de ti, esto puede afectar a los intereses que persigues.
  • Calidad: Asegúrate de que el producto que vas a  promocionar y comercializar de la otra empresa como parte del acuerdo es completamente de calidad ya que una mala opinión de los usuarios hará que éstos asocien ese producto inevitablemente con tu empresa.

Comprende que los beneficios que te aportarían este tipo de relaciones empresariales pueden determinar la viabilidad de tu empresa en un futuro no muy lejano, pero recuerda que para efectuar este tipo de acuerdos es muy importante seguir estos consejos anteriormente citados. De lo contrario, una mala decisión podría llevar la empresa a la total ruina.

También puedes consultar sobre Fusiones y Adquisiciones empresariales


Artículo escrito por Javier Diaz

Soy un Joven emprendedor apasionado por la tecnología, la educación y los negocios. Blogger en Negocios y Emprendimiento, creador de Emprendices, Co-fundador de Net Masters y Docente de Emprendimiento.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.