Estructura de un mensaje publicitario personalizado efectivo

Tanto la asertividad como la efectividad son objetivos que se persiguen al momento de diseñar una pieza publicitaria. Dar en el blanco es difícil, pero también clave y lo digo por motivo de que esto es algo que se suele ignorar en ocasiones, lo que conduce a cometer el grave error de utilizar medios masivos para comunicar mensajes que se deben hacer en forma personalizada o viceversa, incurriendo en sobre costos y desviando el mensaje a personas que se sabe de antemano no lo aprovecharán.

Es debido a ello que hoy sugerimos a usted amable lector, lo que podría ser una plantilla o esquema, para diseñar un mensaje publicitario personalizado (carta, e-mail, llamada telefónica, etc), pues lo consideramos de mayor importancia por el hecho de que, los consumidores son hoy conscientes de su poder sobre las empresas y exigen de ellas un trato especial, estando en todo su derecho.

  • Nombre: Si el consumidor en primera instancia no sabe de quién se trata, puede desconfiar de la credibilidad y perder la atención en el mensaje. Aunque es posible también eso le genere una expectativa y el caso sea contrario; aunque generalmente ocurre lo primero.
  • Mensaje: Lo mejor es que, después del nombre, las primeras palabras hagan referencia a aquello que se le quiere decir, o sea, el mensaje como tal; pues la gente no gusta de los rodeos y desvía su atención si no se le capta desde el principio; por ello esa es la sugerencia, claramente sujeta a discusión.
  • Ventajas: Luego de referirle el mensaje, hágale saber por qué debe aprovechar la oferta o comprar su producto/servicio y el consumidor se irá convenciendo poco a poco.
  • Cierre de negociación: Si el mensaje es telefónico, en este momento se escucha lo que el cliente tiene por decir, si es posible se le ofrecen otras alternativas, invitándole a escoger la que más se ajuste a sus gustos y necesidades; y se cierra la negociación. En caso de que sea una carta o e-mail se dejan los datos de un asesor o la empresa; y es recomendable que posteriormente se realice una llamada para tener contacto directo con el mismo.

El objetivo claramente es lograr la venta y es vital la buena comunicación y poder de convencimiento por parte del emisor. Es de aclarar que existen distintos tipos de clientes, por lo que se debe ajustar esta estructura a lo que se planea.


Artículo escrito por David Barrera

@Davidtiago2 en Twitter David Barrera En Facebook Davidtiago24@gmail.com

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.