Frases que nos impiden progresar

Una vez registrado en la comunidad y agredeciendo ser incorporado a la mísma, me gustaría contribuir, como lo haré en lo sucesivo, de forma posibilitadora.

Tras ese agredecimiento en mi entrada a la comunidad, me gustaría llamar la atención a una serie de frases que nos “hipotecan” el ver las cosas de manera digamos, más proactiva, como se suele decir en los últimos años.

Estas frases que, como “mantras” se repiten en diversas ocasiones, nos dejan descargados de responsabilidad ante la acción del cambio. Sin más, voy a exponerlas:

  • “Pero, ¿sabes cuanto cuesta eso?”
  • “Eso que propones, lo hemos probado sin éxtio”.
  • “Yo soy así y no voy a cambiar”
  • “¡¿Qué me vas a enseñar tu ahora?!”
  • “No hay otra forma mejor de hacerlo”o “Esa es la única alteranativa”.
  • “No soy capaz de aprender”
  • “No tengo tiempo”.
  • Etc.

Existen infinidad de frases de este tipo, lapidarias, que nos inmovilizan y que, sin darnos cuenta, no nos permiten avanzar en un mundo que avanza y ¡NO NOS ESPERA!

Reflexionemos.

 

Joan Marín Martos


Artículo escrito por Joan Marín Martos

Aplicando la experiencia comercial y la formación en Coaching Transformacional -Diplomado por el Inst. Gestalt de Barcelona- en los procesos de acompañamiento al cambio, tanto personla como profesional. Experiencia basada en largos años en el ámbito comercial directo con el cliente en multinacionales del sector de turismo de gama alta y con mayor incidencia en vehículos industriales. Conocimientos y formación encaminadas a promover un alto desempeño tanto en las relaciones con los clientes como en las relativas a lograr sinergias efectivas en la propia organización.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

3 Comentarios en este artículo
  1. Javier Diaz Reply

    Hola Joan,

    Es un gusto que te hayas unido a ésta comunidad. Será muy valioso para todos contar con tu aportes.

    Muchas veces veces repetimos frases (como las indicadas en tu post) con las cuales enviamos señales negativas a nuestro cerebro y somos nosotros mismos quienes ponemos barreras mentales entre nosotros y nuestros objetivos… Luego nos preguntamos por qué las cosas no nos salen como queremos, pero no nos damos cuenta de que con las frases que decimos, nos estamos programando para el fracaso.

    Debemos sacar estas (y muchas otras frases) de nuestro vocabulario y cambiarlas por frases de actitud positiva y progreso que nos preparen mentalmente para el éxito.

    Gran aporte.

    Saludos!

  2. Joan Marín Martos Reply

    Siento especial inclinación por la parte lingüística de la persona. Si bien la corporal y la emocional son importantísimas, también, los diálogos internos, esas conversaciones del “hombre que siempre va conmigo”, en boca de Machado, nos llevan a diferentes lugares del ánimo.
    Según mi opinión seria interesante ver cómo nos tratamos a nosotros mismos: Fíjate, amigo Javier, que dices. “Deberiamos…” que, aunque inocente, expresa una obligación, un juicio. Eso que es natural, por otra parte, y yendo a una parte purista de lo lingüístico, nos lleva a una obligación.

    Me halaga tu comentario. Una cosa más ¡Cuidado con los “Debería…” o Deberiamos…” que nos llevan a la carga de la autoexigencia.
    Yo también caí en ella y me decidí pordecrime. “Me he dado cuenta de como me afectan -por ejemplo- los diálgos internos. A partir de ahora “quiero” ser más consicnete de como los mantengo en mi conversación.
    A mi personalmente me es más respestuoso hacia mi mismo, el darme permiso, el elegir una actitud, el querer que el deber.

    Un saludo.

    • Javier Diaz Reply

      Interesante, no lo había analizado desde ese punto de vista pero sin duda tienes mucha razón. Las palabras tienen mucho poder.

      Gracias por tus consejos.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.