Ganar dinero para salir de la crisis

Ganar dinero para salir de la crisis

La crisis económica que estamos sufriendo se manifiesta de forma inequívoca en Octubre del años 2008, cuando se produce el desplome de las principales bolsas del mundo. En España el índice bursátil IBEX-35 llegó a caer por debajo del 50% de su máximo histórico, alcanzado algunos meses antes, y a partir de ese momento se reconoció de manera oficial que habíamos entrado en una crisis económica, ya que hasta esa fecha algunas personas se resistían a utilizar el término “crisis” utilizando términos como “desaceleración económica”, “ralentización de la economía”, etc., con los que se trataba de no alarmar sobre la gravedad de la situación.

A estas alturas, cuando ya llevamos más de dos años del reconocimiento oficial de la situación de  crisis económica, es ya el momento de afrontar con realismo la situación y plantearnos la fórmula o receta para salir de la crisis, y en mi caso concreto no encuentro otra salida para esta crisis económica más que la de ganar dinero, y así lo digo a todo aquel que quiera escucharme o leer los post que con cierta regularidad vengo presentando en este blog, y por eso he titulado este post “Ganar dinero para salir de la crisis”.

Quizá si tú eres un emprendedor convencido y que ya tienes formación en temas financieros y económicos, te parecerá una simpleza lo que estoy escribiendo, pero antes de que abandones la lectura de este artículo déjame decirte que hay muchísimas personas que no han adquirido formación en estas materias y no se plantean como solución válida para salir de la crisis la de buscar nuevas formas de ganar dinero, y prefieren acomodarse a los subsidios que les ofrece el gobierno en lugar de plantearse la búsqueda de formas de ganar dinero.

Después de haber dedicado algún tiempo a tratar de entender las cuestiones sociales, he visto que esta actitud podría venir de una tradición cultural muy arraigada en España y extendida a  los países de habla hispana de considerar el dinero como algo malo, y así he podido  observarlo viendo la actitud que adoptan algunas personas cuando les he ofrecido la posibilidad de ganar dinero  con algún tipo de negocio,  e inmediatamente adoptan una actitud defensiva  sintiéndose ofendidos, y suelen contestar diciendo que no son personas materialistas, como si ganar dinero fuera algo malo.

¿De dónde proviene el rechazo a la solución de ganar dinero para salir de la crisis?

La cultura española que posteriormente se extendió por los países de habla hispana es de origen cristiana, y más concretamente católica, y quizá una interpretación  precipitada del pasaje de San Pablo a Timoteo en su primera carta pudiera tener algo que ver en esta cuestión, y para ello lo mejor es analizarlo textualmente: “Porque la raíz de todos los males es el afán de dinero, y algunos, por dejarse llevar de él, se extraviaron en la fe y se atormentaron con muchos sufrimientos.” (1ª Timoteo 6: 10).  Como explicaba Russell H. Cronwell sobre este pasaje, lo que verdaderamente condena y se convierte en todos los males de la sociedad es el afán desordenado de dinero, pero el dinero en sí no es malo ni bueno, depende del uso que las personas hagan de él, ya que el dinero y las relaciones sociales se encuentran íntimamente unidos y con el dinero se puede hacer el bien o el mal a la sociedad.

No es una teoría nueva ni es una teoría mía.

Si has tenido la paciencia de leerme hasta aquí, déjame agradecerte tu atención, y me gustaría que me permitieras exponerte que esta teoría  no es una teoría nueva, y ya había sido elaborada y expuesta  por Max Weber a principios del siglo XX al plantearse el estudio de la causa del desigual reparto de la riqueza entre la población. Su estudio parte de la ciudad en la que residía, en la que lleva a cabo una observación acerca de las creencias que profesan algunos sectores de la población y su situación económica. En aquellas fechas, la población de la ciudad de Baden, de donde parte el estudio de Weber, estaba formada por católicos (61,3 %), protestantes (37,0%) y judíos (1,5%), sin embargo la población judía en los centros de estudios superiores oscilaba entre el 9,5% y el 12%. Estas observaciones le llevaron a escribir su obra más conocida “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”  de la que se extraen las siguiente citas:

«El católico es más tranquilo; dotado de menor impulso adquisitivo, prefiere una vida bien asegurada aun a cambio de obtener menores ingresos, a una vida de continuo peligro y exaltación, por la eventual exaltación de honores y riquezas. “Comer bien o dormir tranquilo”, dice el refrán; pues bien, en tal caso, el protestante opta por comer bien, mientras que el católico prefiere dormir tranquilamente.»

«[…] los católicos participan también en menor proporción en las capas ilustradas del elemento trabajador de la moderna gran industria. Es un hecho conocido que la fábrica nutre las filas de sus trabajadores más preparados como elementos procedentes del pequeño taller, en el cual se forman profesionalmente, y del que se apartan una vez formados; pero esto se da en mucha mayor medida en el elemento protestante que en el católico, porque los católicos demuestran una inclinación mucho más fuerte a seguir en el oficio en el que suelen alcanzar el grado de maestros mientras que los protestantes se lanzan en un número mucho mayor a la fábrica, en la que escalan los puestos superiores del proletariado ilustrado y de la burocracia industrial.»

Algunos autores consideran que “La ética protestante y el espíritu del capitalismo” no debe verse como un estudio detallado del protestantismo, sino como una introducción a los posteriores trabajos de Max Weber, sobre todo a sus estudios de otras religiones, y también se le acusa de haber centrado el estudio del protestantismo exclusivamente en el calvinismo y de ahí surge la idea del enriquecimiento como señal de predestinación a la salvación eterna. No obstante, su lectura puede aportarnos hoy día un valioso elemento de reflexión para ver en las creencias personales las diferentes actitudes que están adoptando los diversos sectores de la población ante la actual crisis económica que vivimos.

Cambio de mentalidad

Tal como escribí en mi anterior post titulado Para salir de la crisis es necesario un cambio de mentalidaden estos momentos estamos viendo que otros países están ya saliendo de la crisis, y es porque tienen una mentalidad diferente con respecto al dinero, y por eso es necesario que ese cambio de mentalidad se propague a todos los sectores de la sociedad y  nos lleve a aceptar la importancia que tiene ganar dinero para salir de la crisis, sin esperar que vengan soluciones de otras instancias de la vida social. Hoy en día en Internet surgen muchas opciones para ganar dinero, ya que las nuevas tecnologías ofrecen un campo que todavía no está totalmente explorado, la reforma del sistema de pensiones que ahora se está llevando a cabo va a abrir grandes posibilidades para nuevos negocios y profesiones, pero es necesario que todos contribuyamos a que se produzca ese cambio de mentalidad en la sociedad española orientado a divulgar a otras personas que es necesario ganar dinero para salir de la crisis.


Artículo escrito por amatovelle

Después de finalizar mis estudios universitarios, he profundizado en el estudio de la cuestión social a través del conocimiento de la naturaleza humana y me satisface compartir conocimientos con personas que quieran mejorar sus vidas tanto en el aspecto financiero como en sus relaciones sociales.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.