Guerra en las finanzas empresariales, una inclinación suicida

Introducción:

La historia es una evidencia de que todo nuestro progreso se debe a nuestras decisiones y la filosofía en la que nosotros inclinamos nuestros pasos diarios, es por eso que podemos vivir la vida con las comodidades que esta nos ofrece, como el internet, alta tecnología, herramientas, y mas.

Pero todo esto es solo una parte que vemos del resultado, pasando a segundo plano toda la ola de acontecimientos que radica cada decisión y la postura que optamos para ese proyecto que quisimos sacara delante, o aquel que evitamos que nuestra competencia diera a luz.

El mundo es competitivo por naturaleza, pero vale la pena preguntar, ¿por qué por naturaleza? Y mas que eso, ¿Hasta que limites podemos llegar para hacer realidad nuestras metas?, simplemente hay quienes les hubiera gustado reflexionar estas preguntas antes de tener resultados irreparables.

Hablaremos sobre la orientación que tiene cada acción empresarial cuando la respaldamos de ideas militares y de mera competencia entre otros, y que hay cosas que no podemos darnos cuenta a primera vista, pero que en el futuro, pueden ser mucho mayores a los beneficios que hoy buscamos.

Finanzas Empresariales

 

Contenido:

En el mundo de los negocios, es común escuchar palabras como “lanzar una campaña”, “derribar a nuestras competencias” y “conquistar mercados y clientes”, y todas ellas son familiarizadas con términos militares, a simple vista esto es normal, pero no es algo que debería verse de manera natural, ya que su naturaleza genera mas resultados de los que uno se imagina

Los militares como sabemos, tienen una función vital en los gobiernos de cada país, y esta es contrarrestar todo aquello que marque peligro al orden y tranquilidad de las áreas a resguardar, y aunque este tipo de conflicto es por obvias razones inevitable, una de las consecuencias a sido con el tiempo el uso de algunos de sus principios en asuntos empresariales.

Una guerra no concluye con un ganador, ya que al finalizar una, siempre habrá mas en puerta, y para llegar a este punto, se tendrá que depende de absolutamente todo lo que nos rodee sin importar que hagamos para llegar a nuestro objetivo, el fin justifica los medios.

Han existido obras como el afamado libro “El arte de la guerra” de Sun Tzu, el cual es un libro de gran importancia para muchos generales, agentes del gobierno, y para muchas escuelas enfocadas a los negocios, libro en el cual aprendes sobre el engaño, alianzas, y atacar debilidades.

Para el empresario oportunista todo esto suena genial, ya que alcanza sus objetivos sin importar que, y a la vez no. Cuando se llega a los objetivos de la empresa haciendo de lado nuestro compromiso con la sociedad misma y el cuidado del planeta tierra, se desvirtúa todo aquello que logremos. Se entiende que se debe generar utilidad para todos los inversionistas, pero también debemos de considerar siempre lo que estamos ignorando q nuestro alrededor.

El ser humano es susceptible a los cambios, y en aspectos de guerra militar e incluso empresarial se puede cambiar su moral, apelando a nuestros instintos, como el miedo y algunos agresivos, e incluso cometer actos indebidos hasta el mismísimo asesinato de su competencia. Toda esta mezcla de actividades tocan lo mas profundo de nuestro ser y nos puede llegar a dejar turbados de por vida.

Es muy importante tener siempre en mente a la hora de hacer negocios que tenemos un papel importante en la humanidad y esto conlleva a parámetros que no podemos dejar pasar por alto, y en todo momento somos parte de una sociedad, a la cual no podemos asistir con una bandera de guerra en nuestros corazones si nuestro negocio es para la misma gente.

No podemos ocultar todo el daño que hemos hecho al medio ambiente o/y a la sociedad por los principios de guerra, y esto es algo que afecta a todos en general, incluso a los que no tienen vela en el entierro, y sufrimos de las consecuencias de los actos contra natura que nos crean malestares latentes.

En un verdadero negocio, a diferencia de las guerras, debemos quitarnos la idea de los conceptos ganador y perdedor, ya que en una empresa bien orientada todos ganan, desde el inversionista hasta el l cliente, empleado y sociedad, sin lastimar a nadie y mucho menos al planeta donde vivimos.

Habrá ocasiones en las que las consecuencias regresan a uno y en grandes cantidades, como lo fue en el año 2008 la caída de la bolsa.

Para comenzar a orientar nuestras estrategias de forma correcta debemos fortalecer nuestra relación con la naturaleza, y entender que de ninguna manera estamos en guerra con ella, no vivimos en un motín llamado tierra, y debemos devolver todo lo que tomemos de ella, con la ley de dar y recibir.

Es de tontos pensar que la tierra nos pertenece, y podamos usar a diestra y siniestra lo que esta nos ofrece, e incluso pensar que podemos dividírnosla en propiedades, dándonos títulos y la oportunidad de arrebatársela a nuestros contendientes.

Hoy uno de cada cuatro mamíferos está en peligro d extinción. El 90% de todos los grandes peces del mar han desaparecido. Y más de la mitad de todos los grandes ríos del mundo están envenenados porque arrojamos en ellos desechos industriales sin tratar (Kroupensky, 2014)

La organización mundial de la salud reporta que en la Ciudad de México más de un millón de personas sufren de enfermedades respiratorias crónicas y que cada año está matando a 6,400 de nosotros (salud, 2014)

Por ello es imprescindible cambiar esta conducta que ya se hizo un hábito e incluso una enfermedad. La tierra está viva y nosotros somos parte ella, así como ella de nosotros.

Tenemos la capacidad de cambiar todo nuestro futuro, y para ello se necesita trabajar de manera colectiva entre sociedad, empresarios e instituciones, estamos en una época en la que la tecnología nos ayuda de manera estratosférica a la conexión entre nosotros mismo y el poder tener mas opciones para ayudar.

Las cosas difíciles son las que mayor recompensa tienen en la vida, y en esta labor que tiene muchos intereses arraigados, será un gran ejemplo, pero no deja de ser posible, hay que pensar positivo y en lugar de ver las pautas, observa las oportunidades. No debemos satanizar al empresario ya que este cumple una labor importante, simplemente hay quienes desvían su camino por razones que se les va de las manos.

La economía actual en combinación con la gente de buena fe que nos rodea son capaces de convertir este presente en algo mucho mejor, existe una gama de energía positiva, y ganas de resolver problemas mundiales como desnutrición, salud, y educación, así como incorporar a las clases mas bajas a una mejor calidad de vida.

Hay personas que ejemplifican a nuevos empresarios con responsabilidad al futuro, como Peter Diamandis, fundador de la universidad “Singularity” encargadas de enseñar a usar tecnología de punta para resolver problemas de la humanidad, y quien por otro lado creo la fundación “The XPRISE” la cual otorga grandes premios a quienes presenten proyectos de innovación que beneficien en grande a la humanidad.

Hay un gran pronostico para el futuro, y este no se logra con principios de guerra ni nada parecido, al contrario, se encontrara viendo las cosas desde una perspectiva mas unida y humana, que busca hacer las pases de verdad con la madre naturaleza y pueda añadir ese valor a cada equipo de trabajo, así como a los clientes.

 

Conclusión:

Tenemos una gran era frente a nosotros, con grandes virtudes y herramientas que ni los mas grandes científicos de hace 500 años o mas soñaron, y contamos con muchas mas personas pensantes, que tienen nuevos puntos de vista, ideas, y filosofías constructivas que podemos usar al beneficio de la humanidad.

No debemos hacer a un lado las ideas por mas locas que parezcan, ya que en ellas se encuentran las que hacen verdaderos cambios a la sociedad, y cuando estos son bien intencionados para nuestra misma tierra, podemos cambiar todavía mas el destino frente a nosotros.

Demostremos que podemos compensar todo el daño que se a hecho a la naturaleza y a nuestra comunidad misma, dando un esfuerzo mayor para el bienestar colectivo, exiliando toda forma hostil de conflicto, y empeñando nuestra conciencia al bien común.

Todos tenemos derecho de vivir en esta tierra de la mejor forma posible, y en nuestras manos y las de nadie mas esta el poder hacer de esto una realidad, no podemos pensarlo mas, grandes cosas se avecinan para todos, unamos esfuerzos.

 

Bibliografía

salud, O. m. (15 de junio de 2014). Acerca de la organizacion mundial de la salud. Recuperado el 3 de noviembre de 2014, de Organizacion mundial de la salud: www.who.int/es

Kroupensky, M. (3 de 10 de 2014). Grow With Mac. Recuperado el 2104, de Sitio web de Mac Kroupensky: www.kroupensky.com


Artículo escrito por Marcos Garcia Martinez

Lic. en comunicación Dueño de Avalon Store Actualmente estudia la maestría en administración con terminacion en dirección de negocios.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.