Herramientas que aportan valor a la comunicación corporativa

Se entiende como comunicación corporativa aquella comunicación que transmite en si misma unos valores y principios marcados por la identidad de la propia empresa, con el fin de trasladar al público dicha idea e imagen sobre su esencia.

Es decir, formar la integridad del discurso conceptual en base a las manifestaciones y actuaciones derivadas de la estrategia de comunicación del branding corporativo.
 

Identidad corporativa vs imagen corporativa

comunicación corporativa

Dentro de dicha estrategia empresarial, encontramos una diferenciación entre la imagen de la empresa y la identidad visual de la misma:

  • Identidad corporativa: hace referencia a los valores, la responsabilidad social y la ética que define la identidad conceptual de la empresa, por un lado, y la identidad visual por otro. Las empresas acostumbran a contar con un manual normativo, donde se recogen los patrones que determinan el aspecto de cada uno de los términos corporativos.
  • Imagen corporativa: la imagen que el público percibe y asocia a la empresa. Es decir, en referencia al branding corporativo, diremos que son aquellos elementos que asociamos inconscientemente a la personalidad y comportamiento de la empresa. Quién son, qué hacen y cómo lo hacen.

De modo que la comunicación corporativa encuentra su fundamento en base a la identidad corporativa y la imagen que la empresa desea que sea asociada a su marca.

El branding corporativo y la comunicación

Uno de estos elementos imprescindibles en la comunicación de la identidad e imagen de una marca empresarial, es el branding corporativo. Estas estrategias de comunicación tienen el objetivo de captar al consumidor a partir de la asociación de unos valores determinados sobre la empresa.

Las herramientas de branding corporativo contribuyen a la creación del concepto que genera la empresa en base a la atribución de una forma de actuación propia. Es por este motivo que estas estrategias de comunicación deben estar presentes en cada una de las etapas de creación de la marca. Desde la elección de nombre (naming) hasta su posterior diseño, entorno, comportamiento y posicionamiento.

Lobbying y comunicación financiera

A diferencia del branding corporativo, las estrategias de comunicación formadas por el Lobbying y la comunicación financiera desprenden un tono más directo y persuasivo. Es decir, se encuentran relacionadas con términos favorecedores ligados al poder y los intereses comerciales.

El lobby transmite una información directamente a los principales actores sobre la representatividad o el status asociado a la marca u organización. Mientras que la comunicación financiera influye directamente sobre los acontecimientos económicos y sociales que rodean la marca.

Sea como sea, la finalidad de estas estrategias de comunicación ligadas al branding corporativo sobre la imagen y la comunicación, no es otra que fijar un plan y unos objetivos que aumenten la diferenciación y la eficiencia asociada a la marca. Y el valor de la empresa.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.