Huella Digital 2210

La empresa de soluciones tecnológica, 256ideas esta llevando adelante este proyecto que marca un antecedente para Argentina en el resguardo de información digital.

El objetivo de “Huella Digital 2210” es guardar todo el material subido a la página web de la Cápsula de Tiempo que en el año 2010 creó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para dejar un registro de la visión de nuestra sociedad en ese momento determinado. La Cápsula de Tiempo se enmarcó en el Bicentenario de nuestra Patria y finaliza en el Cuatricentenario, dentro de 200 años, cuando la Cápsula física que contendrá toda la información sea abierta para descubrir su contenido.

Para Gabriel Lajmanovich, director de 256ideas “Nuestro desafío en este proyecto es marcar un huella digital. Más allá del contenido, nuestra misión es poder dar un soporte físico a elementos que hoy son concretos en la web pero fuera de ella resultan intangibles, y que este soporte dure al menos 200 años para que las generaciones futuras puedan acceder a estos mensajes, que desafían al tiempo y las tecnologías.”

El proyecto “Huella Digital 2210” comienza en 2012 y la tarea de la empresa 256ideas consta básicamente de:

Obtener el material del data center donde está alojado el sitio web de la Cápsula de Tiempo. Este primer paso requiere de mucho tiempo y paciencia por el volumen de información que se maneja a este nivel.

Observar el material (fotografías, textos, audios y videos) a partir de la creación e implementación de un programa que clasifique los archivos para facilitar el análisis y ver qué formatos de archivos fueron utilizados para analizar en detalle los aspectos técnicos de la información.

Pensar de qué manera favorecer el trabajo de quienes verán esta información dentro de 200 años redactando instrucciones y compilando datos técnicos

Guardar toda la información en algún soporte físico que perdure al menos 200 años con indicaciones técnicas por fuera del material digital sobre cómo acceder a estos resguardos. Para ello habrá un elemento que no precise de mayor tecnología para su decodificación que el entendimiento del castellano, lenguaje en que se dan indicaciones para acceder a este soporte físico.

Entregar toda esta información al GCBA para que pueda guardarse en la Capsula de Tiempo construida en titanio y almacenada en algún lugar a designarse.

“Debemos dar todas las especificaciones técnicas de cada formato tomando en cuenta que, así como en treinta años pasamos de utilizar diskettes a pendrives, quedando los primeros inútiles actualmente, es posible que los formatos con que hoy se resguarde el material sean obsoletos e inexistentes en el futuro y precisen de una guía para poder acceder a los archivos” explica Lajmanovich.

Una contribución al traspaso del legado de una generación a sus varias posteriores. ¡¡¡Una huella digital!!!

Más información, videos y reflexiones en www.huelladigital2210.com.ar


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.