ICOs para financiar proyectos alternativos

El Internet ha permitido, entre tantas otras cosas, que las personas puedan convertir en una fuente de ingreso iniciativas o proyectos que en el pasado nunca habrían sido consideradas como una posible fuente de empleo.

De igual forma, el internet ha permitido que surjan nuevos métodos de financiamiento, que en muchos casos han facilitado el proceso de recaudar fondos para un proyecto, eliminando la necesidad de recurrir a créditos bancarios.

Se trata de las campañas de financiación colectiva, más conocidas como crowdfunding, las cuales consisten en que una persona o grupo muestre su proyecto, por lo general en una plataforma bien establecida, y las personas decidan dar su aporte económico.

Otro de los fenómenos surgidos en años recientes gracias al internet y a los descubrimientos en el desarrollo de software, y que antes probablemente no habría sido considerado posible, es el de la criptomonedas.

Pero además de estos, ha surgido una especie de simbiosis entre la criptoeconomía y la financiación colectiva, que ha dado paso a otra forma de financiación colectiva, unas campañas llamdas ICO.

Las siglas de ICO significan Initial Coin Offering, traducido como Oferta Inicial de Moneda. Esto puede ser definido como una forma de crowdfunding en la cual se distribuyen tokens a las personas que han aportado dinero al proyecto.

ICOs para financiar proyectos alternativos

¿Quiénes hacen uso de las ICOs?

Los beneficios de las ICOs, o las razones por las cuales algunas de estas campañas han conseguido recaudar tantos millones no siempre resultan demasiado evidentes, pues, entre otras cosas, depende de los objetivos de las personas.

Esencialmente se pueden mencionar dos grupos que se interesan activamente por las ICOs o se benefician de estas:

  • Emprendedores o desarrolladores que buscan financiar un proyecto mediante una oferta inicial.
  • Personas o inversores quienes dan dinero a una o más ICOs, con el fin de ayudar, o de una posible ganancia.

El primer grupo es el de la persona, equipo o  empresa con un proyecto, y probablemente un prototipo de este, y que acuden a una campaña de ICO para obtener el dinero necesario para el desarrollo de su proyecto.

Por otra parte, el segundo es un grupo más variado, pues las razones por las cuales una persona decide invertir o aportar su dinero a una oferta inicial pueden ser variadas, incluso dependiendo del proyecto.

En este sentido, cuando una persona invierte con la esperanza de que los tokens obtenidos se hagan valioso, y por lo tanto pueda multiplicar su inversión, buscarán proyectos innovadores, generalmente aquellos que utilizan Blockchain, y con posibilidades, de atraer a muchos usuarios.

¿Pero qué hay de los proyectos más “alternativos”, más centrados en la creación de algo que no necesariamente genere millones? Se trata del posible uso de las ICOs para financiar proyectos relacionados a la generación de contenidos.

Por lo general los proyectos de este tipo se pueden relacionar fácilmente con el arte. Por ejemplo, tener una idea para una película, un libro o un videojuego, pero no contar con el dinero para llevar a cabo esto.

¿Crowdfunding tradicional o ICO?

Cuando se trata de estos proyectos, los cuales, entre otras cosas no necesitan de Blockchain, probablemente se piense primero en una campaña de Kickstarter, o en una de Patreon.

Pero también se podría pensar en Blockchain y en los tokens como una herramienta más, que pueda ayudar a incentivar a posibles inversores a dar su dinero para hacer realidad este proyecto.

En este sentido, en  una campaña de Patreon se incentivaría a los “patrons” ofreciendo mayores beneficios únicos mientras más dinero aporte. Como por ejemplo un video explicando cómo se hizo algo.

De esta forman o resulta tan complicado ver como se podría integrar una economía basada en tokens que ayude a incentivar a personas entusiasmadas en un proyecto a adquirir los tokens, incluso si son exclusivamente de utilidad.

Un ejemplo del éxito de este tipo de economía, incluso si no se trata de una criptomoneda ni de una ICO es la de los Riot Points utilizados en el famoso videojuego League of Legends (LoL), que permiten a los usuarios comprar apariencias para los personajes, que no afectan el resultado del juego y que han generado mucho dinero.

Este ejemplo indica que el éxito de un producto tendrá más que ver con el interés que tengan las personas por algo. Es decir, que si el proyecto financiado, incluso si no hace uso de Blockchain genera mucho interés, será posible crear una economía de tokens en base a este.

Edith GómezAcerca del Autor:

Este articulo fue escrito por Edith Gómez, editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.