Inicia tu propio negocio de joyería de diamantes desde casa

A veces nos gusta tanto la joyería que lo queremos practicar en casa. Poco a poco ya tenemos algunas herramientas y equipos básicos. Y usted como otros debe haber comenzado sus pequeñas creaciones con plata. Uno de los problemas más comunes a la hora de soldar piezas de plata son aquellas manchas grises que quedan alrededor de la zona de soldar. Logre con unas cuantas instrucciones quitar las manchas del fuego en la plata.

El método del Flux: Un pasta antimanchas conocida como flux no puede ayudar sobre todo cuando se trabaja en piezas medianas o grandes. El método consiste en aplicar Flux en toda la pieza a soldar a una distancia de entre 5 a 10 mm alrededor del punto a soldar. La idea es que el resto de la zona pierda contacto con el oxígeno para evitar la oxidación, causante de las manchas sobre todo por la presencia de cobre en la plata. Por supuesto que también aplicará el Flux normal en el punto de la soldadura, evitando a toda costa que se unan las dos zonas de flux de lo contrario la soldadura se extenderá a donde no deseamos.

El color de un diamante puede ser amarillo, marrón, blanco o de otros colores. Pero la gran mayoría son de un color más bien claro o amarillo ya que los colores intensos son extramadamente raros.Cuanto más claro es el diamante más elevado suele ser su precio. Sin embargo, si el diariamente contiene raras t0nalidades de color puede tener más valor. El color de la piel de la persona que lleva el anillo con diamantes también puede alterar la sensación del color del diamante. Una sortija con diamante sobre una piel oscura puede hacer parecer la piedra más clara. A la hora de comprar un diamantes de color blanco deberá observarse sobre un fondo blanco. El motivo es que un fondo negro pueden hacer parecer los anillos de diamantes amarillos como blancos.

El método del pulido: Ante cualquier mancha el pulido también es un buen recurso, siempre y cuando que el grosor de la pieza se lo permita ya que deberá pulir más de lo normal. Puede ayudarse inicialmente por un limatón para botar la mayor parte de las manchas. Luego proceda a pulir como para darle el acabado a las piezas. La recomendación es que lo haga al final de todo trabajo de soldadura y así podrá mantener la pieza de plata limpia de manchas.

Determina la perfección de la pieza. Cuantas menos imperfecciones tenga mayor será su valor. Hay que tener en cuenta que las piedras preciosas puras son muy poco frecuentes. Normalmente presentan alteraciones en sus cristales o tienen cuerpos extraños en su interior. Estas alteraciones o cuerpos se denominan en joyería “inclusiones”, normalmente visibles al microscopio. Las inclusiones pueden corresponder a otros minerales o al mismo mineral que lo contiene. Las inclusiones también pueden ser orgánicas como restos de plantas o insectos.

Si se observan imperfecciones a simple vista (sin utilizar lupa ni microscopio) se debe reconsiderar su adquisición. El engarce o la montura también debe elegirse de forma que disimule las posibles imperfecciones del diamante. No es posible determinar el grado de pureza de un diamante puro si está montado ya que la propia montura puede disimular imperfecciones en el mismo.

El color de un diamante se mide con un rango alfabético desde la letra D hasta la Z. Cuanto más cercano a la D más claro es el diamante y cuanto más próximo a la letra Z más amarillento. Un ojo humano entrenado puede distinguir un cambio de la tonalidad del color blanco a partir de la letra H.

Al iniciarse en el arte de la joyería usted puede encontrarse con pequeños problemas como las típicas manchas del fuego en la plata. Solo siga los consejos brindados y se librará de ellas sin acortar su creatividad en la joyería.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.