Intraemprendimiento y emprendimiento: dos facetas, un mismo espíritu

Hay una propensión creciente a diferenciar, y probablemente separar, los conceptos de Intraemprendimiento y Emprendimiento. Pero esto es un error. Ambos se ajustan a la mentalidad emprendedora que crea, consolida y desarrolla ideas, innovaciones y proyectos que transforman el mundo.

Toda persona debe ser un Emprendedor en el trabajo que desarrolla. Alguien propositivo que maneje sus intereses para maximizar los beneficios de su capacidad de producción puesta al servicio de terceros.

La mayoría tiene entendido que Emprendedor es quién identifica una oportunidad en el mercado. Concibe una idea alrededor de ella y forma un negocio para aprovecharla. Esta definición se torna válida desde el momento que el concepto de Negocio se incorpora a ella. Pero es una afirmación equivocada cuando se la asocia de manera exclusiva a la creación de un “ente”, una “estructura”.

Intraemprendimiento y emprendimiento

Emprender es un verbo y como tal califica una forma de pensar y actuar.

Hay emprendedores que no gestionan una estructura. Más bien desarrollan alguna tarea que no se caracteriza por la existencia de algo físico. O, como en el caso de los intraemprendedores, se efectúa en una estructura ajena y previamente establecida

Veamos:

El término Intraemprendimiento (intrapreneurship, en inglés), no es nuevo. Fue propuesto en 1985 por Gifford Pinchot, un Emprendedor estadounidense que trabajaba con las empresas de Fortune 100. El término fue acuñado para referirse a la posibilidad de emprender dentro de un negocio ya existente con el objeto de mejorar su competitividad.

Fue concebido como un estilo de gestión empresarial. Enfocado en la innovación y orientado a conseguir que cada miembro de la organización actúe como un Emprendedor. Para descubrir, evaluar y aprovechar nuevas oportunidades de negocio. Esas iniciativas no solo pueden generar nuevos productos y servicios, también una reformulación del modelo de negocios.

La lógica es que un intraemprendedor trabaja en una gran empresa pero actúa como el líder de una “startup”. Por lo general administra un equipo pequeño y/o tiene potestad completa sobre un producto o iniciativa que está separada del negocio «central» de la Organización.

Un emprendedor forma su Negocio y dirige su propia empresa, tiene total libertad y responsabilidad, para bien o para mal. En cambio un intraemprendedor es responsable de innovar dentro de una organización existente (generalmente una grande). Si bien el intraemprendimiento es menos riesgoso, también tiene menos autonomía. Y la recompensa de un producto o idea exitosa también suele ser menor.

Los beneficios del intraemprendimiento:

Los intraemprendedores obtienen gran parte de las recompensas vinculadas a los emprendedores: visibilidad, dinero, poder, oportunidades de aprendizaje, conexiones. Y quizás lo más importante, la oportunidad de crear algo nuevo sin mucho riesgo (quiebra, fracaso mayor, etc.)

Un intraemprendedor exitoso es muy valioso para su empleador. Lo que significa que recibe altos salarios, beneficios, ventajas, y apalancamiento.

Estas son algunas preguntas que posiblemente puede hacerse quién desea explorar la posibilidad de un “intraemprendimiento”:

¿Prefiero tener los recursos y el apoyo de una gran empresa o la libertad de administrar la mía?

¿Qué tan importante es la seguridad laboral para mí?

¿Qué tan tolerante soy con el riesgo?

¿Las responsabilidades de administrar mi propio negocio me asustan o emocionan?

¿Puedo navegar por una cultura existente o preferiría crear la mía propia?

Hay ejemplos muy interesantes de intraemprendimientos en el mundo de los negocios:

  1. Google

La herramienta de correo electrónico de Google, Gmail, se desarrolló como resultado del intraemprendimiento. Paul Buchheit, el creador de Gmail, trabajó de forma independiente para crear la primera versión de la herramienta.

  1. Apple

La computadora Macintosh de Apple, también conocida como Mac se creó a través del intraemprendimiento. Steve Jobs organizó un grupo de intraemprendedores para trabajar de forma independiente para desarrollarla.

  1. Facebook

Facebook organizó hackatones (encuentros de programadores), que permitieron a los empleados trabajar en proyectos que les apasionaban. Como resultado de estos se desarrolló un prototipo para el botón «Me gusta».

El intraemprendimiento responde plenamente al espíritu emprendedor. Se incorpora con mérito propio en ésa consigna de evolución que establece:

El requisito de bienestar de una sociedad no es que todas las personas formen un negocio independiente y desde allí se inicie la carrera por formar la gran empresa. Lo importante es contar con gente que posea ésa actitud emprendedora que de manera tan fehaciente diferencia al líder del rebaño.

DATOS DEL AUTOR.-

Carlos Eduardo Nava Condarco, natural de Bolivia, reside en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, es Administrador de Empresas y Empresario. Actualmente se desempeña como Gerente de su Empresa, Consultor de Estrategia de Negocios y Desarrollo Personal, escritor y Coach de Emprendedores.

Autor del libro: “Emprender es una forma de Vida. Desarrollo de la Conciencia Emprendedora”

WEB: www.elstrategos.com

Mail: carlosnava@elstrategos.com

Facebook: Carlos Nava Condarco – El Strategos

Twitter: @NavaCondarco


66Shares

Artículo escrito por Carlos Nava Condarco

Asesor y Escritor en Estrategia de Negocios, Apoyo a Emprendedores y Desarrollo Personal. www.elstrategos.com

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.