La banca española pagará los platos rotos


Foto: Autoridad Bancaria Europea

Al final, la banca española pagará los platos rotos, o al menos una parte de ellos. Esta apreciación es la que se puede desprender tras la última cumbre europea de los 17 países que componen la zona euro se consiguieron importantes acuerdos para reforzar las políticas económicas anticrisis. Unos acuerdos, por otro lado, muy necesarios para dar una imagen de unidad ante unos mercados financieros cada vez más tensos.

Uno de los puntos clave y más polémicos fue la recapitalización del sector bancario y la asignación de las cantidades a cada entidad financiera. De los 106.447 millones de euros que la Autoridad Bancaria Europea ha calculado aproximadamente ya el 52% se reparte entre entidades financieras españolas con 26.161 millones de euros y griegas con unas necesidades de capital de 30.000 millones de euros. Lo que no deja a la banca española en un muy buen lugar.


Foto: Las nuevas exigencias de capital perjudican a la banca española

Las entidades financieras españolas afectadas por esta recapitalización forzosa son Santander, BBVA, Bankia, CaixaBank y el Banco Popular.  Antes de final de año tendrán que comunicar al Banco de España sus planes para conseguir cumplir con los objetivos de capital marcados de aquí a medidados del año que viene, que es la fecha límite para su cumplimiento. Como mínimo, parece ser que si que se tendrán en cuenta como capital de calidad las obligaciones convertibles en acciones para el cómputo final, aunque no contabilizaran en su día cuando se hizó el cálculo del capital necesario. Este cambio podría rebajar en unos 9.000 millones de euros la factura final.

Las cúpulas directivas de las entidades financieras afectadas se han mostrado confiadas en cumplir con las obligaciones que se les han impuesto sin tener que recurrir a los mercados o al dinero público. La generación de beneficios, una mejor gestión de sus recursos y otras medidas de gestión de balance, realización de plusvalías latentes y ventas de activos no rentables serán su gran caballo de batalla para cumplir con las exigencias europeas de solvencia.


Foto: Crédito más restringido a partir de ahora

Pero la cuestión está en porqué se han impuesto estas cuotas al sector financiero español, y sin embargo, las entidades francesas y alemanas que son las más expuestas a la deuda griega se han librado con unas cantidades mucho más bajas, aún estando afectadas por una quita del 50% sobre su deuda. Personalmente, no lo entiendo: O las entidades francesas y alemanas gozan de una muy buena salud y no les afecta la quita griega, o el problema inmobiliario español es más grave de lo que aparenta, aqui hay algo que no nos cuentan. Y si ya es escaso el crédito en España ahora con estas nuevas exigencias lo será más todavía ahogando más a la economía española…

PD: Si te ha gustado la entrada puedes dejar un comentario o compartirla en Twitter, Facebook o Google +. Muchas gracias!!


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.