La cultura exitosa en las finanzas

Introducción:

La búsqueda de la formula perfecta en las finanzas es como el santo grial de los empresarios, y es algo que esta mas cerca de lo que imaginamos y nace de una parte vital de todos los seres humanos, nuestra cultura.

La combinación de ideologías entre personas de diferentes lugares puede dar como resultado confusiones y complicaciones a la hora de realizar un negocio, y no entender el contexto en el que se llevan las cosas puede incluso crear serios problemas

Cuando entendemos que la mayor parte de nuestros problemas económicos nacen por la forma cómo vemos el dinero y como lo utilizamos podemos descubrir métodos efectivos para modificar nuestra suerte y mejorar nuestra calidad económica.

En este ensayo podremos ubicar algunas razones por las que vale la pena entender la cultura empresarial y la personal para obtener mejores resultados.

cultura financiera

 

Contenido:

“Nosotros no vemos las cosas como son, nosotros vemos las cosas como nosotros somos” es la frase de Talmud Bavli escrita hace mas de 2000 años y la podemos retomar en el mundo de los negocios y las finanzas empresariales, al estar en búsqueda de los factores determinantes de éxito en una organización.

Si rebuscamos el concepto general de cultura, es algo que se crea a partir de las creencias, reglas, técnicas, instituciones e instrumentos que caracterizan a los grupos sociales, y se toma como punto de partida a las identidades que obtenemos dentro de un salón, hasta lo que nos identifica de un país en comparación con otro.

La cultura ocupa un lugar muy importante al momento de tomar decisiones internas y establecer negociaciones con otros, estos pueden ser el publico consumidor, las alianzas estratégicas, proveedores, y otros países donde nosotros pensamos exportar nuestros productos.

Mientras mas conoces por opinión de otras personas, o en el mejor de los casos lo experimentas por cuenta propia, te puedes dar cuenta que el trato con personas de diferentes creencias o nacionalidad pueden considerar algo que tu tienes en un concepto como algo totalmente contrario, un ejemplo se dan en países donde consideran animales como el saltamontes una mascota, cuando en otros es limitado a ser una plaga.

En el mundo de las finanzas esto juega papeles muy remarcados, ya que al combinar la palabra cultura con la habilidad de llevar los números de una empresa, se pueden presentar una gama de opciones que se tomaran o dejaran pasar a partir de las perspectiva que tengan los encargados, y esto dará como resultado el progreso o el declive de una organización a partir de llevar el control administrativo de lo que ganamos en nuestros movimiento y aquello que gastamos en todo momento que dará como resultado la calidad de vida a corto y largo plazo.

Para esto hay varios puntos que podemos utilizar para llenarnos de esta cultura, como analizar la economía personal o familiar para entender nuestro punto de partida, entendiendo todo aquello que poseemos en este momento, que tenemos a nuestra disposición, incluso descubrir quienes somos exactamente en rasgos económicos, así como entender a nuestra familia desde otro ángulo mas realista en el mundo actual en el que vivimos donde el diario vivir depende de cómo estemos posicionados en su mayoría de veces.

Hacer una lista de ingresos y gastos mensuales puede ser una buena opción para hacer una radiografía de lo que estamos cultivando para el futuro, en la mayoría de ocasiones nos endeudamos por causa de visión completa de nuestros números, incluso en casos opuestos, contamos con el suficiente capital para hacer inversiones y no nos tomamos el tiempo para analizar las oportunidades que se nos presentan ante nosotros.

Una vez que tenemos entendimiento de nuestras entradas y salidas de dinero podemos considerarlo en nuestros hábitos de compra para así tener conciencia de lo que hacemos y considerar las repercusiones que nuestras decisiones financieras tendrían el día de mañana.

Debemos entender que no todos los gastos son malos, y habrá siempre ocasiones en las que no será una opción, sin embargo tenemos que estimular frecuentemente la forma en la que nosotros vemos cada gasto y clasificarlos:

  • Urgentes: Son aquellos que a simple vista podemos ver la necesidad por solventarlos y cubrirlos, estos pueden ser por cuestiones de salud, algo que nos dará beneficios a la larga de forma garantizada o que simplemente no podemos dejar pasar por razones sustentadas.
  • Básicos: Una persona independiente promedio tiene muchos gastos que aunque no queramos, los tenemos que realizar, como nuestra alimentación diaria, nuestros gastos en transporte, mantenimiento de nuestra casa como pueden ser desde accesorios para mantenerla bien hasta la renta de la misma, y aspectos de nuestro cuidado personal básicos. Este tipo de gastos tienen la ventaja de ser planificados y de muchas formas ver la manera de minimizarlos, ya que podemos hacer una estadística personal de nuestros hábitos para decidir que comprar, donde y como hacerlo, y entran en juego muchas ideas ingeniosas, como el comprar las cosas en grandes cantidades al estar seguros de su uso y de este modo conseguir un ahorro que a la larga podría ser un apoyo que no teníamos del todo previsto.
  • Gusto: Es de humanos tener gustos, en la ropa que nos llama la atención, en ver una película que esperábamos, probar un postre que siempre hemos querido, y miles de cosas que pueden despertar el sentimiento de querer vivir una experiencia, somos consumidores por naturaleza y no podemos evitarlo al 100%, sin embargo una vez que tenemos la lista de ingresos y gastos como se mencionaba anteriormente, podemos mentalizarnos mas a las cosas que se nos puede permitir hacer y cuales no, para que sigamos disfrutando de las cosas que nos gustan pero moderadamente, recuerden, nada es bueno en exceso, pero si es justo un incentivo o recompensa después de nuestro arduo trabajo, y nada mejor que aquel gusto que siempre hemos tenido.
  • Innecesarios: este tipo de gastos pareciera algo similar a los hechos por gusto, si no fuera por la diferencia que estos no te generan esa experiencia extra, y solamente se realizan teniendo mas opciones para los mismos resultados; un ejemplo muy claro puede ser comer fuera de tu casa cuando se te presenta la opción, tienes tiempo para preparar tus alimentos y simplemente no lo haces, gastas casi el doble y el resultado es el mismo, y si combinas eso con un gusto que tengas con costos elevados…olvídate, vamos de mal en peor.

Cuando no se tienen inversiones de por medio, se deben asegurar que se gasta menos de lo que ganamos, y es algo de mera lógica, de lo contrario tendríamos muchos problemas en poco tiempo y complicaría nuestra calidad de vida, y hablo por todos cuando nadie quiere pasarla mal en el futuro siempre mas competitivo al que nos confrontamos.

También es vital y de gran ayuda darnos el habito de ahorrar, y con esto ver lo fácil que es una vez que lo tenemos con una rutina a la que no podemos faltar, y debemos hacernos de la idea completa que los únicos beneficiados en verdad seremos nosotros mismos, y que en el futuro nos agradeceremos haber tomado esa decisión, uno nunca sabe en que momento se presente un siniestro y debamos romper el cochinito para cubrir gastos URGENTES, y sin salir mas afectado en el intento, sin endeudarnos y poder seguir con nuestras vida normales.

Lo bello de esta cultura es que puede ser contagiada y compartida a tus cercanos, que pueden estar pasando malos momentos, pero gracias a tu buena vibra y optimismo puedes hacerlos cambiar para bien, es algo que podemos crear a partir de cero y que se hara una red de apoyo social y colectivo, sobre todo tus familiares y amigos que hacen nuestro diario vivir podrían salir muy beneficiados de tu iniciativa.

La ventaja de considerar hasta el mínimo gasto da resultados fantásticos como los siguientes:

  • Llevar un control de lo que ganas y gastas: al tener siempre esto presente, tendremos las de ganar, y aunque sea de poco en poco, tendremos muchos beneficios y facilidades el día que menos te lo esperes o mas lo necesites.
  • Decisiones exactas en las finanzas: el conocimiento es poder, y en este caso es de gran ayuda la experiencia financiera para identificar rápidamente en que aplicamos nuestros recursos, visualizar de que manera nos beneficia cada decisión y hacer las modificaciones pertinentes para que todo lleve un control.
  • Conocer opciones para usar el dinero correctamente: Cuando abres el panorama de la inversión, y no solo vemos las cosas con el alcance de la vista, podemos descubrir una gama de ideas y opciones para poder sacar mas beneficios, como nuevos proyectos, cambios en nuestros hábitos, incluso cambio de actitud, y modificaciones en el aspecto laboral para alcanzar nuestras metas mas rápido y de la forma mas productiva posible.
  • Mantener un estilo de vida sano y a largo plazo: El dinero es un recurso necesario para cubrir nuestras necesidades, y cuando se administra de forma correcta podemos cubrir en primer lugar todo aquello que nos beneficie en salud, tiempo, y estabilidad mental para llevar nuestro diario vivir de manera correcta, y por mucho tiempo.

 

Conclusión:

Hay que ser tener una vista universal y abrirnos a las formas de ver los negocios en diferentes países, así como asimilar que no estamos solos en este mundo y que incluso la cultura interna a nuestras organizaciones puede ser diferente entre cada persona.

Debemos visualizar como queremos tener nuestro futuro y encaminarlo a lo que en verdad nos motiva, abrazar esa promesa interna y hacerla realidad paso a paso, no dejarlo a medias y mucho menos hacer como si se creara sola, tenemos la capacidad de crecer como empresarios y seres humanos, el mundo es frondoso en oportunidades, y este exige nuest


Artículo escrito por Marcos Garcia Martinez

Lic. en comunicación Dueño de Avalon Store Actualmente estudia la maestría en administración con terminacion en dirección de negocios.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.