La Economía pasó el “Punto de no Retorno”

¿Has escuchado últimamente alguna discusión sobre éste tema? Varios economistas, sobre todo de la Escuela de Economía Austriaca, han estado exponiendo éste punto en los últimos meses. A pesar de no ser un experto en economía, trato de leer bastante sobre el tema, para poder prepararme para tomar las mejores decisiones financieras ante el panorama que se avecina.

Robert Kiyosaki, en su libro “La Conspiración de los Ricos”, ya había mencionado esto del “Punto de no Retorno”. Ahora, en una actualización en inglés, del sitio electrónico del libro, confiesa Kiyosaki que él estaba especulando, o como diríamos en mi país, “tanteando”, cuando afirmó esto en el mencionado libro. Dice Kiyosaki que recientemente acudió a un seminario del Ludwig Von Mises Institute, en el cual ellos dieron unos datos que confirmaron su sospecha.

El Mises Institute marca el “Punto de no Retorno” en base a 2 factores:

  1. Si deuda soberana de un país supera el 73% del Producto Interno Bruto (PIB). En éste momento, la deuda de Estados Unidos es superior al 96% de su PIB
  2. Si deuda soberana de un país supera el 230% del total de exportaciones. La deuda pública de Estados Unidos supera hoy el 748% del total de exportaciones

Podríamos concluir que, en efecto, la economía ha pasado el “Punto de no Retorno”.

Este, como muchos otros temas, puede resultar un punto controversial, principalmente por motivos ideológicos:

  • En primer lugar, porque la Escuela de Economía Austriaca defiende el libre mercado, la libertad individual y la reducción del estado como puntos primarios para poder alcanzar un auténtico estado de derecho, en el cual cada persona pueda alcanzar sus propios fines, sin violentar derechos de otras personas. Hoy en día, que el modelo socialista y estatista está siendo implantado en muchos países (y lo que es peor, en la mente de muchas personas), cualquier cosa que venga de la Economía Austriaca genera recelo y rechazo
  • En segundo lugar, muchos podrían decir que éstos parámetros se basan en hechos pasados, y que la economía ha cambiado, y que no es hoy lo que fue hace 50 años

El punto de no retornoCon respecto al primer punto, tengo que decir que soy un fiel creyente en la libertad como medio para que cada uno alcancemos nuestros fines, en un ambiente en el que se respeten nuestro fundamentales derechos a la vida, a la libertad, a la propiedad, y como dice la Constitución de EEUU, a la búsqueda de la felicidad. Esto obviamente implica que cada uno debe ser responsable de sus acciones, y que no podemos violentar iguales derechos de nuestros semejantes.

Con respecto al segundo punto, yo digo que esa es la mentira que utilizan muchas personas para confundir a la gente, y que en lo simple está la verdad. Lo simple es que lo que no funciona para un individuo, no tiene por qué funcionar para una organización, o para una empresa, o para un país. Te lo explico: si estás endeudado “hasta el copete”, y sales corriendo a sacar una nueva tarjeta de crédito para cubrir tu déficit, estás cavando más profundamente el agujero donde te has de quedar enterrado. Lo mismo aplica para un país, al emitir más deuda, o más papel moneda, que para el caso es lo mismo, el problema no lo están resolviendo, siguen “dándole largas al asunto”, y ésta situación tarde o temprano va a explotar.

El punto es que tenemos que prepararnos para la situación que se avecina. En la historia de la humanidad se han vivido serias crisis económicas y financieras, y estas crisis son la principal explicación de la caída en desgracia de grandes potencias mundiales en el pasado. Muchos economistas predicen una crisis hiperinflacionaria para Estados Unidos, y otros anticipan una época deflacionaria. El caso es que se viene una situación difícil, empezando por Estados Unidos, aunque tarde o temprano golpeará a todo el mundo.

Hemos escuchado noticias que dicen que la economía está mejorando, y otros lo comparan con los períodos de bonanza económica que vivió Alemania antes de sufrir una de las peores crisis hiperinflacionarias en la historia de la humanidad. Al fin y al cabo, nadie tiene una bola de cristal que permita predecir a ciencia cierta que sucederá.

Lo que puedo hacer yo, y puedes hacer tú, es estar preparados para lo que pueda venirse. Mi principal consejo es que te mantengas informado, y que aprendas sobre cómo administrar tus finanzas personales. Parafraseando a Kiyosaki, “si te preparas para los tiempos malos, conocerás sólo tiempos buenos”.

Fuente: Http://EscuelaParaRicos.net


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.