La falta de dinero no te impide iniciar un negocio

Hoy en día son muchas las personas que piensan en iniciar un negocio como forma de ganarse la vida, pues se encuentran con escasas o nulas oportunidades de encontrar un empleo por cuenta ajena.

La realidad es que en España, muy poca gente tiene vocación empresarial. Desde nuestra más tierna infancia, la mayoría de nosotros hemos sido educados para ser empleados por cuenta ajena y preferiblemente, funcionarios. Si tu capacidad es mucha, alto funcionario como abogado del estado, notario, inspector de hacienda o juez, o ejecutivo de una multinacional, si tu capacidad es menor, funcionario de grado inferior, como administrativo, celador, conserje o administrativo, comercial o dependiente en una pyme, pero en todo caso, algo que te de un salario fijo a fin de mes.

Sin embargo, la crisis demuestra que nadie tiene un salario asegurado, y que una vez que pierdes el empleo es muy difícil encontrar otro.

Es ese el momento de plantearse que si nadie nos ofrece un empleo, la solución es ofrecértelo tu mismo. Es una de las opciones que deben estudiar los parados como forma de poder generar ingresos que les permitan ganarse la vida, es iniciar un negocio.

Pero el mayor problema que se encuentran es reunir el capital para realizar la inversión inicial necesaria para comenzar el negocio.

A día de hoy, paralelamente al crecimiento del desempleo, crecen las dificultades que ponen los bancos para concederte un crédito para iniciar un negocio.

Por otro lado, con el consumo cayendo de la manera que lo está haciendo, no deja de tener unas dosis de riesgo excesivo el hipotecar tu propia casa para montar un negocio, puesto que es conocido que un importante porcentaje de los nuevos negocios fracasan en poco tiempo.

Para montar un negocio, lo primero que hace falta es tener una idea, y la mayoría de la gente no encuentra una idea original. Si tienes la idea, la segunda cuestión es reunir los conocimientos sobre el mercado, producto, competencia, etc., para desarrollar esa idea. Y si reúnes todo ello, el tercer factor es reunir el capital necesario para la inversión inicial.

Son  mayoría los que en uno de esos tres pasos tienen que rendirse y buscar otras opciones. Bien, no tienen ninguna idea original, o, aunque la tengan, comprueban que no reúnen los conocimientos suficientes para poder convertirla en un negocio con unas mínimas garantías de éxito, o si han superado esos dos pasos, son incapaces de reunir el capital necesario.

Todos aquellos que a pesar de haberse resignado a no poder montar un negocio por no superar uno de esos tres pasos, encuentran en la franquicia una opción alternativa. En ese caso, sustituyes la necesidad de tener una buena idea y un conocimiento del mercado, por la compra de una franquicia donde hay un franquiciador que te aporta esa idea, ese conocimiento del mercado y, a veces, una marca reconocida. Evidentemente la transmisión de ese Know How tiene un coste en forma de canon de adhesión que suele compensarse por el menor coste de las inversiones necesarias para montar el negocio por le experiencia del franquiciador en ello, por lo que muchas veces es incluso más barato montar un negocio en franquicia que un negocio independiente.

Sin embargo el tercer punto, la necesidad de reunir un capital inicial necesario para acometer la inversión es una barrera muchas veces insuperable.

Es en este punto donde el Marketing Multinivel aparece como magnifica solución.

El Marketing multinivel, no deja de ser un negocio con las mismas características que la franquicia. Hay una empresa que te transmite unos conocimientos para poder iniciar tu negocio. En este caso, los conocimientos no los transmite la empresa directamente, sino a través de alguno de sus distribuidores, pero el sistema es el mismo, la empresa te transmite, aquí indirectamente, los conocimientos que necesitas para desarrollar tu negocio.

Sin embargo, en otros aspectos, el marketing multinivel supera claramente a la franquicia:

  • no hay zonas de exclusividad donde poder desarrollar tu negocio, por lo que puedes cubrir una zona tan amplia como quieras, incluso a nivel mundial, con la única limitación de los países en los que esté presente la compañía a la que te hayas asociado.
  • no hay inversiones en inmovilizado, alquiler de locales, obras de adecuación…
  • tu equipo comercial es tan grande como quieras, incluso de miles de comerciales, que no tienen sueldo fijo, que trabajan para ti a comisión, haciéndote ganar dinero mientras lo ganan ellos.
  • no incurres en gastos de administración comercial; no tienes que ocuparte de cursar los pedidos de todos esos comerciales que trabajan para ti, no de liquidarles sus comisiones, ni de cobrar a los clientes, …

Pero sobre todo, lo más importante, no hay que tener dinero para aportar un capital para las inversiones iníciales, porque no hay inversión inicial en muchas compañías de marketing multinivel y en otras la hay, pero mínima, menos de 500 euros.

Por lo tanto, en estos tiempos de crecimiento del desempleo, una forma de reorientar su vida y ganar dinero, incluso mucho dinero, para las personas en dificultades es el marketing multinivel.

Si te interesan mis opiniones, puedes visitar mi sitio dedicado al negocio de marketing multinivel, donde encontraras mucha información sobre esta fascinante y muy rentable actividad.


Artículo escrito por Frank Cotton

Tengo 55 años, soy Licenciado en Ciencias Empresariales, lo que ahora se llama ADE y gran parte de mi vida laboral la he desarrollado como ejecutivo en el sector de la franquicia. Actualmente tengo un negocio de marketing multinivel

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

2 Comentarios en este artículo
  1. Mark de Zabaleta Reply

    Un excelente planteamiento.

    Mark de Zabaleta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.