La ilusión del ingreso pasivo: que no te vendan gato por liebre

Ganar dinero sin trabajar, el sueño de todos. Una maravilla que está al alcance de cualquiera hoy en día. Sólo tienes que llenar el formulario en ese sitio web oscuro y extraño que nunca habías visto y te enviarán el “secreto” para que vivas en una playa tomando daiquiris y bronceándote todo el día mientras tu sitio hace dinero por ti.

Una maravilla hasta el momento en que compras el sistema y solamente genera dinero para el extraño y desconocido gurú que te lo vendió.

Es fácil caer en engaños que nos prometen riqueza fácil e inmediata, no porque seamos flojos o incapaces, sino porque en última instancia nos aterra malgastar lo más valioso que tenemos, nuestro tiempo. Es más fácil creer en falsas promesas, más aún si son muchos los que ya las compraron.

ingresos pasivos

Como dice Felix Dennis en su libro “How to Get Rich” (Cómo Hacerse Rico):

“A la mayoría de nosotros nos encantan los atajos, aunque a menudo nos llevan por mal camino. O las balas mágicas que nos prometen resolver un problema insoluble, aunque sabemos que realmente no existen. No en el mundo real.

Este deseo de ‘ir al grano’ es perfectamente comprensible. Nuestras vidas son cortas, y ninguno de nosotros se está volviendo más joven.”

¿Entonces, todas estas promesas son falsas? ¿No existe el ingreso pasivo? ¿Es una mentira de algunos avivados que le quitan su dinero principalmente a gente desesperada?

Pues sí y no.

El ingreso pasivo existe, pero no es como normalmente se presenta. Al contrario, conseguir ingresos pasivos es algo que requiere tiempo, esfuerzo, inteligencia y dedicación… mucha dedicación. Requiere tanto esfuerzo que la mayoría de la gente no está dispuesta a conseguirlo.

No, no basta con pensar positivo y pedirle al universo que te envíe los billetes.

¿Qué es el ingreso pasivo?

El ingreso pasivo, muchas veces mal entendido, consiste simplemente en un ingreso regular que necesita poco esfuerzo para ser sostenido.

Por supuesto, existen definiciones oficiales que pueden ser más específicas o incluso diferentes, como la del IRS (agencia de impuestos de Estados Unidos) que solamente considera como ingresos pasivos a aquellos que derivan de rentas o de comercio o actividades empresariales en las que no participas materialmente. Pero no estamos para discutir con los gringos ni con los agentes de impuestos de ningún país.

Para los fines de este artículo, se trata simple y llanamente de ingresos regulares que requieren de poco esfuerzo (y por tanto, también de poco tiempo) para mantenerse.

Las formas más frecuentes de conseguir este tipo de ingresos son:

  • Renta de propiedades.
  • Intereses bancarios.
  • Renta de bienes de capital (maquinarias, equipos, etc. que sean usadas para producir otras cosas).
  • Dividendos e intereses de acciones y bonos (valores).
  • Planes de pensiones.
  • Negocios en los que no necesitas participar directamente (aquí entran los negocios online).

¿Qué tan difícil es conseguir un sistema para generar ingresos pasivos online?

Desarrollar y establecer un sistema de ingresos pasivos es difícil y toma tiempo. Lastimosamente, la idea de ganar dinero sin trabajar (o trabajando muy poco) se ha difundido tanto que existen incontables libros y videos sobre el tema, la mayoría de autores que lo único que buscan es ganar dinero ellos mismos escribiendo un libro o creando un video.

Los grandes capos del tema, los que realmente han creado algún sistema que les genera dinero con poco esfuerzo, continúan trabajando y dándole duro a sus negocios. No voy a cuestionar a los gurús de los negocios online (que más de uno debe ser real), pero basta ver cuánto publican (y esto se puede ver en sus mismos blogs) para darse cuenta que el dinero que ganan suele ser ingreso activo. Es decir, dinero que se gana trabajando día a día, no tomando daiquiris y paseando por la playa.

Mi breve experiencia en este asunto

Yo no tengo propiedades para alquilar ni inversiones en la bolsa de valores, pero desde 2007 hasta 2016 fui el propietario y autor de De Perros, un sitio web que abordaba, como podrás imaginar, asuntos relacionados con perros. Luego vendí el sitio y el dominio (deperros.org) actualmente redirige a otro sitio de animales.

De Perros empezó lentamente y me tomó mucho tiempo posicionarlo hasta llegar a las primeras posiciones en Google para frases clave que me interesaban desde el punto de vista comercial, ya que capitalizaba el sitio exclusivamente a través de la publicidad. Desde el primer año generó ingresos, pero me tomó unos tres años convertirlo en un referente en su nicho de mercado a través del marketing de contenidos.

Durante el tiempo que desarrollé ese sitio ni siquiera me cruzó por la cabeza la idea del ingreso pasivo, pero disfrutaba mucho con la flexibilidad de horarios y el hecho de no tener un jefe a quien rendirle cuentas, además de divertirme escribiendo y creando videos sobre algo que me apasiona, los perros.

Tres años antes de vender el sitio, empecé a descuidarlo y a dedicarme a otros asuntos. Al principio no pasó nada y el sitio seguía siendo uno de los más visitados en su nicho, y así se mantuvo durante el próximo año y medio.

¡Sorpresa! Había encontrado que eso del ingreso pasivo era realidad en la red. Un sitio al que casi no le hacía mantenimiento y casi ni lo hacía crecer seguía generando los mismos ingresos que antes.

Pero si algo parece muy bueno para ser cierto, lo más probable es que lo sea. Después de ese tiempo el sitio cayó en picada. Ya no tenía buenos puestos en las búsquedas de Google y cada vez tenía menos visitantes. De a poco, los ingresos se redujeron a la mitad, luego al 30% y era claro que el sitio no tenía futuro… a menos que volviera a trabajar seriamente en él.

Mi salida fue la más sencilla, ya que no tenía interés en De Perros. Lo vendí y a otra cosa mariposa.

La lección que me quedó sin embargo, fue la importancia de nutrir tu negocio durante todo el tiempo para que sobreviva. Sí, es posible generar ingresos pasivos, pero si empiezas un negocio debe ser porque quieres hacer ese negocio, no porque buscas dinero fácil.

Si estás pensando en crear un negocio online, asegúrate de tener interés en el mismo y en el problema que pretendes solucionar, no solamente en buscar el dinero. Si trabajas duro y con inteligencia, tu negocio alzará vuelo y puede ser que consigas ingresos pasivos tarde o temprano como un grato efecto secundario.

Acerca del autor

Soy Rodrigo Trigosso y soy el responsable de emprendeblog.tech, un blog con consejos, tácticas y estrategias  para los emprendedores tecnológicos. Involucrado en el marketing de contenidos online desde 2005, actualmente ofrezco servicios de desarrollo web y marketing online.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.