La importancia del oro en joyería

El oro es una formidable materia prima en joyería. El motivo es que el oro es un metal muy maleable que permite crear numerosas formas y diseños. El oro tiene además un color muy atractivo, un aspecto brillante y la propiedad de ser duradero. Por todo ello las joyas de oro en general y los anillos en particular han jugado un papel ornamental, económico y simbólico de gran importancia.

Propiedades El oro posee una gran resistencia a los procesos de oxidación y a la humedad, siendo un muy buen conductor de la electricidad. Es extremadamente maleable y dúctil hasta el punto de que se pueden crear láminas muy finas a partir de una pequeña cantidad de oro.

El oro puede formar fácilmente aleaciones con otros metales. En joyería se requieren de estas aleaciones para aumentar su dureza y punto de fusión, también para crear colores diferentes al propio del metal en su estado natural.

Pureza. La pureza de las aleaciones de oro se mide en quilates. 24 quilates es considerado oro puro. 18 quilates contiene la siguiente proporción: 18 partes de oro y 6 partes de otro metal. 14 quilates de oro contiene 14 partes de oro y 10 partes de otro metal y así sucesivamente hasta los 10 quilates. El oro de 24 y 22 quilates no es muy utilizado para elaborar joyas de oro por ser demasiado blando, hecho que dificulta que pueda mantener la forma con ciertos diseños. El oro de 14 quilates es el más comúnmente utilizado para las alianzas matrimoniales por ser más asequible sin perder su belleza. El oro de 18 quilates también se le conoce como oro de primera joyas de plata de ley.

El oro tiene un color amarillo que lo diferencia de otros muchos metales con tonos más grises o plateados. Sin embargo, aleaciones con otros metales permiten crear oro de diversos colores como blanco, rosado o verde, entre otros. Los metales que se utilizan para elaborar estas aleaciones son cobre, níquel, plata, paladio o hierro.

Oro Blanco El oro blanco se obtiene al mezclar oro con plata y paladio. El resultado es un metal de un color más claro. El oro blanco puede ser una alternativa al platino por ofrecer un aspecto similar a un precio más asequible. Otros colores El oro rojo se puede obtener con una aleación de cobre. El oro verde con plata. El rosa con plata y cobre. El gris con níquel y cobre. Mientras que el oro azul se obtiene con una aleación de hierro.

El oro blanco y el platino. Comparación Entre los colores distintos al oro natural el blanco es el más comercializado por su parecido al platino. El platino es perfecto para pieles sensibles por ser hipoalergénico. Además no se corroe con el tiempo como sucede con el oro blanco que puede volver a un tono amarillento más parecido al natural. De cualquier modo este cambio de color puede ser facilmente revertido al blanco con un sencillo tratamiento de joyería. El platino además es más duro y denso pero mucho más caro y escaso que el oro blanco.

La razón por la que se suele mezclar el oro para elaborar joyas es conseguir aumentar su dureza , poder modificar su color y hacerlo más asequible al bolsillo del consumidor. No hay que confundir los quilates de una aleación de oro con los quilates cuando hablamos de diamantes. En este último caso los quilates se refiere al peso del diamante en cuestión y no a su pureza.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.