Las 3 Cosas que más te quitan tu poder – Tus Pensamientos [Parte 2 de 3]

Esta es la Parte 2 de una serie de 3 artículos sobre Las 3 Cosas que más te quitan Poder en tu Vida

En la publicación anterior hablamos de cómo tu mente puede jugarte unos trucos bastante singulares; después de todo; la mente no quiere perder el control… ¡pero tú no eres tu mente!

Tienes una mente: ¡sí!, tienes pensamientos: ¡sí!, pero tú no eres tus pensamientos.

Muchas personas se confunden con esto.

Para demostrártelo quiero que pienses en una ocasión en la que tomaste todas tus fuerzas para logar algo que parecía imposible de lograr:

Quizás fue levantarte más temprano para poder estar en un examen o en una reunión que era demasiado importante para ti, o cuando te acercaste a esa persona que tanto te gustaba, pero sentías mucha inseguridad pues tu mente te decía que “no eras el/la indicada(o) para esa persona” … ¡y aun así lo hiciste!

Después, te diste cuenta que no fue ni tan difícil ni tan complicado o ¡incluso la persona quería que te acercaras!

Tu mente no es confiable el 100% del tiempo y es por eso que no me cansaré de insistir en que no le hagas caso la mayor parte del tiempo.

Puedes ver a tu mente como un niño al que nunca le han enseñado a irse a dormir a las 8 de la noche y estaba acostumbrado a dormirse a la hora que quisiera; esto normalmente ocurría a las 11pm o incluso después de esta hora.

¿Cómo crees que va a reaccionar el niño?

Con un gran berrinche, desde luego… pero si eres paciente, actúas amorosa pero firmemente; luego de una semana o dos, el niño se acostumbrará.

¡El niño no está en control de la situación, lo está el adulto!, ¿verdad?

Tu mente es como ese niño pequeño que le estás comenzando a indicar que no está a cargo de la situación sino tú.

No se trata de gritonearle y ni de golpearle; se trata de ser firme, pero amoroso(a) y de no ceder ante nada frente a las decisiones.

¿Por qué se sale de control la mente?

Esto realmente es una cuestión de cultura y educación… ¿cuándo en la escuela tuviste como materia? Cómo controlar a tu mente 1, Cómo controlar a tu mente 2

Nunca, ¿verdad?

Culturalmente y socialmente no se nos educa para ello, pero eso no significa que no puedas aprender y comenzar a controlarla.

De hecho, quienes más tienen el apoyo de su mente, en vez de tenerla en su contra, son quienes más resultados pueden llegar a lograr en sus vidas.

Tienes que comenzar por diferenciar tu mente de quién tú eres, ya que, con esto viene la verdadera fuerza, el verdadero poder.

Consecuencias de no controlar tu mente/pensamientos

Observa cómo viene tan de la mano con no cumplir con tu palabra.

Cuando dejas que la mente esté a cargo y no como aliada; esta ocupa todo tu tiempo y tu energía… se la pasa pensando 1000 cosas por segundo y como está tan ocupada yéndose en “el tren de los pensamientos”; curiosamente luego ¡olvida las cosas!

Es común llegar a decir: ¡discúlpame, se me olvidó!, es que tengo mala memoria.

¡Desde luego que no tienes mala memoria!, lo que pasa es que no estás usando tu mente como aliada, ¡estás dejando que el niño pequeño esté al mando del avión!

Quedas en cosas que luego no recuerdas por estar sumergido(a) en los pensamientos que no tienen fin.

Después tratas de buscar respuesta en los mismos pensamientos, pero al no haber sida la mente nutrida con “comida útil” o a lo que me gusta llamarle: información de poder; entonces desde luego que no generarás los resultados que deseas.

Esto te hace sentir mal contigo mismo(a) y la mete se vuelve a desatar, generando así una espiral descendente cuyo fin no encontrarás en los pensamientos sino en detenerlos.

Los 6 Pasos de la Manifestación

Descubre lo que SÍ deseas manifestar desde tu Ser y no desde tu mente.

Clic aquí para acceder [OFERTA]

¿Cómo tomo el control de mis pensamientos?

Luego entonces; lo que dices y lo que piensas ¡no están alineados!; no son la misma cosa y por lo tanto no hay integridad; es decir, no eres integro(a), no eres una sola pieza. Tus piezas están separadas.

Cuando no hay congruencia en el decir, el pensar y el hacer, desde luego que la energía está dispersa, no hay enfoque y no hay resultados deseados o estos llegan a cuentagotas.

Tampoco se trata de acordarte de absolutamente todo lo que dices que harás, se trata de ser mucho más selectivo y enfocar solo en lo que deseas verdaderamente producir y hacer uso de las herramientas: calendarios, libretas para apuntes, agendas, tu teléfono móvil, et.

No hay necesidad alguna de “andar cargando” con toda la información; de hecho, te sentirás mejor si cargas menos información en la cabeza… ¡te lo aseguro!

En definitiva, la práctica del buen uso de la respiración también ayuda bastante. Lo cual viene de la mano junto con la meditación, lo cual es abrirse más a tu sentir que a tu pensar… es recuperar tu control.

Conforme más practicas (como en todo), más control llegarás a tener; y esto ni siquiera necesita de horas de práctica, puedes comenzar desde 10 minutos al día… ¡eso es todo!, te aseguro que inviertes más tiempo viendo publicaciones de tus amigos en Facebook.

Y si tienes tiempo para ver las publicaciones en Facebook, entonces tienes 10 minutos para regalártelos a ti, lo cual es mucho más importante, ¿o no?

Alimenta a tu mente

Alguna vez escuché de un orador algo que me encantó:

La calidad de tus alimentos dará como resultado la calidad de salud de tu cuerpo; esto es obvio y evidente porque puedes verlo y cualquier persona también puede verlo.

Pero con tus pensamientos ¡pasa lo mismo!

Quizás no puedes verlo físicamente, pero sí puedes darte cuenta por la calidad de tus pláticas con otras personas, por tu calidad de resultados en tu vida, por la calidad de las personas a tu alrededor también.

Si consumes mejores “alimentos”, tal cual pasa con tu cuerpo, mejores resultados tendrás.

Y pasa exactamente igual que con las dietas… al principio cuestan trabajo, pero después comienzas a verte y sentirte mejor y luego se vuelve adictivo.

Consume otro tipo de pláticas, escucha a otro tipo de personas, ve distintas imágenes, aléjate de los chismes, ve mejores videos, lee más seguido, asiste a entrenamientos o adquiere entrenamientos que te den mejor información para tu vida.

Comienza con dosis pequeñas; es decir, con espacios pequeños de tiempo para leer o para hacer cualquiera de las acciones que te acabo de comentar.

La mayoría de las personas fracasan porque quieren hacer todo lo que no han hecho en mucho tiempo, pero en un solo día, y como la mente no estaba acostumbrada a ese ritmo, desde luego que colapsa y de nuevo los pensamientos negativos saldrán a relucir.

Tómalo con calma… ¡pero tómalo! Incluso ponte un horario para hacer actividades de alimentar a tu mente y no falles a él, velo como si fuera tu trabajo; si no llegas un día quizás no te digan gran cosa, pero si fallas 2 o 3, ¡seguro te despiden!

De igual manera el poder… al no darle tiempo para alimentar a tu mente y a tus palabras… ¡el poder se despide de ti!

Para mí eso es mucho más doloroso que darme un espacio para crecer mi poder.

Después de todo… ¿qué puede ser más importante que crecer mi vida y mis objetivos?

La verdad a mí no se me ocurre absolutamente nada que sea mejor que elevar mi calidad de vida.

¿Tú que piensas?

Dime todos tus pensamientos en el cuadro de comentarios =)

Sígueme en Facebook: http://bit.ly/297Y5Z1
Sígueme en Twitter: http://bit.ly/29bcJw1
Suscríbete a mi Canal en Youtube: http://bit.ly/297wHXk
Visita mi Blog: http://danielgaona.com


P.D. Si te gustaría por comenzar a manifestar un día extraordinario, creo que te interesará este entrenamiento gratuito que acabo de formular:

>>> Haz clic aquí para descargar la guía y ver el video


Artículo escrito por Dan Gaona

Puedo apoyarte esos pequeños grandes pasos que se requieren para mover tu vida desde donde estás hasta donde te gustaría estar. Incrementa tu voluntad...

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.