Las Zonas Francas

Es bien sabido que gran parte de los gobiernos a nivel mundial poseen economías basadas en el sistema capitalista, consistente en otorgar a cada individuo la tarea de lograr su propio bienestar.

El capitalismo contemporáneo se caracteriza también por un factor importante, siendo este la enorme incidencia que tiene el gobierno sobre la regulación (por medio de políticas, programas, tratados, leyes, normas, decretos, etc) de la economía; puesto que, son ellos los encargados de mantenerla estable y garantizar las condiciones mínimas para que los empresarios, emprendedores, trabajadores y demás seres componentes de este sistema, puedan operar sin problema alguno y vean hacerse cada vez más alto su nivel de vida. Una de esas acciones, en específico, es la creación de zonas francas: Espacios físicos adecuados para el asentamiento de empresas que son atraídas por medio de beneficios fiscales, aduaneros y tributarios. Lo que popularmente es denominado “paraíso fiscal”.

Las zonas francas promueven el crecimiento económico de una región por motivos como los siguientes:

zonas francas

  • Generan empleos directos
  • Aumentan los niveles de producción
  • Aumenta la cantidad de dinero circulante en la región o el mercado
  • Aumenta el nivel de vida de la población
  • Las empresas se hacen más competitivas por motivo de la reducción en gastos como impuestos, servicios (en algunos casos) y otros beneficios
  • Exigen de la población un mayor grado de escolaridad lo que aumenta la demanda de programas educativos e indirectamente genera desarrollo económico
  • Otorga identidad y visibilidad a la población en que esté ubicada con la zona franca

Existen cuatro tipos de zonas francas, siendo éstas:

  1. Zonas Francas Permanentes: También llamadas Parques Industriales son espacios cuya área no puede ser menor a 20 hectáreas y dentro de las cuales se ubican empresas para desarrollar sus actividades.
  2. Zonas Francas Permanentes Especiales: Son espacios en los que se ubican empresas con el mismo fin, pero formados producto de alguna política, proyecto o programa de estado. Es decir, su impacto es a nivel nacional y ello les confiere el calificativo de “especiales”.
  3. Zonas Francas Transitorias: El término hace referencia a ferias empresariales, eventos, exposiciones, congresos, entre otros.
  4. Zonas francas mixtas: Naturalmente se llama así a las zonas que inician como zonas francas transitorias y terminan convertidas en permanentes por la importancia que cobran las empresas allí asentadas para el territorio y lo perjudicial que puede ser su migración.

Artículo escrito por David Barrera

@Davidtiago2 en Twitter David Barrera En Facebook Davidtiago24@gmail.com

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.