Saltar al contenido

Lecciones para el emprendedor. 5 Enseñanzas de la historia de NIKE

el 24 octubre 2020

La historia de NIKE, narrada con maestría por su fundador Phil Knigth en el libro “Shoe Dog”, es una de las más interesantes lecciones para el emprendedor que puede encontrarse. El motivo es el siguiente: NIKE es hoy una de las empresas más grandes del mundo y una marca universal, sin embargo durante muchos años fue un emprendimiento que estuvo al  borde del fracaso completo, y es muy ilustrativo conocer cómo y porque sobrevivió.

Las zapatillas detrás de la historia de NIKE fueron un éxito desde el principio, pero a pesar de ello, el emprendimiento estuvo al borde del fracaso casi 20 años. Las ventas no dejaron de crecer desde el año 1962, pero eso no fue garantía de éxito para el proyecto. Los costos y gastos siempre se manejaron en umbrales muy conservadores, y eso tampoco ayudó.

¿Cuáles son entonces las lecciones para el emprendedor que proporciona la historia de NIKE?

A continuación va un análisis de menos a más, es decir, las lecciones menos significativas al principio y la más importante al final.

Lecciones de NIKE para el emprendedor

1.- El producto es importante… pero no es lo más importante.-

Desde el principio, NIKE (que en realidad se llamaba Blue Ribbons en ése entonces), introdujo muchas innovaciones en las zapatillas que fabricaba en Japón. «Bill» Bowerman, quién fue el primer socio de Phil Knight en la empresa, era  entrenador de deportes de pista en la Universidad de Oregon, y experto en aspectos técnicos de zapatillas deportivas para atletas de alta competición.

Durante sus primeros 18 años de existencia, NIKE se fundamentó en innovaciones permanentes. Estableció el futuro de las zapatillas deportivas y complicó el negocio de empresas gigantes como Adidas, aun siendo un competidor pequeño.

Pero esto no fue suficiente para evitar sus crisis existenciales.

La primera de las lecciones para el emprendedor que expone la historia de NIKE es “contra-intuitiva”: el producto es importante, pero no es lo más importante.

2.- Ser conservador en costos y gastos es importante… pero no es lo más importante.-

Phil Knight operó su negocio mucho tiempo en la casa de sus padres. Esa era su centro de trabajo. De allí se trasladó a lugares más amplios pero poco costosos, casi precarios.

Tuvo su primer empleado a tiempo completo después de tres años de iniciar el negocio, y él mismo no cobró un sueldo durante mucho tiempo, evitando así todo gasto que no fuese indispensable.

La mayor parte de los gastos comerciales eran variables y sujetos al comportamiento de las ventas, por lo tanto no se tuvo que soportar cargas fijas importantes. Los costos de producción de las zapatillas no eran malos, puesto que la economía japonesa (donde se fabricaban), recién se estabilizaba después de la Segunda Guerra Mundial y ofrecía, en ése sentido, ventajas económicas.

Sin embargo, y a pensar de tener éste enfoque conservador para los gastos, la empresa estuvo al borde de la quiebra cerca de dos décadas.

La segunda de las lecciones para el emprendedor de la historia de NIKE es igualmente “contra-intuitiva”: los costos y gastos bien administrados son importantes… pero no tan importantes.

3.- La cultura empresarial es importante… pero no tan importante.-

La mística e identificación con la empresa, sus objetivos y tareas, siempre formaron parte de la historia de NIKE. Las particularidades de esto son expuestas muy bien en el libro de Phil Knight.

El primer grupo de ejecutivos, y luego núcleo fundamental en el crecimiento de la empresa, se autodenominaba “Buttfaces”, lo cual reflejaba la confianza que existía ente ellos y la dinámica que los gobernaba.

La participación de empleados, proveedores y clientes en la vida de la empresa era importante. El funcionamiento general tenía carácter orgánico. Eran escasas las arbitrariedades de la dirección y significativo el trabajo de equipo.

Sin embargo, y a pesar de tener esta orientación abierta e inclusiva, la cultura organizacional no impidió que NIKE estuviese un tercio de su vida al borde del colapso.

La tercera de las lecciones para el emprendedor de la historia de Nike es igual a las anteriores. Factores positivos pero insuficientes para garantizar estabilidad y salud de largo plazo.

4.- Las ventas son importantes… pero no tan importantes.-

Esta es una de las lecciones para emprender más controversiales de la historia de NIKE. Porque está claro que las ventas perfeccionan el sentido de Negocio siempre. Sin embargo, el emprendimiento que dio origen a esta marca que hoy domina los mercados del mundo, aumento sostenidamente sus ventas desde el inicio de sus operaciones, y eso no evitó que estuviera siempre en situación peligrosa.

Es más, como se verá más adelante, el crecimiento de las ventas constituyó uno de los factores que agravó la situación general.

Dice el dicho: “cuando los problemas de ventas entran por la puerta, todo lo demás sale por la ventana”. Pues bien, en el caso de NIKE las ventas nunca fueron un problema, por el contrario. Y sin embargo, la empresa casi  “sale por la ventana”.

¿Cuál fue el problema de NIKE los primeros 18 años de su existencia?

La respuesta es simple: el propio crecimiento del proyecto constituyó el factor de su potencial fracaso.

El tamaño del mercado era mucho más grande de lo que visualizaban los fundadores de NIKE. Y dado que las zapatillas reunían todas las expectativas del consumidor: innovación de producto, calidad, precio, etc., la demanda creció exponencialmente. Esto generó presión sobre el Capital de Operaciones y el drama financiero perseguía a la empresa al mismo ritmo que su crecimiento.

NIKE trabajaba (y bien lo describe Knigth en el libro), con flujos de caja que evitaban incumplimientos por cuestión de horas. Las deudas bancarias que soportaban las importaciones de zapatillas (desde Japón principalmente), debían ser cubiertas con fondos de ventas que se realizaban casi el mismo día.

Los créditos bancarios tenían que ser mayores para cada nuevo pedido de inventarios, puesto que la demanda crecía a ése ritmo. Los Bancos, sin embargo, no podían alinearse con la flexibilidad que precisaba la coyuntura. Las autorizaciones y montos finales cambiaban constantemente.

Una alteración, por pequeña que fuese, en los cronogramas de entrega de inventarios por parte de las fábricas, colocaba toda la estructura financiera al borde del colapso. Y estas fallas eran comunes en el comercio con Japón durante la década de 1960 hasta bien entrados los años 70.

La descripción de los eventos y relación con los Bancos, tiene el carácter de una novela de suspenso en las memorias de Knight. ¡A ése punto llegó el drama! Y el problema de fondo solo pudo resolverse cuando los accionistas decidieron cotizar en bolsa.

La decisión de volverse una empresa pública había sido postergada muchos años, precisamente para salvaguardar las virtudes del emprendimiento descritas en puntos anteriores. Los socios fundadores pensaban que el espíritu de la empresa no podría ser preservado en los márgenes del interés público. Pero finalmente tuvieron que acceder a ello para evitar el colapso de la empresa.

Esta es la segunda lección más importante de la historia de NIKE: las empresas pueden ser víctimas mortales de su propio crecimiento.

5.- La más importante de las lecciones para el emprendedor de la historia de Nike.-

Aun contando con excelente producto, costos y gastos conservadores, una cultura empresarial excepcional y ventas que nunca dejaron de crecer, NIKE estuvo a punto de perecer. ¿Qué evito que eso sucediera?

La tenacidad de su fundador y presidente: Phil Knight.

A éste factor, y lo que él representó para los demás accionistas y empleados, se debe que hoy mismo se puedan comprar productos de NIKE en la lógica que dispusieron sus fundadores.

¡Maravilloso fenómeno la tenacidad! No es lo mismo que perseverar, insistir o persistir. Es otra cosa. Incorpora un elemento que las otras no siempre poseen: fuerza.

La tenacidad no es común, y muy pocas veces se explica por sí misma. No es una virtud que califica el carácter de las personas o su trabajo. Generalmente es efecto de poderosas visiones y sueños que algunos individuos tienen en lo profundo de su alma. Convicciones que pocos más pueden entender.

Tenacidad tuvo Charles Goodyear, y su historia es maravillosa. Y lo mismo debe decirse de Phil Knight, puesto que nunca puso en duda la calidad de su visión y la necesidad de trabajar incansablemente a pesar de todos los obstáculos que se presentaran.

Hay tres cosas que un emprendedor que no es tenaz pocas veces ve:

  1. El nacimiento de su negocio
  2. El crecimiento de su negocio
  3. La sobrevivencia de su negocio

La perseverancia no alcanza. En la historia de NIKE pueden verse innumerables circunstancias en que perseverar significaba, más bien, darle un giro completo al negocio. Si no hubiera existido tenacidad, la historia de esta marca sería otra.

En la historia de tenacidad de Charles Goodyear se cita:

“La tenacidad emerge naturalmente en quienes rinden culto racional a la visión que tienen, los que están convencidos que la realización de sus sueños es una obligación que deben cumplir, y un derecho de los que les suceden.

Curiosamente, las personas tenaces no siempre se enfocan en la acumulación de riquezas. Ésa es una constante en la historia de los hombres GRANDES. Sus vidas no son cómodas en todos los casos, están, más bien, signadas por privaciones, sufrimientos y humillación.

Pero estos seres transforman el mundo, y permiten que otros con menor virtud, disfruten las cosas más placenteras que tiene la vida”.

Aplican éstas líneas muy bien a la historia de Phil Knight y NIKE. La tenacidad es denominador común en ambos casos, y una de las lecciones para el emprendedor más importantes que existe.

DATOS DEL AUTOR.-

Carlos Eduardo Nava Condarco, natural de Bolivia, reside en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, es Administrador de Empresas y Empresario. Actualmente se desempeña como Gerente de su Empresa, Consultor de Estrategia de Negocios y Desarrollo Personal, escritor y Coach de Emprendedores.

Autor del libro: “Emprender es una forma de Vida. Desarrollo de la Conciencia Emprendedora”

WEB: www.elstrategos.com

Mail: carlosnava@elstrategos.com

Facebook: Carlos Nava Condarco – El Strategos

Twitter: @NavaCondarco

Artículos Recomendados:

Escrito por

Asesor y Escritor en Estrategia de Negocios, Apoyo a Emprendedores y Desarrollo Personal. www.elstrategos.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Excelente artículo. Además, dí con él por casualidad en el momento adecuado. Muchas gracias Carlos. Saludos desde Santiago de Chile.

Responder

María Eugenia soy yo el agradecido por su comentario. Le deseo el mayor de los éxito en todos sus proyectos. Saludos cordiales!

Responder