Lenguaje corporal en una entrevista de trabajo

Cuando estamos en paro siempre esperamos que nos despierten a las 9 de la mañana cuando suena nuestro teléfono móvil.

Cuando sientes el teléfono te levantas con una leve emoción que te recorre todo el cuerpo. Te das prisa de descolgar, aunque tu voz debe ser firme y tranquila.

Entonces comenzamos la comunicación:

  • Sí, ¿dígame?
  • ¿Hablo con el Sr. XXXX? – dice tu interlocutor con una voz cálida.
  • Sí, habla conmigo. – responde con seguridad.
  • Buenos días. Llamo de parte de la Empresa X. Somos una consultora de recursos humanos que nos centramos en perfiles digitales. Estamos buscando actualmente una posición de Social Media Manager. Según su currículum vitae vemos que tiene experiencia en este campo, deseamos citarle para una entrevista y así ver cuáles son sus habilidades.

Viernes a las 17 horas en las oficinas de la empresa consultora de recursos humanos.

  • Sí, perfecto. – Dices con voz segura.
  • Gracias, un saludo. Quedamos como hemos comentado. – Nos despedimos con tu interlocutor.

(…)

Esto puede ser el comienzo del futuro inmediato de nuestra vida laboral. Es la posición que llevas algún tiempo buscando, que se ajusta a tu perfil. Este puesto de trabajo te permitirá crecer en el ámbito y en el sector que deseas. Ahora es el momento de recoger los frutos de todos los esfuerzos que se han realizado en los meses anteriores.

Nos pueden surgir varias dudas de cómo enfocar nuestra información:

  • Podemos preparar nuestra entrevista repasando cada punto de nuestro currículum vitae para no incurrir en ningún error.
  • No sólo se han de preparar las respuestas posibles que nos pueden hacer sino que existe un aspecto que puedo hablar de ti mucho más de lo que se cree.
  • No debemos de plantear de trabajar nuestro lenguaje corporal. Ya que nuestras pueden estar diciendo una cosa, pero nuestra forma de actuar, la comunicación no verbal, puede estar diciendo algo diferente.

Mejor no subestimar estas características comentadas. Desde el momento que pasamos por la puerta, el entrevistador puede observar información de nosotros a través de nuestro lenguaje corporal.

Lenguaje corporal

Nuestro nivel de confianza, nuestro nerviosismo, nuestra profesionalidad,… son aspectos que tenemos que tener en cuenta y alguien nos comenta como actuamos. Una forma rápida de obtener es a través del lenguaje no verbal.

Es importante que se sea consciente tanto de nuestro lenguaje corporal intencional y nuestro lenguaje corporal no intencional.

Se debe comprender como la comunicación no verbal se puede aprovechar como una fortaleza de nuestras habilidades para una entrevista y, esta sin duda, puede ser un factor diferenciador entre el escogido para el puesto o el rechazado.

Los aspectos claves en nuestro lenguaje corporal son:

  • Contacto visual: el primer contacto visual con un seleccionador es de gran importancia. El equilibrio en este aspecto es fundamente, ya que ni debe ser mucho ni debe ser poco. Si fijas la vista en exceso puedes provocar en que el entrevistador ponerle incomodo, resultando ciertamente desconcertante. En cambio, si optas por no mirar a los ojos o mirar al suelo, puedes hacer entender al seleccionador un cierto desinterés, apatía o desapego a lo que nos dicen. Una clave para tener éxito en este aspecto, es mantener los ojos mirando a la cara del entrevistador pero girar tu mirada alrededor de sus otros rasgos faciales (ojos, nariz, labios,…). Esto te acercará visualmente a tu seleccionador pero al no mirar de manera intensa a los ojos, no se causará ningún sentimiento negativo.
  • Estilo de caminar: en varios segundos el seleccionador puede ver si eres apto para el puesto o no. Se debe mostrar seguridad y confianza cuando se entra en la habitación donde te esperan. Se debe caminar de manera erguida, es decir, no cabizbajo hacia el lugar que nos realizan la entrevista. No nos equivoquemos que caminar con cierta arrogancia puede ser un aspecto positivo para nosotros.
  • Las manos en el saludo inicial: un apretón de manos inicial al comienzo de la entrevista puede ser indicador de nuestro carisma y nuestra confianza. El apretón de mano lo debemos realizar de una manera firme e incorporar el contacto visual constante con la persona a la cual estamos realizando el saludo. A su vez debe ir acompañado de una sonrisa en nuestra cara. Esto crea empatía. No se debe olvidar que estamos con personas de Recursos Humanos y en el periodo que estamos los Recursos Humanos son más humanos que nunca de toda su época. Un apretón de manos débil puede ser percibido por el seleccionador como una señal de falta de confianza. Mientras que demasiado fuerte puede dar la impresión de que eres un falso o que de alguna manera estarás tratando de compensar un exceso de saludo por alguna otra razón. Nuestro apretón de manos debe ser de una manera perfecta basada en la confianza y la sinceridad. Si se ve que eres sincero esto ayudará al seleccionar a establecer un tono de voz positivo y empático que te ayudará durante toda la entrevista.
  • Postura durante la entrevista: en el lenguaje corporal influye en cómo nos ven los demás. Es por ello que es muy importante mantener una postura correcta a lo largo de la entrevista. Una vez ha comenzado la entrevista nos debemos mantener con la espalda recta contra el respaldo de la silla y nos debemos acomodar hacia el fondo de la misma. Lo comentado nos da seguridad y confianza. Nos debemos sentar de manera firme y ligeramente inclinados hacia adelante, esto ayuda a mostrar que estamos comprometidos e interesados en lo que el seleccionador no está comentando. No debemos cruzar los brazos ya que puede significar un reflejo de desconfianza, desinterés o inseguridad por nuestra parte. Podemos demostrar que en alguna parte no estamos seguros de lo que decimos.
  • Gestos durante la entrevista: gesticular mientras hablamos nos dará parecer más animados, amables y optimistas. Por tanto, nos ayudará a disimular el nerviosismo o inquietud que sintamos. Las personas que gesticulan, centran más su atención hacia el seleccionador y personal de recursos humanos. Debes asentir con la cabeza, ya que el seleccionador te habla muestra un interés por tu parte. El seleccionador percibirá que nos sentimos cómodos durante la entrevista, comprendemos y entendemos todo que se está comentando. Debemos poner la cabeza con una ligera inclinación, ya que de vez en cuando y de forma espaciada apoya tu cuerpo con una leve inclinación. Se debe realizar de manera leve, nunca encorvados. Nos debemos inclinar ligeramente hacia delante, manteniendo los hombros hacia atrás y el pecho elevado. En este aspecto denotamos la atención que demostramos al seleccionador.
  • La manera de hablar: debemos mantener la calma y hablar lentamente ya que nos ayudará tanto a eliminar nuestro nerviosismo por la entrevista como dirigir las preguntas que puedan resultar más complicadas. Controlar a su vez la respiración nos ayudará a introducir las pausas que necesitamos para fijar el interés por lo que el seleccionador nos este preguntando. En la mayoría de los casos los seleccionadores valoran mejor una respuesta bien pensada, aún cuando esto implique que nos tomemos unos segundos para responder de una forma correcta.
  • Crear empatía: Si podemos debemos regalar una sonrisa. No existe una mejor manera para culminar la entrevista. Por último, debemos de agradecer siempre al seleccionador por su tiempo y el interés mostrado por nosotros. La seguridad, confianza y nuestro carisma se verán incrementados de una manera considerable.

Recomendado: Ebook gratis con más de 100 Tips de Comunicación No Verbal


Artículo escrito por rauljaime

Raúl Jaime es profesor en IEBS Business School en varios programas Máster, emprendedor de empresa de formación y profesional del sector de finanzas. También investiga sobre la creatividad e innovación en la empresa. Autor del libro "El libro verde del emprendedor colaborativo": http://goo.gl/6zl3EY y del libro "Emprendedor social, ¡Tú puedes!": http://goo.gl/3cA1LG y colaborador programa TV 'Tribuna Finanzas' (México): http://goo.gl/DqJccH .

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.