Saltar al contenido

Libérate del estrés: 6 pasos para trabajar bajo presión

4 agosto 2018

Tener que trabajar bajo presión es algo que se ha vuelto cada vez más inevitable en nuestro mundo contemporáneo. A muchas personas no les gustar trabajar bajo cierto nivel de estrés, mientras que otras lo prefieren, de manera que todo dependerá de si has aprendido con el tiempo a trabajar bajo presión o no.

Trabajar bajo presión puede llegar a ser beneficioso, pues nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros, a mantener nuestra mente enfocada, puede generar momentos de creatividad y proactividad.

Sin embargo, para que estas cualidades positivas de trabajar bajo presión salan a flote, es necesario aprender ciertas habilidades. Algunos consejos que pueden ser de utilidad son los siguientes:

Libérate del estrés - 6 pasos para trabajar bajo presión

  1. Analizar la tarea: si analizas que es lo que debes hacer tendrás la oportunidad de esperar lo importante de lo que no lo es y así definir prioridades. A partir de este análisis podrás determinar hacia dónde dirigir tu atención y los elementos que te harán falta para llevar a cabo las actividades.
  2. Manejar el tiempo: esto es crucial para poder enfrentar y combatir el estrés en momento de extrema necesidad. Si planificas que hacer durante cada hora, por ejemplo, el estrés puede llegar a disminuir pues será mucho más probable que cumplas con las fechas de entrega sin contra tiempos.
  3. Determinar las tareas improductivas: hay tareas que pueden llegar a hacernos perder gran parte de nuestro tiempo. Identificarlas y desecharlas a tiempo hará que podamos aprovechar ese espacio de tiempo en algo más importante.
  4. Hacer una lista de actividades: si la haces y la compartes con tu equipo todos estarán al tanto de los objetivos a corto, mediano y largo plazo; tendrán pendientes sus tareas y se podrán establecer las prioridades.
  5. Llevar una agenda: aunque hoy en día casi nadie lleva una agenda de sus tareas o reuniones pendientes, esta sirve de referencia para quienes tienen dificultad para llevar un orden de prioridades en sus tareas.
  6. Distribuir equitativamente el trabajo: si es necesario que el trabajo se divida o se delegue entre varias personas, procura hacerlo de manera equitativa para que todos los miembros del equipo puedan terminar sus asignaciones a tiempo y nadie se quede rezagado por tener una sobre carga de trabajo.

Estos consejos te pueden ser muy útiles si estás trabajando bajo presión y no estás obteniendo los resultados que esperas o si simplemente quieres empezar a organizar tu trabajo o el de tu equipo de una mejor manera.

Escrito por

CEO y Fundadora de Foko Consulting, facilitadora internacional avanzada y coach profesional; es una experta transformando resultados personales y empresariales, orientándolos a seguir el camino del éxito. Es Administradora de Empresas de profesión, con un grado asociado en Negocios Internacionales en New York y un Post Grado en Gerencia de Mercadeo.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.