Licencias de apertura para empresas: ¿Qué son y para qué sirven?

Las licencias de apertura son el documento oficial expedido por el Ayuntamiento que acredita que tu local comercial, nave o espacio reúne los requisitos de seguridad, sanitarios, estructural, contaminación, etc, para poder ejercer la actividad para la que se ha solicitado. Es la llave que abre las puertas de tu negocio al público. Para conseguirla, en algunos casos deberemos pasar por procesos relativamente largos.

Más adelante, trataré de explicar las exigencias y requerimientos que por norma son obligatorios para la actividad que deseamos realizar y otros conceptos bastante importantes.

Por tanto, la licencia de apertura se define como la potestad otorgada por el servicio municipal competente para abrir un establecimiento al público garantizando que la actividad que se ejerce dentro del mismo reúne las exigencias marcadas por la ley.

Otro concepto que nos puede sonar es el de Licencia de Actividad. La licencia de actividad se define como el otorgamiento por escrito que concede el Ayuntamiento para realizar las obras y reformas necesarias en el local comercial dónde se realizarán las actividades a las que se dirige.

Por consiguiente, el documento que acredita el inicio de las tareas en nuestras instalaciones es la licencia de apertura.

Licencias de apertura para empresas

Aspectos a tener en cuenta

El tipo de actividad a desarrollar tiene una gran influencia en la elección del establecimiento o local. Dependiendo de qué actividad se desarrolla las exigencias normativas serán mayor o menores, el número de instalaciones y certificaciones e informes que deberá obtener van a variar de forma significativa. La elección del local debe ser una confluencia de buena ubicación, dotado del máximo de instalaciones que necesitamos, adecuado para accesibilidad de minusválidos, servicios de luz, agua, climatización, protección contra incendios, etc. Cuanto más completo sea el local, menor gasto en reformas y obras de adecuación tendremos que soportar.

El desconocimiento de estos requisitos en muchos casos, hace que el coste inicial se dispare antes de haber abierto las puertas al público. Conocer las exigencias normativas en relación a las instalaciones y otros factores nos hará ahorrar dinero.

En este sentido, siempre proponemos que tanto autónomos como empresas se asesoren de forma previa con empresas especializadas del sector de las licencias de apertura.

Elige un técnico que te asesore de forma sencilla y concisa acerca de los pasos a seguir y que te proporcione un presupuesto por sus servicios de gestión y tramitación de la licencia de funcionamiento. Es recomendable acudir a empresas especialistas ya que en muchos casos se hacen necesarios informes, certificaciones y proyectos técnicos que debe confeccionar un arquitecto o ingeniero.

En cuestiones de asesoramiento para empresas existe en las capitales de provincia un órgano especializado en asesorar a nuevos emprendedores acerca de las posibilidades de abrir un negocio e incluso ayudas de carácter estatal y europeo a las que podemos optar. Las denominadas Cámaras de Comercio están en la gran mayoría de ciudades y bajo cita previa nos asesorarán sobre las exigencias y normativas aplicables, además de otros aspectos fundamentales a la hora de montar una nueva empresa. También, podemos acudir en busca de información acerca de los requisitos de nuestra actividad a los organismos dependientes del municipio competente en la materia. Os recomendamos coger cita para que os puedan atender de forma más extensa y personalizada.

¿Quiénes tenemos que solicitar la licencia de apertura?

Estamos obligados todos los titulares de establecimientos y locales con una superficie que supere los 300 metros cuadrados, además de todos aquellos dónde se realicen actividades nocivas, ruidosas o potencialmente peligrosas. El trámite de declaración responsable es un proceso lento y no exento de obstáculos. Requiere de ciertos informes, calificaciones y certificados que deben acompañar a la solicitud.

Para solventar el tapón que se genera para algunos Ayuntamientos que reciben cientos de solicitudes de licencia de apertura, la legislación se modificó y se creó un procedimiento extraordinariamente rápido y sencillo para comenzar la actividad en un negocio: La Declaración Responsable.

¿Qué es la declaración Responsable?

La declaración responsable es un proceso como hemos dicho extraordinariamente rápido y sencillo para poder iniciar una actividad.

Este documento es una declaración de responsabilidad firmada por el titular del local en la que bajo su propia responsabilidad acredita cumplir en todos sus aspectos con la normativa vigente para la actividad que se solicita.

A pesar de que la declaración responsable es un trámite mucho más sencillo (y rápido) que la solicitud de licencia de apertura, es necesario que un especialista o profesional (un arquitecto o un ingeniero) acredite el cumplimiento de la normativa e idoneidad para el inicio de la actividad.

La declaración responsable debe incluir los siguientes datos y documentación:

  • Datos del titular o propietario.
  • Ubicación del establecimiento y actividad a realizar.
  • Declaración personal de tener toda la documentación acreditativa y de cumplir escrupulosamente con la normativa actual.

Esta declaración responsable es lo que hemos llegado a denominar comúnmente licencia exprés. De esta manera el propietario del establecimiento está facultado a abrir las puertas de su negocio, mientras tanto se realizan las comprobaciones pertinentes y se produce la visita y comprobación por el técnico municipal encargado.

Definición de licencia de apertura y actividad de un establecimiento

La licencia de apertura es un documento oficial que tiene origen municipal y que es obligatorio para abrir cualquier local, oficina, nave o edificio en el que se vaya a ejercer una actividad. Las actividades a desarrollar pueden ser: comerciales, industriales o de servicios. El documento de licencia de funcionamiento acredita que se cumple con todas las condiciones y exigencias normativas para realizar esa actividad a la que se dirige ese espacio y autoriza a desarrollar la actividad en él.

La licencia de apertura se concede al titular o dueño del negocio de forma nominal y para el desarrollo de una actividad concreta.  Por lo tanto, cuando se trate de cambiar de titular o de actividad la misma deberá modificarse y ser renovada para casos de cambio de actividad o traspaso de negocio.

Por otro lado, la licencia de actividad es aquella que concede el Ayuntamiento y autoriza a realizar las obras y reformas necesarias en el local.

Además, debe estar sometido al cumplimiento de la normativa aplicable en cada caso. Sobre todo, en lo concerniente a accesibilidad para personas con discapacidad, insonorización, higiene y seguridad medioambiental y sistemas de protección contra incendios.

¿Cuánto cuesta la licencia de apertura de un establecimiento?

El coste de la licencia de apertura de un local se divide en 2 partes, la tasa del Ayuntamiento y los honorarios de la empresa que realiza la gestión para la confección del proyecto técnico. El precio varía y está sujeto a la ley de la oferta y la demanda, cada empresa pone sus precios. La referencia oscila entre los 290 € hasta 1000 € en actividades no calificadas. El aumento del coste es generado por las obras y adecuaciones a realizar.

Acerca del autor: Este articulo es un aporte de Jose Ere.


9Shares

Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.