Los 6 Niveles Críticos Financieros

Ir consumiendo etapas es (o debería ser) el comportamiento natural de cualquier plan de acción y, como no, del plan financiero que nos llevará hasta la Libertad Financiera. ¿Cuáles son esas etapas? Se han definido 6 niveles o peldaños que debemos ir superando hasta llegar a nuestra meta final. Una serie de objetivos intermedios que debemos ir superando para pasar al siguiente como si de un videojuego se tratara. Son:

  1. Protección financiera
  2. Seguridad financiera
  3. Vitalidad financiera
  4. Independencia financiera
  5. Libertad financiera
  6. Absoluta libertad financiera

Antes de “empezar a jugar” debemos definir dos pautas base: la primera es definir hasta donde queremos llegar, cuál es el nivel de bienestar financiero que deseamos alcanzar (no todos tenemos las mismas metas o estamos dispuesto a pagar el precio que corresponde; no se trata de ser multimillonario a toda costa, se trata de ser felices) y la segunda es conocer de donde partimos, en cuál nivel nos encontramos actualmente (lógicamente).

Protección financiera

Es el mínimo objetivo financiero que debemos cerciorarnos de alcanzar. Corresponde a la respuesta de la pregunta: ¿Cuántos meses podrías vivir con el mismo ritmo actual (hipoteca incluida) si no ganáramos nada a partir de hoy? La respuesta es dicho nivel de protección y se alcanza cuando: hemos acumulado el suficiente capital líquido (o rápidamente convertible en efectivo) para cubrir nuestras necesidades esenciales durante un mínimo de 2 a 24 meses y/o has contratado seguros privados de diferente índole para protegerte.

Seguridad financiera

Hay un salto importante del nivel anterior a este. Este objetivo se alcanza cuando se llega a acumular una “masa crítica” de capital (“Gran Capital”) que, utilizada en una/as inversión/es segura/as (relativamente), pueda producir una renta constante mensual que nos permita satisfacer las necesidades básicas sin tener que trabajar (aunque sigamos haciéndolo).

Para calcular el ingreso mensual necesario tenemos que añadir al anterior nivel de protección una partida dedicada a otros gastos como ropa (la indispensable), ocio (mínimo), estudios, actividades de los niños (en su caso), etc., pero a un nivel reducido comparado con el actual (25/30%). Entonces, y en función del % de interés de nuestra/as inversión/es, podemos calcular dicho “Gran Capital” necesario (cálculo que será imitado en el resto de niveles).

Vitalidad financiera

Dicho objetivo se alcanza cuando se llega a atesorar un “Gran Capital” que, utilizado en una/as inversión/es segura/as (relativamente), pueda producir una renta constante mensual que permita satisfacer nuestras necesidades básicas del nivel anterior más las siguientes partidas:

  • Estudios de los hijos (en su caso).
  • Crear un Plan de Pensiones Privado para el futuro (independiente de lo que esperes cobrar de la jubilación).
  • Gastos para el ocio, diversión, viajes, etc., de aproximadamente el 50% de los que disfrutas ahora
  • Ropa, uno o dos razonables artículos de “lujo”, gadgets electrónicos, etc. (máximo 50% de nuestra partida actual).

En este nivel ya podrías vivir modestamente de tus rentas, pero si sigues trabajando y ahorrando, como es lógico, engordarás exponencialmente el “Gran Capital” necesario para pasar de nivel.

Independencia financiera

El objetivo independencia financiera se alcanza cuando se llega a acumular un “Gran Capital” que, utilizado en una/as inversión/es segura/as (relativamente), pueda producir un rendimiento constante mensual que nos permita seguir viviendo con el mismo nivel de vida actual (considerando la inflación) para siempre y sin que tengas que trabajar a no ser que así se elijas. Es decir, ser independientes del trabajo.

Libertad financiera

El objetivo libertad financiera se alcanza cuando, con varias inversiones, se llega a acumular un “Gran Capital” suficiente para producir una renta constante mensual que nos permita seguir viviendo con el nivel de vida deseado el resto de nuestra vida (teniendo en cuenta la inflación) sin que tengas que trabajar. Para calcularlo hay que añadir al objetivo de independencia, la cantidad que te permita disfrutar de viajes, un coche nuevo, un apartamento en la playa, etc. (por ejemplo). Es decir, incorporar algunos de nuestros sueños materiales y calcular cuál sería su coste mensual (con cierto control, porque todavía no estamos en el nivel final).

Absoluta libertad financiera

Este objetivo se alcanza cuando se llega a acumular un “Gran Capital” suficiente para hacernos sentir libres de poder hacer prácticamente todo lo que queramos, cuando queramos, donde queramos y con quien queramosLa absoluta riqueza y éxito.

¿Cuál es tu objetivo? ¿Has calculado qué “Gran Capital” necesitas? ¿Y cuánto tiempo te llevará conseguirlo? ¿Sabe dónde estás a día de hoy? Respondiendo a estas preguntas estarás un poquito más cerca de cumplir tus objetivos.

Nota: Material basado en los textos y ejercicios del seminario “Libertad Financiera” de la Coach personal Isabel Sales.

Articulo escrito por David Álvarez de la O (blogger de Mente Millonaria) para voyaserrico.com


Artículo escrito por fxtrader

Me encantan los negocios y sueño con convertirme en un exitoso empresario. Me gusta compartir con otros emprendedores y trabajar cada día por mis proyectos.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.