Los concesionarios y un servicio de excelencia

Según el Observatorio Cetelem más de mitad de los europeos confía en los proveedores legítimos relativamente a los servicios de mantenimiento de sus vehículos. Todavía los concesionarios deben tener en cuenta que los hipermercados, los pure players de Internet y los agentes independientes cada vez más conquistan la atención de los consumidores con una comunicación efectiva, precios competitivos y mecánica rápida.

En Cetelem se sabe que las reparaciones de los coches suelen ser muy caras, este es incluso un coste que en los últimos años vio un crecimiento significativo. Entre los gastos de compra, mantenimiento, consumo, impuestos y seguro, la inversión puede ultrapasar los 2000 euros al año. Por este motivo muchos consumidores europeos se vieron obligados a buscar servicios de reparación y mantenimiento más baratos. Otra de las hipótesis que consideran muchas veces es hacer ellos mismos las reparaciones o entregar el labore a algún centro del automóvil.

Cetelem explica que el éxito de estos centros especializados  se debe en la mayor parte a los precios atractivos que practican bajo la forma de presupuestos cerrados, promociones o por prestaciones. Estas es la misma lógica que los talleres independientes siguen, siendo que entre los europeos los españoles son los más fieles a los talleres independientes.

Cetelem también observó en su último estudio que ocho en cada diez consumidores europeos se plantean comprar los recambios y contratar aparte la mano de obra con el objetivo de ahorrar algún dinero con los gastos de mantenimiento de su coche.

Después de estas consideraciones para Cetelem es sencillo percibir que el servicio postventa debe de cambiar su pensamiento sobre el coste “justo” si quiere mantener su posición en el mercado y satisfacer clientes que en los días de hoy valoran y deciden teniendo su bolsillo por base.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.