Los diferentes tipos de empaquetado de protección

Desde que el hombre comenzó a mover sus bienes de un lado a otro, tuvo que encontrar formas efectivas de preservar y protegerlos. Efectivamente, ánforas, barriles y bolsas de tela basta eran ya una forma de empaquetado protector. Por supuesto, los tiempos han cambiado, y los materiales que tenemos hoy nos permiten proteger alimentos más frágiles, al igual que fármacos o productos químicos. Le presentamos una pequeña visión general de los diferentes tipos de empaquetado de gran protección del mercado y sus aplicaciones prácticas.

Empaquetado anticorrosión

Como su nombre implica, este tipo de empaquetado se utiliza para proteger productos o artículos sensibles a la humedad. Estas cubiertas tridimensionales para objetos grandes están hechas en diversos materiales; algunas incluso tienen cualidades antiestáticas para bienes eléctricos. Usar una cubierta de un material de empaquetado de aluminio ofrece varias ventajas, además de una protección completa contra la humedad. Por ejemplo, no hay restricción de tamaño, permitiendo aplicaciones desde el campo de componentes electrónicos diminutos a grandes piezas de automóviles, ofreciendo una forma versátil de protección popular en muchas áreas.

El revestimiento de protección antihumedad

Hay también revestimientos anticorrosión para estuches de transporte sencillos, contenedores, bidones de metal, etc. Este tipo de protección es particularmente útil para productos a granel en grandes cantidades, como polvos, productos químicos, fármacos, tintes y otros productos en forma de granulado o copos. Esta es una solución económica que permite completar la protección climática sin perder espacio para los rellenos, ya que el material protector se ajusta perfectamente a la forma del contenedor.

El empaquetado protector de bolsa o saco

Las bolsas más comunes para proteger contra la humedad son probablemente aquellos que funcionan mediante soldadura térmica. Ideales para piezas industriales y dispositivos médicos, estas bolsas ofrecen una protección completa contra la humedad y evitan los costes relacionados con la conservación de piezas de metal. Pero no todos los productos admiten el calor de la soldadura, y por eso hay procesos para proteger bienes frágiles como comida o fármacos. Las bolsas presentan una cremallera resellable y son una buena alternativa porque también ofrecen la ventaja de ser reutilizables, permitiendo sacar una cierta cantidad de contenidos antes de volver a cerrarlo para proteger el resto. Por último, las bolsas de válvula se pueden sellar sin fisuras y con perfectas para los alimentos.

Para complementar la acción del empaquetado anticorrosión, podemos usar bolsas desecantes, perfectas para absorber todos los rastros de vapor de agua atrapados dentro del empaquetado. La espuma proporcionará más protección contra choques. Los indicadores de humedad controlan la efectividad de la protección midiendo la humedad existente dentro del empaquetado. Asimismo, para lograr un mayor control de las condiciones de su mercancía, puede añadir indicadores de impactos, aplastamientos o temperatura.

Protpack.fr, especialista en empaquetado anticorrosión, le invita a descubrir en su página web su gama de empaquetado en aluminio. Encuentre su solución de empaquetado con Protective Packaging.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.