Los masters online: Hacia una educación flexible y personalizada

La formación es una de las claves del suceso, repiten gurúes de todo el mundo. Pero es cierto que la vida contemporánea nos deja cada vez menos tiempo a nuestra disposición. Los masters online son una excelente opción para aquellos graduados que ya están incorporados al mercado del trabajo o para los que prefieren manejar su tiempo con total libertad.

En los últimos años la tecnología de la información y las comunicaciones ha dado pasos agigantados insertándose prácticamente en cada esfera de nuestra vida. La educación tampoco se ha quedado rezagada por lo que en la actualidad es posible encontrar algunas materias o incluso programas enteros que se cursan totalmente online.

Por supuesto, algunas personas aún se muestran recelosas ante este tipo de enseñanza, lo cual es perfectamente comprensible ya que se trata de una actitud resistente ante el cambio. Sin embargo, lo cierto es que detrás de este temor solo se esconde el desconocimiento ya que muchas de las limitaciones que poseía la educación a distancia hoy han sido superadas gracias a la inmediatez de la tecnología.

Mucho más que una solución emergente

En el imaginario popular aún subsiste la idea de que los masters online son una opción válida solo para quienes tienen problemas para trasladarse hasta la universidad y recibir el curso presencial. Sin embargo, estos programas son mucho más que una solución emergente, representan una nueva modalidad de enseñanza donde cada estudiante podrá seguir su propio ritmo de aprendizaje.

Además, la libertad y la flexibilidad intrínsecas a los masters online son un valor adjunto imposible de hallar en los programas presenciales, que muchas veces nos obligan a trasladarnos hasta otras ciudades o a cambiar radicalmente nuestro modo de vida. Al contrario, al seguir un programa online podremos continuar trabajando, lo que implica que cada conocimiento teórico podrá ser aplicado inmediatamente en la práctica dando lugar a competencias profesionales realmente sólidas.

Un cambio de paradigma

Uno de los principales problemas que siempre se le apuntó a la educación a distancia fue la falta de interacción entre los estudiantes y el retraso en la retroalimentación. Sin embargo, con la rapidez de Internet, estas dificultades se han superado.

Por ejemplo, hoy por hoy la mayoría de los masters online planifican algunos días al mes para realizar foros sincrónicos donde se debate sobre determinados temas. El profesor actúa como un moderador y los estudiantes exponen sus criterios y dudas, justo como ocurre en las aulas. De esta manera, en la educación online también se vive un aprendizaje cooperativo.

Finalmente, otra de las ventajas de los masters online es que como todo el contenido de cada uno de los cursos se encuentra en la red, podrás volver a ellos cada vez que lo necesites sin tener la necesidad de estar tomando apuntes constantemente.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Alejandro Reply

    Muy buen aporte. Considero que la mayor ventaja de hacer un master de manera online recae en la posibilidad única de elegir los días y horarios de capacitación. Actualmente no muchas personas disponen de la posibilidad de estudiar de forma presencial por lo que la implementación de esta clase de metodología es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.