Los tratamientos estéticos en crisis

Cuando alguien quiere decir que la crisis afecta en menor medida al sector de la estética que a otros sectores, casi siempre me pone el mismo ejemplo, que las ventas de barras de labios de color rojo aumentaron en la crisis del 29. Pero lo que nadie me dice es cual fue la evolución total de la facturación de los productos de belleza durante ese periodo, seguro que fue pésima, como ahora.

La crisis afecta a la gran mayoría de la población, hemos reducido el consumo drásticamente, bien porque hemos perdido nuestra fuente de ingresos, se ha reducido o tenemos el temor de que en un futuro próximo la perdamos. El 5% de la población que no se ve afectada en ninguna medida por la crisis, no puede mantener el nivel de consumo anterior, por lo que entramos en la pescadilla que se muerde la cola, crisis – reducción de consumo – mas crisis.

En la economía familiar, los primeros recortes llegan en los productos o servicios que consideramos prescindibles, y en este tramo entran los tratamientos de belleza que ofertan los centros de estética. Los productos cosméticos si los consideramos necesarios, porque nos dan la sensación de que nos estamos cuidando, pero la esta sensación nos la ofrecen por igual productos de menor coste, por lo que la facturación global de sector, también se reduce.

La falta de financiación es otro de las causas de la bajada de uso de tratamientos estéticos y de cirugía plástica. En tiempo pasados los centros tenían la opción de financiar el tratamiento en cómodas cuotas porque tenían negociada la financiación con alguno de los bancos de los que eran clientes, en caso de tratamientos más económicos el cliente podía echar mano de su tarjeta de crédito, hoy en día esos usos prácticamente han desaparecido.

Toda crisis tiene puntos positivos, en este sector yo considero que lo beneficioso de esta crisis es lo siguiente; se produce una criba en todo el sector, tanto de profesionales como de fabricantes de productos, solo quedan los mejores y los que trabajan por vocación. Se ha desinflado la burbuja de precios, que en este sector se hincha enormemente en tiempos de bonanza.

El autor de este artículo es distribuidor de un importante laboratorio de productos cosméticos para centros de estética. También vende y enseña el funcionamiento de aparatología para tratamientos estéticos. Administra un blog de belleza que trata estos temas y gestiona una tienda online donde pone al alcance de la mano del cliente particular todos estos productos profesionales.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.