Los 17 Mandamientos del Inversionista

Invertir no es un juego. Muchas personas entran al mundo de las finanzas guiadas por las historias fantásticas de grandes inversionistas del mundo financiero que hicieron su fortuna, aparentemente, de la noche a la mañana. Creen que hay una formula mágica que les permitirá hacer trillones de trillones de dólares, sin mover un dedo. Pero lamentablemente se estrellan contra la dura realidad del mercado, el cual es implacable con los inversionistas novatos, les quita su capital y los deja maldiciendo su suerte. Estos son los mandamientos del inversionista, para aquellos que están dispuestos a enfrentar el reto y desean el camino largo y espinoso, pero que al final recompensa con dinero y conocimiento.

1- Hay que preservar el capital. Unas de las reglas más famosas de Warren Buffet dice: “Primera regla: Hay que preservar el capital. Segunda regla: No olvidar nunca la primera regla.” El capital de un inversionista es su munición y esta debe ser utilizada cuando se presente una buena oportunidad. Si se deja que las perdidas aumenten, esperando que el mercado se compadezca del inversionista, este tarde o temprano terminara sin capital y se enfrentara al dilema de hacer efectiva esa perdida o adicionar más capital a una posición perdedora con la esperanza de que todo cambie. Para ser un inversionista exitoso hay que saber como lidiar con las pérdidas.

2- Toda perdida no realizada es una perdida. Todo inversionista o trader enfrentara perdidas, no hay un mecanismo que asegure que en el 100% de las transacciones se va a obtener una ganancia. Como se manejen las perdidas separa a los buenos inversionistas de los malos. El 95% de los inversionistas tienden a tomar ganancias rápidamente y dejar que las posiciones que tienen perdidas continúen. En el largo plazo terminan perdiendo su capital. Es fácil tomar las ganancias y difícil dejarlas crecer y es fácil dejar crecer las perdidas y difícil tomarlas, porque sicológicamente una perdida no es tal sino se hace efectiva.

3- Hay que tener un nivel de riesgo/ganancia (R/G). El R/G es un factor que el inversionista debe establecer antes de entrar y/o salir de una posición. Siempre hay que mantener el R/G al menos en 1:1 (se espera ganar un peso arriesgando perder uno), ya que si el inversionista sufre una perdida le tomara solo una transacción exitosa para recuperar esta perdida. Si el R/G es menor que uno, esta se vuelve en contra del inversionista ya que tendrá que tener numerosas transacciones exitosas antes de recuperar una sola perdida, y en el proceso estará exponiendo su capital a mayores perdidas.

4- Hay que ser humilde. Cuando el inversionista es exitoso se siente invulnerable, dueño del mundo, “master of the universe”, entonces el mercado se encarga de recordarle que es uno más. El mercado no discrimina. A veces la mejor transacción es aquella que no se hace. A veces hay que simplemente apartarse del mercado. Al mercado hay que respetarlo, hay que escucharlo, ya que el siempre da las respuestas a la preguntas que buscamos. El mercado premia a los inteligentes y humildes, y castiga a los perezosos y engreídos. El mercado siempre tiene la razón, es el inversionista el que puede estar en el lado incorrecto: compra cuando el mercado esta en su punto máximo o viceversa.

5- La avaricia es la peor motivación para invertir. El mercado siempre castiga la avaricia y siempre premia la moderación. Nunca trate de hacer todo el dinero en una sola transacción, si lo hace ya no esta invirtiendo sino apostando. Hay una delgada línea que separa a los inversionistas de los apostadores, siempre que hay dinero de por medio hay quienes toman decisiones ciegamente. Si quiere ser un inversionista exitoso no piense como un apostador, no tome decisiones a ciegas y no dependa de la suerte, porque la suerte viene y va, como los apostadores, a la larga son los inversionistas los que quedan.

6- No agrandar una posición perdedora. Un error común en los inversionistas novatos es aumentar el tamaño de una posición que esta generando perdidas ya que esto, dicen algunos, ayuda a bajar el punto de equilibrio. Sin embargo esto sucede solo si el precio reversa su dirección a favor de la posición. ¿Pero que pasa si el precio continúa en contra de la posición? Las pérdidas aumentan a una mayor velocidad ya que el tamaño de la posición ha aumentado. Muchos inversionistas siguen aumentando su exposición en espera de un cambio de tendencia que los favorezca y le ayude a alcanzar su punto de equilibrio, pero el único punto de equilibrio que logran es cuando su margen se agota y deben liquidar con grandes pérdidas. No hay nada peor que ver desaparecer el capital por tener que cumplir con un requerimiento de margen. No culpe al mercado por sus errores, cúlpese a usted mismo.

7- Hay que aprender de los errores. Como inversionista soy el único responsable de mis decisiones y de mis acciones, ya que yo soy el único que tiene que vivir con las consecuencias de estos actos. No importa si el resultado es bueno o malo, lo importantes es entender y aceptar las consecuencias de todas las decisiones. Cuando negoció se que solo hay dos resultados: ganar o perder, y debo estar preparado mentalmente para ambos, porque si no soy capaz de aceptar la responsabilidad por mis actos entonces no debería estar en el mercado. Como inversionista dependo de mis propias opiniones y saco mis propias conclusiones, puedo escuchar consejos pero yo soy el único que decido que hacer: nunca dejo que otros tomen decisiones por mí. ¿Porque muchos inversionistas culpan a otras personas cuando hacen un mal negocio? Porque es parte de la naturaleza humana culpar a otros y dejar que otros tomen las decisiones por usted. Aprenda de sus errores y aprenda a tomar sus propias decisiones, solo así se convertirá en un buen inversionista.

8- No hay que dejarse dominar por las emociones. Muchos inversionistas novatos cuando pierden dinero, sienten la necesidad de tomar revancha con el mercado y recuperar lo que pedieron, entonces empiezan a negociar indiscriminadamente y sus pérdidas aumentan más y más. Nunca deje que sus emociones nublen la razón, nunca trate de recuperar su dinero inmediatamente, lo único que lograra es perder aún más. Lo mejor que puede hacer es alejarse del mercado e intentar nuevamente con la cabeza despejada, no importa cuanto tiempo tome en lograrlo. Esto separa a los veteranos de los novatos.

9- La mejor acción es la que no se hace. No hay que negociar por negociar. Muchas veces el mercado no ofrece una buena oportunidad para negociar y lo mejor es no hacer nada y esperar. ¿Que pasa si el inversionista se apura y negocia solo por estar en el mercado? Simple: pierde y volverá a perder si lo intenta de nuevo. La clave para ser un inversionista exitoso es saber cuando parar. Un inversionista debe saber como y cuando parar y estar por fuera del mercado. Es difícil parar, pero es importante hacerlo y alejarse del mercado por un tiempo cuando las cosas no van a su favor, porque una par de malas transacciones se pueden convertir en una mala racha. Si un inversionista no sabe parar, eventualmente se quedara sin capital.

10- El tamaño si importa. Uno de los errores más comunes en los inversionistas novatos es el tamaño de la posición o de la inversión. Muchos novatos incrementan su posición una vez han tenido un par de buenas transacciones y esto es un grave error. El tamaño de una posición no solo incrementa las ganancias, también incrementa las perdidas. Otro error común es incrementar el tamaño de una posición luego de haber experimentado una perdida, con la esperanza de recuperar lo perdido. Este el momento en que el inversionista es más vulnerable, ya que esta involucrado emocionalmente con la transacción y una mayor posición puede llevar a mayores pérdidas. Lo mejor que puede hacer un inversionista es reducir el tamaño de las posiciones futuras luego de haber experimentado una o varias perdidas, por que no hay que olvidar que lo más importante es preservar el capital. La perdida de capital limita las posibilidades de recuperar las perdidas y tarde o temprano forzará al inversionista fuera del mercado.

11- El orgullo. A medida que un inversionista es más exitoso en sus operaciones llega un momento en que el cree que es el mejor inversionista de todos y que nada puede salir mal. Es en este momento en que el inversionista es más vulnerable a si mismo, ya que posiblemente tenga la posición o inversión más grande que nunca antes haya tenido. Pero es aquí donde lo más desastroso puede ocurrir, porque el éxito puede nublar su juicio haciendole creer que el ya sabe todo lo que el o ella necesita saber acerca del mercado y como negociar. Un pensamiento como este lo llevara a la ruina, porque si algo dejar de funcionar o las condiciones del mercado cambian y él continúa creyendo que todo lo sabe, terminara en últimas siendo victima de su propio éxito. Nunca piense de esta forma. Si ya es exitoso, siempre podra ser mejor: siempre habra espacio para ser mejor. Los mercados cambian y para mantenerse exitoso, un inversionista debe cambiar tambien, permanecer humilde y nunca convertirse en una victima de su propio éxito Recuerde aprender de los mercados y ser agradecido con sus enseñanzas.

12- No hay que “sobrenegociar”. Uno de los mayores errores de los inversionistas novatos es que “sobrenegocian”, es decir, deciden entrar al mercado más veces de las necesarias. Esto genera unas perdidas sustanciales, porque cada vez que el o ella entra al mercado esta exponiendo su capital en un mayor número de transacciones que no se reflejan instantáneamente en ganancias y pueden, por el contrario, incrementar sus perdidas. Tambien con el incremento en el numero de transacciones se incrementan los costos: spreads, comisiones o desfases en la ejecución de una orden. Una de las ideas erroneas más comunes entre los inversionistas novatos, es que siempre se tiene que estar en el mercado, pero al estarlo el inversionista no se da el tiempo suficiente para hacer una pausa y eventualmente perderá debido a las condiciones adversas del mercado. Hay momentos en que hay que estar en el mercado y hay momentos en que no, simplemente por que no siempre existen buenas oportunidades para lograr una ganancia. Negociar solo por negociar es la peor razón para estar en el mercado. Paciencia, paciencia y mucha paciencia: esta es la clave para convertirse en un inversionista exitoso. La paciencia evitara que el inversionista “sobrenegocie” y siendo paciente el inversionista tendrá tiempo para observar y hallar potenciales oportunidades de ganancias. Recuerde no es la cantidad de veces que entre al mercado sino la calidad de estas, lo que diferencia al un experto de un novato.

13- No hay que perseguir el precio. Nunca hay que perseguir el precio, ya que por hacer esto se entraria a un nivel que alteraria la relación riesgo/ganancia que nos llevo a considerar esta transacción y seguramente violaria las condiciones técnicas o fundamentales que tuvimos en un comienzo. Los inversionistas que persiguen el precio generalmente se encuentran con que este se vuelve en su contra, lo cual inmediatamente incrementa la probabilidad de que se active el stop o se incurra en una perdida superior a la anticipada, todo por la precipitación del inversionista por establecer una posición. Nunca persiga el precio por que en el momento en que lo alcance, los motivos técnicos que lo llevaron a pensar en esta opción ya no seran los mismos y esto hace que la relación riesgo/ganancia sea desfavorable. Otro de los errores de los inversionistas novatos es quedarse atrapados en una transacción no efectuada, es decir, cuando dicen “si hubiese comprado a este precio, me habría ganado 50%…”. La clave para el éxito de un inversionista esta en no prestar atención a las posibles transacciones que se han desaprovechado, sino en concentrarse en las potenciales transacciones futuras. Una oportunidad perdida muchas veces sirve como confirmación de que el inversionista tenian la razón en su analisis y que este analisis servirá para encontrar en un futuro nuevas oportunidades que puedan generar ganancias. Recuerde que una oportunidad perdida es mejor que un capital perdido.

14- Hay que aprender de los errores. El error más común es no admitir que se ha cometido una equivocación, aceptar las consecuencias y cerrar la posición. En lugar de esto lo que muchos inversionistas hacen es mantener su orgullo y apegarse a una posición perdedora solo para evitar admitir que se equivocaron. El orgullo no tiene lugar en el mercado, esto solo lleva a perdidas devastadoras, especialmente si el inversionista ha tenido una racha ganadora y se siente invencible. Solo un inversionista puede sentirse orgulloso cuando es capaz de admitir sus errores y salirse de una mala posición, para lo cual es necesario hacer uso de stops con el fin de minimizar las pérdidas por estos errores. Los errores deben ser experiencia de la cual aprender, puede que el inversionista no sepa todas las tácticas que funcionan, pero al errar conoce cuales no funcionan y no repetira ese error dos veces….o tres.

15- El capital es sagrado. Uno de los principios fundamentales en el mundo financiero es el manejo del capital y muchos inversionistas negocian sin limitar sus perdidas mediante el uso de stops. Los stops no son una opción cuando se negocia, son obligatorios si se quiere preservar el capital y deben ser utilizados para eliminar la labor de adivinación “¿debo cerrar esta posición perdedora o tal vez espero que el precio se ponga a mi favor?”. Este tipo de pensamiento puede destruir a un inversionista, porque no utilizar un stop y no tomar una decisión junto con la adrenalina y el deseo de que todo mejore es la receta perfecta para el desastre. El stop es una perdida cierta, un inversionista no deberia nunca transar sin un stop o conociendo su limite de perdidas. Negociar sin un stop expone el capital del inversionista a una perdida total, lo cual nunca debe suceder cuando se abre una posición. La clave para todo inversionista exitoso esta en minimizar las perdidas y maximizar las ganancias. Las perdidas son inevitables; el problema esta en que tan pronto quiere el inversionista afrontarlas, porque una perdida pequeña sin un stop puede rapidamente escalar en una perdida total del capital. No sea orgulloso, use stops: nadie tiene la razón el 100% de las veces. Cada vez que abra una posición, debe determinar de antemano cual sera su nivel de perdidas y por consiguente su stop, por que lo unico cierto sera cuanto podrá perder y nunca pierda más de lo que arriesga. Un inversionista nunca debe perder más de lo que el o ella arriesga siempre y cuando se mantenga la relación riesgo/ganancia positivo.

16- Hay que adaptarse al mercado. Una de las virtudes más importantes de un buen inversionista es aceptar que la estrategia que ayer funcionaba puede no funcionar hoy. El error más común que cometen muchos inversionistas es apegarse a una estrategia que ha dejado de servir, no importa si esta ha generado grandes ganancias en el pasado, lo que importa es el presente y el futuro. Como inversionistas no negociamos el pasado sino el futuro. A medida que el tiempo pasa los participantes del mercado cambian así como las reglas que lo regulan. Entonces ¿por qué el inversionista persiste en hacer algo que ya no funciona? Simplemente porque el orgullo es parte de la naturaleza humana. No sea orgulloso! Reconozca que se equivoco y cambie. Para ser un inversionista exitoso hay que tener confianza, consistencia, capital y liquidez.

17- No hay que estar siempre en el mercado. En todos los mercados hay momentos de acción y momentos en que no. Para ser exitoso, el inversionista debe estar atento y no salir a perseguir el precio de una acción. Esto se debe reemplazar siendo cauteloso, paciente y atento. Es imposible negociar todos los días, solo hay que negociar cuando oportunidades reales y mantenerse al margen del mercado cuando no las hay. Un inversionista no debe estar en el mercado cuando no hay nada que hacer: no negocie cuando no exista una situación o las condiciones del mercado no se ajusten a su metodología de negociación. Negocie solo cuando vea algo. Nunca negocie solo por estar en el mercado.

Fuente: http://www.finanzasydinero.com


Artículo escrito por fxtrader

Me encantan los negocios y sueño con convertirme en un exitoso empresario. Me gusta compartir con otros emprendedores y trabajar cada día por mis proyectos.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. David Reply

    Estoy de acuerdo en los puntos que se mencionan en este artículo y además quisiera agregar otros para ser buen inversionista de negocios e inversiones, estos son:

    Es necesario tener disciplina fiscal. Es decir, ser muy buenos administradores con el flujo de efectivo, tener una planificación para el ahorro y la inversión.

    Buscar inversiones y no apuestas. Con esto quiero decir que si compras acciones o divisas en bolsa de valores, muy seguramente no tendrás control de tu dinero en este tipo de negocios, y lo que ocurre es que más bien parecerá una apuesta más que una inversión.

    Y lo otro es, tener una buena entrada y una salida asegurada. Quiero decir con esto que debes comprar barato, por debajo del mercado, y tienes que tener resuelta la salida antes de entrar, es decir, debes saber a quién o quienes vas a vender tu negocio o lo que produzca tu negocio.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.