Ser millonario depende de que tengas mentalidad de abundancia

El cambio más poderoso para hacer dinero en grande, es crear una mentalidad de abundancia.

Ver el vaso medio lleno o medio vacío es una forma más simple de hablar sobre mentalidad de abundancia porque, sencillamente, adquirir esta forma de pensar no es más que una modificación de tu perspectiva con resultados increíbles.

A lo mejor hayas escuchado alguna vez que estudiar carreras como Derecho o Medicina te aseguraban una seguridad financiera diferente a si querías ser artista o dedicarte a la filosofía. Estas carreras de moda van cambiando según la época en la que nos encontremos, pero siempre ha permanecido la idea de que dedicarse a ciertas profesiones te hará millonario.

Así como en países de América Latina es común escuchar frases como que las cosas están muy duras, que no hay trabajo suficiente, que la inseguridad sigue aumentando y que de la quiebra nunca saldremos.

Pero, la verdad es otra: Los millonarios son personas que han construido sus imperios con sus propias manos, en lugar de haber ido a la universidad a estudiar cómo serlo. No, ser millonario no depende de un gen mutante; pero sí de una mutación en nuestra forma de pensar.

En mi serie Emprender desde el ser, la que realicé con Empréndete sobre mi mentoría en emprendimiento, enseño la forma de cultivar mentalidad de abundancia después de haber acumulado miles de experiencias para formar una base sólida y enseñar a crearla.

3 Leyes para cultivar una mentalidad de abundancia

Ser millonario depende de que tengas mentalidad de abundancia

Como punto de partida, te quiero compartir las 3 leyes que considero necesarias para que empieces a pensar como millonario:

  1. La ley de la afinidad: Esto se basa en que pidas desde la certeza de logro y realidad. Si se pide desde la responsabilidad y la escasez, el camino no se disfruta; en cambio, pedir desde la abundancia y la gratitud, hará que las cosas fluyan. Debes entender que todo lo que pidas, desde tu mente, es porque ya sabes que lo mereces. ¿Quieres entender esto mejor? Mantente conectado conmigo en mi página web.
  2. La ley del camino interior. Cuando emprendes, ¿Te has preguntado si tienes total confianza en tu creatividad y en tus propias fuerzas? Este proceso implica que te conozcas y entiendas que tienes la voluntad suficiente para darle algo al mundo. El primer valor agregado de todo emprendimiento eres tú mismo. Si tu mente no está equilibrada y programada para generar riqueza, no verás éxito en tus esfuerzos.
  3. La ley del renacimiento. Para lograr tener una mentalidad de abundancia, es necesario que sepas que tú eres tu propio emprendimiento para así romper con los esquemas que, inconscientemente, has construido y te impiden surgir. En mis talleres doy las claves puntuales para entender de qué forma podemos renacer y cambiar nuestra codificación mental.

Si deseas conocer a este mentor y amigo que ha ayudado a cientos a emprender sus propias historias, ¡Puedes ser parte de mi curso de emprendimiento altamente recomendado! Nada más regístrate en mi página web.

¿Acaso hay más?

ESCUCHA: Proactividad vs. Reactividad ¿De qué lado estás?

Un gran consejo final que queda es entender los resultados de tu emprendimiento van a ser reflejo de lo que tú eres. Debes empezar a hacer todo con amor y pasión, porque el dinero es una recompensa no un medio; esto quiere decir que si haces bien tu trabajo y le entregas algo al mundo inigualable, serás muy bien recompensado.

Estaré publicando temas así de forma recurrente. Si quieres más información o ser parte de mi ciclo de mentorías sobre emprendimiento, te invito a que te registres en mi página web.

¡Gracias!


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.