Optimismo y expectativa para un año distinto

La nueva legislación sobre las importaciones, las quitas de subsidios y las menores estimaciones de crecimiento configuran un panorama que todavía no se encuentra definido con claridad. Esto representa un desafío para la planificación y el crecimiento de las compañías, que influye inevitablemente en la demanda de personal y la tercerización de operaciones logísticas.

Por Redacción Énfasis Logística

A diferencia de estos últimos años, el 2012 se presenta como un año con estimaciones de crecimiento sensiblemente menores, aunque crecimiento de todos modos. Este nuevo contexto prevé una mayor prudencia por parte de las compañías a la hora de realizar inversiones. Para conocer cómo puede impactar esta situación en la demanda de personal para el sector logístico y la tercerización de operaciones, consultamos a Brenda Baran, responsable de las divisiones de Engineering & Manufacturing, Supply Chain & Procurement, Sales, Marketing, IT y Human Resources, de Michael Page Argentina.

Énfasis Logística: ¿Cómo afectan las menores estimaciones de crecimiento a la tercerización de operaciones?

Brenda Baran: Creo que frente a contextos en los que todo es más incierto se tiende a tercerizar. Yo hablo con los número uno de empresas operadoras o gente que trabaja en supply chain y siempre ante un contexto incierto en lugar de invertir internamente prefieren tercerizar, pagar un poco más pero no que dar comprometidos con una inversión que no saben si podrán rentabilizarla en el corto plazo.

De todas formas, estas últimas semanas hemos tenido informaciones nuevas que hacen que estas expectativas vayan cambiando un poco. Hay muchos aspectos importantes a tener en cuenta, como la posible quita de subsidios al gasoil para transporte. Se debe analizar cuál es el trade-off para el equipo de supply chain de las empresas, ya que si quitan estos subsidios el incremento de los costos logísticos sería de un 38% y, de concretarse, deberán analizar si aún así van a seguir trabajando con operadores, que si bien les brindan su especialización y muchos factores que son claves para mejorar el negocio de la distribución y la logística, sufrirían un importante incremento en sus precios.

Es indudable que si en vez de tercerizarlos van a armar una logística propia también van a tener costos que van a aumentar, pero habría que analizar en qué porcentaje al tratarse un servicio propio. Este es un punto que va a favorecer actitudes más conservadoras por parte de los empresarios. En términos generales, nosotros tenemos clientes que están más conservadores que el año pasado y otros que no, según el segmento. Los autopartistas por ejemplo están más prudentes, mientras que el sector de electrónica está en general algo más arriesgado y positivo.

Por otro lado, también tenemos la nueva legislación sobre las importaciones, que hasta hace poco era a nivel productivo y ahora también impacta a las materias primas importadas. Nuestra compañía trabaja con muchos clientes en Tierra del Fuego que ensamblan y traen la mayoría de sus materias primas del exterior, y están con ganas de tener un proveedor local pero se encuentran con que en muchos casos no existen. Creo que sería interesante poder pensar un escenario más de mediano o largo plazo para poder desarrollar proveedores locales, para poder seguir adelante con el crecimiento a nivel productivo y que eso impacte positivamente también en el negocio de las operadoras.

É. L: ¿Qué sector de la cadena logística presenta mayor demanda en este nuevo contexto?

B. B: En lo que se refiere a supply chain, para nosotros lo que más va a tener valor ahora es Comercio Exterior, que son las gerencias que deberán “traducir” las nuevas leyes a la práctica del negocio y encontrar, dependiendo de cada actividad, la veta para seguir operando, creciendo y cumpliendo con los clientes. Compras también es importante, pero creo que este año va a acompañar lo que suceda con Comercio Exterior. No va a ser tan clave como lo fue el año pasado, donde el foco era la fijación de precios y comprar bien. Ahora pienso que más que nada el paso fundamental va a ser conseguir la materia primar a nivel de importación y exportación.

É. L: ¿Las últimas decisiones políticas van a hacer sentir su impacto este año?

B. B: Creo que sí y, como todo, si se lo mira como una oportunidad considero que los cambios son positivos. Ojalá que los cambios puedan ser prácticos y realmente fomenten el crecimiento de nuestra industria.

En el último año hemos crecido mucho en supply chain. La mayoría de las búsquedas fueron del sector compras, y en el último semestre empezamos a crecer más en todo lo que es logística. Justamente comercio exterior fue el segmento donde tuvimos menos búsquedas, que creo que va a ser la vedette este año.

É. L: ¿Cómo estuvo compuesta la demanda del sector logístico?

B. B: Operadoras nuevas internacionales que están ingresando al mercado local, otras locales que están creciendo mucho y buscan posiciones de Jefe o Gerente de Operaciones, y también posiciones de supply chain en empresas de consumo masivo, bien generalistas, que tienen una pata muy fuerte en todo lo relativo a distribución. En consumo masivo estamos trabajando muy fuerte en bebidas, alimentos, cosmética y retail. Estos son los segmentos en los que más estamos trabajando.

É. L: ¿Cómo ven la disponibilidad de RRHH capacitados?

B. B: Por suerte este es un problema lindo porque trabajo hay, lo que falta es crecer en términos profesionales y habilidades técnicas, y creo que el tiempo y la experiencia en el trabajo van a ayudar en esto. Obviamente que la formación es clave, los postgrados, cursos, etc. que cada vez hay más. Si analizamos el trabajo de un Jefe de Operaciones de un operador logístico, la clave de su éxito es saber manejar a la gente, quizás 100 o 150 personas a cargo, manejar el warehousing, poder planificar bien, que los empleados trabajen bien y contentos, que entiendan al cliente y que cumplan con los tiempos. Actualmente en la histórica pelea entre ventas y logística (ventas concreta pedidos pero luego el jefe de logística debe asegurar su entrega en tiempo y forma) se está ganando una asociación muy fuerte, y esto tiene que ver con la profesionalización de las áreas de logística. En RRHH hay mucho por aprender todavía, pero estamos creciendo a un muy buen ritmo y hay muy buenos profesionales en Argentina, tanto juniors con potencial como gente con trayectoria, dos perfiles muy bien marcados.

É. L: ¿Argentina sigue las tendencias regionales en cuanto a tercerización?

B.B: Las empresas multinacionales sí, por ejemplo un cliente nuestro de consumo masivo, farmacia y otros negocios, vino a armar un equipo regional de supply chain en Argentina para toda la región. Nosotros hicimos todas las búsquedas para ese equipo y todos tienen base en el país. Se armó una estructura muy interesante, de acuerdo a las mejores prácticas a nivel mundial, lo que demuestra que en Argentina hay muy buenos profesionales.

Hay otras compañías que están migrando a lo opuesto. Hay algunos países, como por ejemplo Costa Rica, que ofrecen beneficios impositivos y muchas compañías trasladan su equipo de compras allá y operan comprando y vendiendo inter company entre ellos. Muchas empresas de consumo masivo lo están haciendo, como por ejemplo Procter hace un tiempo en Costa Rica y Unilever hace un año y medio en Suiza.

Arman un “hub” (concentrador) de compras a nivel global en estos países y ganan en sinergia, porque negocian para todas las operaciones globales y se benefician impositivamente. Es algo que puede ser bueno particularmente en compras. En conclusión, conviven las dos tendencias y no hay algo muy definido. Lo que sí, cada vez más los número uno de las compañías le ponen foco al perfil de supply chain globalmente. Actualmente es posible ver a gente de supply chain sentada en una mesa de directorio, mientras que antes el responsable era un Director Industrial y la supply chain era solo una de sus operaciones, esto ya cambió.

La demanda de perfiles para operadores logísticos creció mucho, creo que por dos motivos: por el crecimiento del negocio y por la alta rotación que hay.

É. L: ¿Qué expectativas tiene para 2012?

B. B: Muy buenas, tenemos una mirada positiva así que vamos a acompañarlos.

Respecto a las estructuras, todas las empresas tienen a alguien en el área de logística, la diferencia cuando tercerizan es hasta dónde quieren tercerizar. Todo lo que es distribución, fletes y camiones la mayoría lo terceriza porque es muy operativo y del día a día. Por otro lado, todo lo que tiene que ver con la planificación de la logística algunas lo tienen in house y otras lo tercerizan. Las empresas argentinas en su gran mayoría optan por tenerla dentro de su empresa.

Los empresarios locales en general son positivos respecto de 2012, sobre todo cuando analizan estos últimos años de crecimiento. Respecto de las nuevas disposiciones creen que se va a encontrar la forma de poder seguir operando y creciendo.

Si te gusto esta nota, también te puede interesar:

Una herramienta flexible para tiempos complejos

  Michael Page designa nuevo gerente de Administración y Finanzas


Artículo escrito por Revista Énfasis

Revistas técnicas orientadas a sectores industriales específicos: Énfasis Logística, Énfasis Packaging y Énfasis Alimentación Latinoamérica.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.