Tu pasión no se compra con un sueldo… ¿o sí?

Daniel, deberías de ver mi trabajo, entro temprano, paso mucho tiempo en el tráfico, en el metro, en las multitudes para poder llegar a tiempo.

Una vez allí tengo que igualmente pasar muchas horas dentro de la oficina con un jefe que no aprecia lo que hago o con compañeros de trabajo que a penas y logro tolerar día a día.

La verdad me identifico mucho con esto porque así es como solía sentirme hace algunos años atrás.

Cuando trabajaba en mi segundo empleo, entraba a las 8am (y querían que estuviera puntual como inglés), salía a comer de 2 a 4pm pero mi horario de salida era totalmente incierto. 9 pm “como lo estipulaba la ley” era lo más temprano que salía. Pero esto raras veces lograba cumplirse con éxito.

10, 11 o incluso 12 de la noche o 1 am eran horarios frecuentes de salida. Además de atender el día sábado de 9am a 2pm como mínimo aunque no hiciéramos nada… así es, había ocasiones en que solo mirábamos películas y no adelantábamos gran cosa pero teníamos que ir porque el jefe “así lo indicaba”.

¿Qué clase de escena es esta?, ¿Te gustaría vivir así hasta que te retires?

Yo no sé tú pero como ya bien has adivinado yo no.

Solía juntarme en grupos con algunos de mis compañeros de trabajo para hablar de lo mal que estaban las cosas y que “debíamos hacer algo” al respecto.

  • Qué te parece si juntamos el dinero extra que nos dan en navidad para abrir un pequeño negocio
  • Un autolavado sería buena idea
  • Quizás un depósito de cervezas

Eran algunas de las ideas que solíamos confesarnos en grupo. Pero, ¿sabes?

Llegado el momento de la ejecución salían todas esas cosas “necesarias” que repentinamente impedían seguir adelante.

  • Este mes es el cumpleaños de mi hijo y quiero celebrarle en grande
  • Lo he hablado con mi esposa y le parece arriesgado
  • No lo sé, no creo que vaya a funcionar, ¿sabes?

Por supuesto que es riesgoso, por supuesto que no sabes de negocios (por ahora) y siempre existirán eventualidades que irán saliendo con el paso de los días.

Mi pregunta para estas personas sería:

¿Y entonces cuándo piensas tener éxito haciendo lo que más te apasiona?

Comencé a ver cómo su chispa de la esperanza se iba apagando conforme pasaban los meses y los años… ¡estaba entre esclavos del sistema!

Desde luego no todos los trabajos son así, hay quienes en verdad disfrutan siendo empleados desarrollando lo que sea que desarrollen.

SI tu eres una de estas personas ¡Felicitaciones! Eres parte de una minoría a nivel mundial. Eres una persona afortunada y te recomiendo que sigas adelante y que cuides bien de tu trabajo.

Pero si eres de los que no se sienten a gusto… ¿qué piensas hacer para solucionarlo? ¿Hasta cuándo vas a estar así?

No temas escucharte a ti mismo/a, tú bien sabes qué es aquello que te apasiona. Quizás ha pasado ya tanto tiempo que incluso esté un poco sepultado entre tantas emociones de miedo y tristeza que ni siquiera te dan ganas de echar un vistazo… pero muy en el fondo… sabes que lo tienes.


Artículo escrito por Dan Gaona

Puedo apoyarte esos pequeños grandes pasos que se requieren para mover tu vida desde donde estás hasta donde te gustaría estar. Incrementa tu voluntad...

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.