Periodismo. La verdad de la mentira o mintiendo con la verdad

Ese chino solo fue un cabrón tomando fotos. Muchos cabrones toman algo con una cámara ahora y en el pasado y qué de grande tiene eso. Solo que los ricos y los famosos le dieron importancia a ese y a otros no. Pués no sé.

No sé que escribir de un guevon al que todos le reventaron cuetes en vida cuando solo fue un juerguero con cámara. Nada más. Lo que si se saca de él es la lección que el periodismo no se estudia se ejerce y se llega a él, es decir al periodismo, por suerte y con suerte se hace carrera.

En la época del Chino hubieron muchos tal vez mejores que él pero el fue el más mosca. El que se las sabía todas y no dejó que otros le quiten la chamba y el sitio. Igual es ahora y en los noventa y ochenta.

Digo si yo fuera Baruch Ivcher, el magnate del canal 2, preferiría contratar como mis primeras practicantes del noticiero de las 10:00 p.m. a Monica Zevallos o Mari Tere Braschie más por las caritas y las patas, que a un mocoso que por más que sepa de periodismo no puede poner a cantar mi pájaro. Al fin eso de las pintintas intelectualuanas de señoritas delicadas y el caché profesional lo ganarán en la calle.

Para eso, digo yo, si yo fuera un magnate de la Tele, la Prensa o la Radio, o al menos un tercerón importante en esas industrias, podría sacarlas a pasear para que se codeen con mis amigotes.

Luego que con las plata que les pago se estudien un par de maestrias, o saquen título en la Católica, la Ricardo Palma, la San Marcos o la Pacífico y listo.

Igual digo, hago con aquel que sea mi causa. Si lo veo alcahueton, jodido, patero conmigo y maleta con mis enemigos, lo apoyo y lo convierto en grandazo, asi sea un pobre diablo que no sepa escribir o escriba mamarrachos como Jaimito Baily, ese acomplejado y moralmente desviado, para que tenga algo en la mano mientras estudia periodismo, toma fotos o viaja. En fin, si hace bien su papel y es “buen cholo” se queda y sale adelante, sino lo cambio y se frega.

Qué más decir. Las fotos del Chino no son tan buenas como las Chambi y Courret. Las fotos de esos tíos si que eran buenas. Y hay otros mejores como Robert Kappa, bueno ese no es peruano, pero en fin aca le revientan cuetes al Chino porque era amigo de los riquillos, lamedor de botas de los políticos y le encantaba lucirse en las juergas. Y dígame quién no apoya a sus amigotes.

Y para tranquilizar la consciencia, bueno, hay que fotografiar al pobre, al del barrio. Al negrito del Rimac, a la saumadora del Sr. De Los Milagros, a la pareja de negros con el hijito muerto, luego del tumulto del ’64 en el Estadio Nacional. Después de todo, es la plebe las que nos da la fama. La que dice que somos buenos.

Eso de que ese tío, el Chino, fuera sencillo no lo creo. Creo más bien que era práctico. Es decir, un simplón vivazo. Uno de esos tíos que hacen algo bueno porque saben especializarse en sus rutinas. Caracho hay gente que eso de la rutina les gusta, y le agarran la maña y se hacen con una chamba, y en fin, saben que de eso comen y que hay otros muy buenos, gente a la que si les nace el arte ese de las fotos, que pueden quitarles la chamba, y no se dejan.

Volviendo a Chambi y Courret decir solo que eran artistas. Esos si se las hacían en tiempos donde tomar una foto era algo grande. Ahora todos toman fotos. Es bien fácil tener ojo ahora. Todo se retoca, quizás en eso si está el mérito del Chino Dominguez. El ayudante del Nikkey. Bueno como su maestro el hombre, no se lo niego.

Así que pués eso de volterarle una crónica al Chino no me la calo. No me calaría nada del periodsimo. Mucho arribista, mucha mujerzuela y mucho conchudo. Uf y ya me cansé de eso. A los pobres muchachitos vaya que los engañan en las universidades para estudien esa nota.

¿Y quiénes lo hacen?, pues las máfias aconchabadas de riquillos cojudos dirigiendo las casas de estudio y catedráticos mediocres a quienes no les importa mentir, por vivir bien, diciendo que las letras tienen futuro cuando saben bien que en el Perú no hay chamba para eso. Y que lo que necesita este país son más técnicos en ciencias y cosas afines que periodistas, abogados, profesores de filosofía y otros similares. Que engaño.

En fin. Ya es de noche. Es hora de despertar. Es Lima Perú. Son las 8:30 de la noche es verano 26 de febrero. Sábado. Hace un calor de mierda. Me voy a mi casa. Mañana hay que ir a trabajar de verdad.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.