Saltar al contenido

Plan de acción para buscar un trabajo

el 15 enero 2020

Un plan de empleo permite tener en orden las prioridades y cuáles son los pasos a seguir para conseguir un trabajo. De este modo, resulta ser más fácil de llevar a cabo y mantiene cierto orden que deberá ser respetado, en absoluto, si lo que se busca es conseguir el éxito laboral.

El trabajo es una de las actividades constitutivas del ser humano, ya que le permite desarrollarse y evolucionar dentro de la cultura. En líneas generales, el trabajo ha hecho al hombre y el hombre ha creado al trabajo a través de un proceso de culturización identificado como hominización a lo largo de la historia de la humanidad.

Tener trabajo significa dignidad y posibilidad de evolucionar en varios aspectos de la vida y no solamente en lo material. De este modo, conseguir el trabajo que tanto se anhela y que además se necesita, es de vital importancia para la salud psíquica, física y espiritual.

Lo ideal, es crear un plan de acción que se ajuste perfectamente a cada una de las necesidades que posea el individuo, ya que el mismo dependerá exclusivamente de su edad, formación académica, proyecto de vida y aspiraciones generales. Si bien no todos los planes de acción son absolutamente iguales, resultan ser similares porque buscan un mismo objetivo: conseguir el empleo deseado en un corto período de tiempo.

Plan de acción para buscar un trabajo

¿Qué pasos seguir a la hora de confeccionar un plan de acción para buscar trabajo?

Es fundamental que cualquier plan de trabajo tenga diferentes etapas, las cuales deberán ser respetadas en su totalidad para conseguir la meta final: el empleo que se desea. Entre las principales etapas de un correcto plan de trabajo se distinguen las siguientes:

Período de ejecución del proyecto

El período de ejecución del proyecto debe llevarse a cabo en un tiempo prudencial, pues es necesario respetarlo y cumplir con los objetivos previstos si lo que se desea es alcanzar el éxito laboral. Fijar el período prudencial es de vital importancia para conseguir trabajo en un lapso estimativamente rápido y que el plan no se perpetúe a lo largo del tiempo.

Objetivos a cumplir

Es fundamental redactar cuáles son los objetivos específicos a cumplir, para poder efectivizarlos de la manera adecuada. Al plasmarlos en diferentes ítems se puede tomar conciencia de cada uno de los mismos y además permite planificar cómo alcanzarlos en un lapso de tiempo corto, estipulado a priori.

Obstáculos que se necesita resolver

En esta sección, se pueden establecer los obstáculos propiamente dichos, que harán que la labor de la búsqueda de empleo sea dificultosa. De esta manera, al enumerarlos se puede establecer un plan estratégico para lograr eliminarlos definitivamente y que dejen de ser un obstáculo.

Recursos necesarios

Los recursos necesarios no solamente se centran en lo económico, sino además en la formación alcanzada. Se debe priorizar dicho proceso para estar capacitado a la hora de enfrentar una solicitud de trabajo.

Estrategias

Las estrategias deberán tener en cuenta todos los ítems mencionados a priori, para que el plan finalmente sea efectivo.

Primera etapa del plan de trabajo

Elaboración de la hoja de vida

Una de las condiciones sine qua non a la hora de buscar trabajo es la realización de la hoja de vida. La misma deberá ser el resumen de todos los conocimientos adquiridos hasta el momento y que además tengan implicancia con el trabajo que se desea buscar. En este sentido, se deberá obviar aquellos trabajos realizados que no tengan relevancia alguna para el puesto que se desea conseguir.

El currículum y la carta de presentación que tiene el postulante es la única herramienta a la hora de lograr una entrevista laboral, por lo tanto, deberá ser confeccionada con precisión eficacia y dedicación. Una hoja de vida con un formato absolutamente sencillo puede generar mayores posibilidades a la hora de ser reclutado por una compañía.

La mayoría de los reclutadores de empresas prestigiosas aseguran que una hoja de vida que contenga diseños simples y estructuras absolutamente definidas tiene mayor relevancia, pues permite un acceso a la lectura rápida y fácil ayudando a agilizar el proceso de selección en una búsqueda laboral. El acceso a la información de manera rápida facilita la comprensión y aumenta las posibilidades de pasar a la siguiente instancia y no ser eliminado de inmediato, que finalmente es el gran temor de los postulantes. Por nuestra experiencia, te proponemos buscar un formato que cumpla con los mejores estándares que actualmente se estén solicitando en el mundo profesional.

Además, otra de las cuestiones a tener en cuenta a la hora de presentar la hoja de vida es que el diseño debe ser relacional con el puesto del trabajo que se desea ocupar. Un currículum absolutamente llamativo, por ejemplo, podrá ser un modo de llamar la atención de los reclutadores para un puesto de trabajo de diseño gráfico; sin embargo, puede ser descartado de inmediato si se desea postularse en otro puesto.

En primera instancia, se deberá mencionar el perfil rellenando con todos los datos personales y a posteriori el perfil profesional, indicando la formación académica correspondiente además de la experiencia laboral pertinente. Además, se debe dar importancia al modo en que se presenta la información, la cual deberá ser de manera cronológica, para que sea absolutamente funcional. De este modo, todo el contenido deberá estar ordenado a partir de las labores más antiguas hasta las más recientes. No obstante, es importante mencionar que existen diferentes tipos de currículum vitae que deberán ser adaptadas al puesto de trabajo y a la compañía a la que se lo presentará.

Una de las recomendaciones por excelencia es no incluir nunca información falsa, pues a pesar de ayudar a conseguir la entrevista laboral, a posteriori puede ocasionar problemas repercutiendo de manera directa en la reputación profesional. Toda la información que se desee incluir en el currículum vitae deberá ser estructurada, para que los reclutadores puedan acceder de manera fácil y rápida a cada uno de los datos que necesiten.

Asimismo, no deberá ser extenso por lo que todo el contenido deberá ser presentado en una o dos hojas como máximo, de lo contrario el porcentaje de éxito no será elevado. Antes de concluir la hoja de vida se la deberá revisar, de manera integral, para evitar cualquier clase de error ortográfico. Si tuviese cualquier clase de error ortográfico, proporcionará una imagen poco profesional y obviamente evitará la tan deseada entrevista laboral. Considerar que cualquier detalle, por mínimo que fuere, puede marcar la diferencia entre acceder o no a la entrevista laboral.

Es necesario respetar cada una de las instancias mencionadas a priori si lo que se busca es consolidar finalmente la entrevista y conseguir el puesto de trabajo, debido a que la hoja de vida no es otra cosa que tiempo personal invertido en pos de un objetivo en particular: conseguir al puesto del trabajo por el que tanto tiempo se ha perfeccionado.

Segunda etapa del plan de trabajo

La segunda etapa es la más importante de todas, ya que será la definitiva, por lo tanto, se debe prestar especial atención a cada acción que se realice.

Búsqueda de empleo

La búsqueda de empleo deberá estar dirigida exclusivamente al puesto de trabajo que se desea ocupar y se puede realizar por Internet. En este sentido, los buscadores de empleo online pueden ser una excelente herramienta a la hora de enfrentar la búsqueda, ya que por lo general están divididos en ciudades y empresas. De esta manera, si se está interesado en una compañía en particular, se podrá acceder a las vacantes que posee en el momento de la búsqueda.

Entrevista y los exámenes

Durante la entrevista se deberá estar paciente y absolutamente confiado, de este modo, se transmitirá al reclutador dicha sensación y las probabilidades de ser contratado subirán de manera significativa. Los nervios nunca ayudan a dar la mejor versión de sí mismo, por lo tanto, la tranquilidad es la mejor manera de llegar a una entrevista de trabajo. Por último, es necesario recordar que hablar pausadamente y de manera explícita, permite comunicarse mejor con el reclutador.

Una vez que se pasa la primera instancia de entrevistas, llegará la hora de realizar los exámenes pertinentes. Lo más recomendable es mantener la calma, para pensar con claridad y resolver cualquier clase de planteo que haya en el examen. Siempre contestar con total sinceridad, pues, en definitiva, más allá de querer conseguir el empleo, la persona será quien trabaje a futuro en la empresa y las mentiras no tendrán razón de ser, pues los hechos confirmarán lo contrario.

Formación académica

Si luego de muchas entrevistas de trabajo no se ha logrado conseguir el puesto que se deseaba, lo ideal es hacer una inversión de tiempo y dinero en la formación académica. Tomar nuevos cursos o posgrados, puede hacer la diferencia a la hora de presentar una hoja de vida. Finalmente, se deberá hacer un último esfuerzo por alcanzar la meta y la educación es una de las mejores herramientas a la hora de conseguir empleo, como así también, para resolver cualquier clase de problemática que se presente en la vida cotidiana.

En definitiva, tener un plan integral para buscar empleo puede hacer que el proceso sea más fácil, rápido y eficiente, lo que ayudará a bajar los niveles de ansiedad además de conseguir el puesto de trabajo que se desea de manera inmediata.

Acerca del autor: Este artículo fue escrito por José Di Meglio.

Escrito por

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.