Plataforma e-learning: ¿cuál es el modelo de negocio en este mercado?

El mercado de los editores de programas se ha convertido en un entorno en el que la competencia es cada vez más importante. La formación a distancia no es un campo ajeno a esta tendencia, la conquista de una parte del mercado se basa sobre todo en el posicionamiento de las herramientas LMS y LCMS y de la prestación de diferentes tipos de servicio e-learning que van asociados a estas herramientas.

Un LCMS es un sistema que permite crear y gestionar material pedagógico para desarrollar una formación de tipo mixto (a distancia y presencial), se trata por encima de todo de un espacio centralizado donde se deposita el contenido docente para poderlo buscar, identificar y reutilizar en todo momento. Por el contrario, un LMS o plataforma e-learning es una herramienta que nos permite difundir los cursos, esencialmente, a distancia.

Ya sea por efecto de la crisis económica o por el modelo económico de estas empresas, los estudios realizados a nivel mundial nos muestran que una gran parte de los editores de servicio e-learning se encuentran ante un problema de falta de rentabilidad. En el sector de la formación a distancia como en cualquier otro, la innovación, la tecnología y los servicios parecen ser los tres pilares fundamentales para las empresas que consiguen escapar a la tendencia general.

Concentración del mercado en función del servicio e-learning

Si miramos hacia atrás, podremos constatar que la industria ha sufrido un cambio y una reestructuración importante. Si en 2003 podíamos contar más de 200 tipos de plataforma e-learning, con el paso de los años la oferta ha terminado centrándose en alrededor de 5 o 10 grandes proveedores en cada país. Sin lugar a dudas, la cuestión de la rentabilidad ha jugado un papel destacado en este cambio.

Podemos distinguir tres grandes modelos económicos diferenciados:

  • Las empresas que se han centrado en el open soure o código abierto.
  • Las empresas que se han limitado a ofrecer un servicio e-learning por vía de terceras empresas.
  • El modelo editor-integrador, que consiste en asegurar por parte de la misma empresa la prestación de un servicio e-learning asociado a las herramientas (ya sean de creación de contenidos o plataforma e-learning).

Los servicios, la clave de la rentabilidad de la plataforma e-learning

En el momento actual, no podemos afirmar que haya un modelo que pueda señalarse como claramente ganador y, por lo tanto, afirmar que ése va a ser el modelo de negocio que va a sobrevivir y marcar el futuro del mercado de la formación online. De todos modos, las tendencias que se apuntan desde hace un tiempo, sobre todo si nos fijamos en el camino que están siguiendo algunas de las empresas de modelo open source o código abierto, pueden hacernos suponer que su modelo va a tener serias dificultades en mantenerse. Además, debemos tener en cuenta que dentro de éste modelo de negocio, van a ser pocas las empresas que van a lograr mantenerse y, sin lugar a dudas, Moodle se ha encargado de asegurar que va a la cabeza del segmento. Tras este momento el partido va a tener que jugarse entre el modelo de empresa editora y el de editora-integradora capaz de prestar el servicio e-learning que necesita el cliente.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.