¿Por qué es mejor emprender solo? Factores claves para no conseguir un socio

Emprender es un acción que requiere mucha valentía y una gran motivación. Mucho más si piensas emprender solo. Es claro, que no todas las personas nacemos para ser emprendedores, muchas personas son felices con un buen empleo y aspiran a tener una jubilación digna. La mayoría siguen en la búsqueda de esa «seguridad económica» que les permita vivir una gran vida de Ricos.

La verdad es que, aunque emprender puede ser una camino para tener una buena posición económica, esté resulta ser uno de los principales errores de los nuevos emprendedores. Eso que nos motiva a emprender esa visión del futuro que queremos de nuestro emprendimiento.

Muchos personas emprenden por las razones equivocadas como la inconformidad del trabajo o baja paga económica. Otros ven el emprendimiento como la forma de hacerse ricos, o poder salir de viajes y hacer todo lo que quiere.

No obstante, las cosas no son así de fáciles. Hay que trabajar, todos los días y de forma constante. Mucha disciplina y una gran Motivación.

¡Ojo! la motivación, es la clave para un emprendedor exitoso.

Pero bueno, este artículo no trata de si eres emprendedor o si emprendiste por las razones indicadas. Sin embargo, este es uno de los principales errores al buscar un socio. Primero veremos algunas razones por las cuáles buscamos un socio.

Emprender

¿Por qué buscamos un socio para emprender?

Todo emprendedor ha pasado por este proceso o se nos ha pasado por la mente conseguir un socio. El punto es que la gran mayoría de las veces un socio no es necesario para emprender. Cabe agregar, que salvo en algunas excepciones, emprender un negocio en solitario tiene muchas más posibilidades de éxito.

Estas son algunas de las razones por las cuales decidimos buscar un socio:

  • Falta de conocimiento
  • Falta confianza en nuestras capacidades
  • Una idea de negocio poco solida
  • Limitaciones económicas a la hora de iniciar el negocio
  • Miedo o pánico a fracasar
  • Miedo a emprender solo y no recibir apoyo

Antes de pensar en asociarte con alguien has esta pregunta ¿Por qué me asocio?. Si la respuesta encaja en alguna de las anteriores, mejor lo piensas dos veces. Si revisas la lista anterior te darás cuenta que la gran mayoría tienen solución sin necesidad de un socio.

Por ejemplo, si tu problema es no conocer el negocio, siempre puedes contratar a un experto o hacer subcontratación de servicios, incluso puedes capacitarte en el tema antes de empezar.

«La gente prefiere llorar junta que reír separada» — El libro negro del emprendedor

Está es sin duda, una verdad innegable. La cosa es que cuando decides emprender en compañía de un socio, existe una falsa sensación de seguridad.

¿Por qué es mejor solo que bien acompañado?

Una de las cosas que como emprendedores novatos pensamos, es que una sociedad sale mucho más rentable, pues los costos se reparten. ¡Nada más lejos de la realidad!, una sociedad es de hecho 50% más costosa que cualquier otra inversión en personal o capacitación en la que debas invertir.

Tal vez hallas pasado por la lógica absurda de pensar que las ganancias del negocio se van a distribuir a partes iguales. Qué tu socio va a trabajar hombro a hombro contigo y que toda la inversión, en tiempo, esfuerzo y dinero será igual. Pero, esto muchas veces no suele ser así.

Es posible que durante la fase inicial, esto pueda llegar a suceder. Pero con el tiempo, si la visión de la empresa no es congruente entre los socios esto va a terminar afectando el trabajo. Puede que tu tengas la visión de llevar tu emprendimiento, a muchas partes del mundo y seguir creciendo, expandiendo el negocio para crear una gran multinacional. No obstante, tu socio puede estar pensando en que la empresa pague sus deudas, mantener el negocio y disfrutar de los dividendos viajando y compartiendo con su familia.

Estás diferencias en la visión lleva a que la motivación sea diferente y en la mayoría de las veces el negocio termina fracasando.

Por otro lado, cuando emprendes en solitario, es tu visión y es tu decisión a donde quieres llevar tu negocio, y lo que quieres hacer. Siempre podrás encontrar quién pueda suplir esa necesidad en tu empresa si puedes aguantar y soportar el peso y presión de la soledad.

Razones por las cuales si deberías tener un socio

Bueno, con lo anterior me dirás — Oye Andrés, pero hay muchas personas que emprenden en sociedad y les ha ido bien — Claro, claro, la excepción hace la regla. Como todo en la vida, nada es absoluto, y esto tampoco lo es.

Sacar adelante un emprendimiento junto con un socio es posible, siempre y cuando los valores, la visión y la motivación de ambos sea equivalente y complementaria. En toda sociedad que funcione, existe un rol, como los engranes de un reloj. Si alguno de los engranes no encaja bien, las cosas empezarán a funcionar mal.

Existe un frase de Fernando Trías que dice: «Como en el matrimonio, no sabes en realidad con quién te has casado hasta al cabo de un tiempo». Pasa exactamente con un socio, con el tiempo pueden haber diferencias, pero sí se priorizan los valores y la honestidad como punto de partida, las relaciones pueden durar muchos años.

Por esta razón, antes de decidir asociarte, piensa sí está persona tiene tu misma escala de valores, toma el tiempo de conocerle en diferentes ámbitos, algo así como en un noviazgo. Pregúntale sobre la vida, las cosas que le preocupan, qué piensa del sexo contrario, sus ambiciones, las cosas que detesta, en fin. Está es una relación que debe construirse sobre valores sólidos.

Ahora bien, otra de las cosas que debes ver es que tu socio te complemente, si son demasiado parecidos van a tener dificultades. Por ejemplo, si ambos son lideres los dos van a querer dirigir, o en caso contrario si son muy introvertidos pues puede que no avancen tan rápido.

En conclusión

Si vas a emprender mi recomendación es que lo hagas en solitario. Emprender solo te dará mayor libertad de decisión y podrás hacer crecer tu empresa hasta donde alcance tu visión. Tienes completa autonomía y las ganancias son totales para ti. Si vas a buscar un socio preferiblemente que sea un socio capitalista o un inversionista ángel, donde las decisiones las sigas tomando tu.

Pero si en definitiva estás decidido a emprender con un socio, entonces revisa que este tenga tus mismos valores y te complemente, tanto en conocimiento como en actitud. Que este igual de motivado y que tenga la misma visión del negocio. Deja esto claro cuanto antes, así sabrás que el rumbo de tu negocio está marcado.

Espero que te haya gustado este artículo, si es así compártelo y nos leemos pronto.

Acerca de:

Mi nombre es Andrés Gómez, soy medico colombiano, amante de la tecnología y los negocios en internet. Actualmente dirijo dos negocios locales con los cuales he tenido la oportunidad de aprender sobre el mundo del emprendimiento. Dirijo el sitio web elsecretodeganar.com donde compartimos información sobre emprendimiento, finanzas y negocios, desde la experiencia. Puedes encontrarnos también en facebook, twitter e instagram. Te invito a descubrir MasOportunidades.org y TrabajoHumanitario.org donde me desempeño como administrador de tecnologías.


35Shares

Artículo escrito por Andrés Gómez

"Viviendo más allá de los sueños". Soy médico, emprendedor digital. Director en elsecretodeganar.com. Mentalidad Positiva, Motivación y Aprendizaje Constante las bases para el éxito.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.