¿Por qué las pequeñas empresas fracasan? Las 7 razones principales para la falla al emprender

Según las estadísticas publicadas en 2017 por la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés), alrededor de una quinta parte de los negocios iniciados fracasan en el primer año y aproximadamente la mitad de todas las startup fracasan en cinco años. Sólo alrededor de un tercio sobrevive diez años o más. Esas estadísticas son bastante sombrías. Y si bien hay una multitud de factores que pueden hacer que un negocio fracase, la mayoría de las pequeñas empresas que salen del negocio cometen errores similares.

A continuación, les muestro siete razones principales comunes para el fracaso empresarial y lo que puede hacer para evitarlas.

Por qué las pequeñas empresas fracasan

1. Empezar su negocio por razones equivocadas.

El motivo del fracaso empresarial a menudo está vinculado a la razón por la cual el emprendedor inició la actividad. ¿Su principal razón para comenzar su propio negocio es el deseo de ganar mucho dinero? ¿Crees que si tiene su propio negocio, tendría más tiempo con su familia? ¿O tal vez no deberías responderle a nadie más? Si bien esos son beneficios que algunos empresarios exitosos logran después de años de arduo trabajo, no son razones para comenzar un negocio.

Algunas de las razones correctas para iniciar un negocio exitoso  pueden ser algunas de las siguientes:

  • Siente pasión y amor por lo que va a hacer y cree firmemente
  • Ten constancia, determinación, paciencia y una actitud positiva.
  • Los fracasos no te derrotan. Aprenda de sus errores y use estas lecciones para tener éxito la próxima vez.
  • Prospere con independencia y tenga la habilidad de hacerse cargo cuando se necesita una solución creativa o inteligente

2. Mala gestión de las actividades y de las personas

Muchos informes sobre fracasos de empresas citan la mala gestión como la razón número uno para el fracaso. Los emprendedores frecuentemente carecen de experiencia relevante en negocios y gestión en áreas tales como finanzas, compras, ventas, producción y recursos humanos o personas. Esto ocurre porque el emprendedor no reconoce lo que no hace bien y busca ayuda, la compañía fracasa y se queda sin negocio. Para remediar el problema, los CEO de pequeñas empresas pueden informarse sobre las habilidades que les faltan, contratar empleados calificados o subcontratar el trabajo a profesionales competentes.

3. Capital insuficiente

Un error común para muchas empresas que fracasan es tener fondos operativos insuficientes. Los nuevos emprendedores a menudo no entienden el flujo de efectivo y subestiman la cantidad de dinero que necesitarán para la puesta en marcha y se ven obligados a cerrar antes de que tengan una oportunidad justa de tener éxito. También pueden tener una expectativa poco realista de los ingresos provenientes de las ventas. Es imperativo determinar cuánto dinero requerirá su negocio. De hecho, tiene conocer no solo los costos de iniciar su negocio, sino también los costos de mantenimiento. Es importante darse cuenta de que muchas empresas tardan uno o dos años en ponerse en marcha. Esto significa que necesitará fondos suficientes para cubrir todos los costos hasta que las ventas eventualmente puedan cubrir estos costos. Esta calculadora de inicio de negocios le ayudará a predecir cuánto dinero necesitará para lanzar su negocio.

4. La ubicación incorrecta

Su profesor universitario de marketing o emprendimiento tenía razón: la ubicación es fundamental para el éxito de la mayoría de las empresas locales. Si su negocio requiere tráfico sin cita o una ubicación profesional para reunirse con los clientes, una buena ubicación comercial es esencial. Una mala ubicación podría significar un desastre para la empresa con la mejor idea de negocio y mejor gestionada. Algunos factores a considerar:

  • Donde están y por donde transitan sus clientes
  • Tráfico, accesibilidad, parking e iluminación.
  • Almacenaje o necesidades de almacenamiento de equipos.
  • Ubicación de competidores
  • Programas de incentivos locales para la creación de empresas en áreas específicas.
  • La historia, el sabor de la comunidad y la receptividad a un nuevo negocio en un sitio prospectivo

5. Falta de planificación

Cualquiera que haya estado a cargo de un evento importante exitoso sabe que de no haber sido por una planificación cuidadosa, metódica y estratégica, y por un arduo trabajo, el éxito no habría seguido. Lo mismo podría decirse de la mayoría de los éxitos empresariales. Es crítico que todas las empresas tengan un plan de negocios. Muchas pequeñas empresas fracasan debido a deficiencias fundamentales en la planificación de sus negocios. Debe ser realista y estar basado en información precisa y actual y en proyecciones informadas para el futuro.  Los componentes deben incluir:

  • Descripción del negocio, visión, objetivos y claves del éxito.
  • Análisis de mercado
  • Necesidades de fuerza de trabajo
  • Posibles problemas y soluciones
  • Financiero: equipo de capital y lista de suministros, balance, estado de ingresos y análisis de flujo de efectivo, previsión de ventas y gastos
  • Análisis de la competencia
  • Marketing, publicidad y actividades promocionales.
  • Presupuesto y gestión del crecimiento de la empresa.

6. Sobreexpansión

Una de las principales causas del fracaso empresarial es la expansión excesiva que a menudo ocurre cuando los emprendedores confunden el éxito con la rapidez con la que pueden expandir su negocio. Un enfoque en el crecimiento lento y constante es óptimo. Muchas quiebras han sido causadas por empresas en rápida expansión.

Si se justifica la expansión después de una revisión, investigación y análisis cuidadosos, identifique qué y a quién necesita agregar para que su negocio crezca. Más tarde, con los sistemas y las personas adecuados en su lugar, puede concentrarse en el crecimiento de su negocio, no en hacer todo por sí mismo.

7. Sin sitio web y sin presencia en las redes sociales

En pocas palabras, si tiene un negocio hoy, necesita un sitio web y una presencia en las redes sociales. Solo en los EE.UU., el número de usuarios de Internet es del aproximadamente el 88,5 por ciento de la población, mientras que las ventas de comercio electrónico supusieron $ 394,9 mil millones en 2016 según la Oficina del Censo de EE. UU., cantidad que aumentó en 2017 y sigue aumentando a pasos agigantados año a año. Como mínimo, todas las empresas deben tener un sitio web de aspecto profesional y bien diseñado que permita a los usuarios descubrir fácilmente su negocio y cómo aprovechar sus productos y servicios para satisfacer sus necesidades. Si atiende a clientes locales, su sitio web debe incluir su dirección, número de teléfono y horas de operación, y debe aparecer en Google My Business para que se muestre cuando los compradores busquen lo que usted vende por

Debe tener perfiles de redes sociales en los servicios que su clientela tiene más probabilidades de utilizar por la misma razón. Si no lo hace, no tendrá un aspecto profesional y perderá negocios frente a los competidores que al menos tienen perfiles en los sitios de redes sociales populares. Es decir, tendrá que estar en las redes sociales que sus clientes utilizan, y no solo estar, sino saber estar. Tiene que tener una estrategia y un plan anual, semanal y diario de comunicación, estando toda la empresa involucrada.

Si tiene productos que se pueden vender en línea o puede tomar pedidos en línea, eso es un beneficio adicional. Pero, como mínimo, necesita un sitio web que permita a los clientes saber qué ofrece y cómo se benefician al hacer negocios con usted.

En resumen, cuando se trata del éxito de cualquier negocio nuevo, usted, el propietario del negocio, es, en última instancia, el «secreto» de su éxito. Para mucho emprendedores exitosos, el fracaso nunca fue una opción. Con el impulso, la determinación y una mentalidad positiva, estas personas ven cualquier contratiempo como solo una oportunidad para aprender y crecer. La mayoría de los millonarios hechos a sí mismos poseen inteligencia promedio. Lo que les diferencia es su apertura a nuevos conocimientos y su voluntad de aprender lo que sea necesario para tener éxito.


1K+Shares

Artículo escrito por David de Matías Batalla

Consultor Experto en Marketing & Emprendimiento, Director del Máster Universitario en Dirección de Marketing y Gestión Comercial de la Universidad Internacional de Valencia, profesor colaborador EAE Business School – Ostelea. Doctor en Economía y Dirección de Empresas (Marketing) por la Universidad de Alcalá (Cum Laude), Experto en Innovación por la Harvard Business School.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.