Presentaciones con imágenes: consejos prácticos

Uno de los signos de que avanzamos en el terreno de las presentaciones en público, es el aumento de la proporción de imágenes vs texto.

Recordemos que las diapositivas en nuestro powerpoint o keynote no son más que un soporte para transmitir la idea principal de nuestra presentación, y que siempre nuestra audiencia leerá más rápido de lo que nosotros hablamos. Siempre.

Fotografía creada por Olga Berrios usada bajo una licencia CC BY-SA 2.0

Las imágenes evitan que el público pierda la concentración en nosotros y se ponga a leer. Permiten establecer un vínculo con lo que decimos sin revelar el contenido, y finalmente, son un instrumento para relajar la mente, fomentar el humor (en algunos casos) y “esponjar” la presentación si nuestro tema es un poco arduo.

Dentro de los límites del exceso de creatividad del que hablábamos en un post anterior, las imágenes pueden ser más que suficientes para hacer una presentación completa. En ocasiones hay conceptos que sólo se transmiten correctamente con imágenes. Lo que consumiría 5 preciosos minutos de nuestra exposición, queda meridianamente claro con una imagen.

El texto tiene que estar en la documentación que entreguamos, no en la diapositiva.

Próximamante hablaremos de cómo utilizar imágenes y de los temas legales que tenemos que tener en cuenta.

Si quieres más información sobre técnicas de presentación en público, visita el blog de Mynima. Un espacio pensado para ti.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.