Saltar al contenido

Préstamos en línea, una manera de obtener dinero rápido

el 2 mayo 2022

El progresivo acceso a Internet ha generado un aumento en la confianza de los usuarios para realizar transacciones y hasta para solicitar créditos online, en conjunto con una creciente cultura de e-Commerce. Como resultado se ha fortalecido cada vez más y se ha incrementado el número de personas que realizan compras de productos o accedan a algún servicio a través de canales digitales. Es así como, gracias a esta tendencia, hoy en día un mayor número de personas logra acceder a préstamos en línea para obtener dinero de forma segura y rápida.

Actualmente existen muchas opciones en el mercado que te permiten solicitar préstamos en línea, realizando tu solicitud en cuestión de minutos, sin necesidad de salir de casa y con una cantidad de requisitos mínima.

Para acceder a un préstamo en línea, sin papeleos, solo necesitas cumplir con unos pocos requisitos y contar con acceso a Internet. Sencillo, ¿no? Aquí te contamos todo lo que debes saber.

Préstamos en línea

¿Qué es un préstamo online?

Los préstamos online son transacciones que se realizan a través de Internet mediante plataformas crediticias. A raíz de la crisis económica que varios países han atravesado durante los últimos años, este tipo de plataformas han tenido mucho éxito y han crecido exponencialmente debido a que los requisitos para la aprobación de un crédito no son tan estrictos como cuando se hace la solicitud en un banco o entidad financiera de forma presencial.

Los préstamos en línea son una forma de administrar las finanzas personales de una manera distinta a los formatos tradicionales, en los cuales los trámites y la documentación requerían mayor tiempo de aprobación.

Todo ello puso en evidencia el crecimiento de una nueva tendencia financiera y resulta ser el escenario perfecto para fortalecer este innovador servicio financiero.

¿Cómo se solicitan estos préstamos de dinero?

Para solicitar los créditos rápidos sólo tienes que ingresar a la página web del banco, entidad financiera o fintech de tu confianza y preferencia. Por lo general, al lado derecho de la plataforma aparecerá una especie de calculadora con datos claves.

En primera instancia se te consultará el monto que deseas solicitar, que puede rondar entre los $200.000 y $2.000.000 -cabe resaltar que en los créditos online la cantidad máxima a prestar puede ser menor que en solicitudes tradicionales-. Luego de este paso, se te pedirá elegir en cuántas cuotas pagarás el préstamo (el mínimo de plazos dependerá de cada entidad financiera).

El tercer paso es seleccionar la fecha en la que se comenzará a pagar el préstamo y, dependiendo de ello, se indicará cuánto se cobraría de intereses. En este aspecto, pagarás según tu puntaje crediticio, que puede ser bajo o alto. Los requisitos que se necesitan para la solicitud de un préstamo en línea son:

  • Tener la mayoría de edad.
  • Vivir en Colombia.
  • Presentar tu cédula de ciudadanía original.
  • Tener una cuenta bancaria activa, ya sea corriente o de ahorros (con mínimo cuatro meses de antigüedad).
  • Brindar un número de celular y un correo electrónico que sean de uso personal.

Préstamos en línea

¿Dónde solicitar un préstamo rápido?

Solicitar un préstamo personal es simple y rápido. Lo primero es ingresar a Internet y consultar las distintas opciones que hay en entidades financieras seguras y de tu confianza. Una vez decidido el lugar donde quieres solicitar el crédito, sólo debes entrar en su portal web.

Si ya tienes una cuenta en el banco o empresa financiera que seleccionaste, puedes ingresar al home banking y hacer la solicitud directamente desde allí. De lo contrario, entre las alternativas que verás dentro de la página elegida estará la de «solicitar préstamo», deberás registrarte con un correo electrónico y una cantidad de datos mínimos para continuar el proceso.

Tras seguir estos pasos se te brindará un formulario que deberás completar y gracias al cual el sistema hará un análisis rápido de tu historial crediticio. De ello también dependerá el monto mínimo y máximo que podrás solicitar.

Por lo general, los principales datos que solicitan son: verificar tu información de usuario, brindar tus datos laborales y de cuenta bancaria. Posteriormente se hará verificación de tu identidad y será necesario aceptar un pagaré.

Incluso, la mayoría de entidades financieras, bancos y fintech cuentan con un simulador de préstamo online, que detalla toda la información de tu futuro crédito sólo con indicar el monto deseado y el número de cuotas en las que pagarías el préstamo. Esto te ayudará a tener una idea del valor de los intereses y del detalle total del crédito.

Beneficios de los préstamos en línea

Beneficios de los préstamos digitales

Gracias al modelo digital, el usuario solo debe diligenciar un sencillo formulario y el mismo sistema arrojará la respuesta si es apto o no para la aprobación del crédito.

La agilidad de los créditos online permite que el solicitante no tenga que esperar días -o hasta semanas- para la aceptación del mismo, por el contrario, en un plazo de tan sólo minutos tendrá respuesta.

Este tipo de préstamo está dirigido, principalmente, a particulares. Además, no es necesario argumentar ni detallar el motivo de la solicitud o para qué será destinado el dinero. Otra de sus características es el tiempo para la concesión (casi instantáneo) y el plazo de devolución, que es muy corto.

Contenido Relacionado:

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.