Qué es la industria 4.0 y cuáles son sus principales características

La Industria 4.0 es un concepto de máxima actualidad gracias a todas las repercusiones que está teniendo sobre la producción y toda la mejora que supone para su rendimiento. Constituye una nueva forma de entenderla y de implementar su eficacia por lo que no puede ser menos que puesta en importancia a la altura de otros procesos históricos como la automatización o el paso de la era digital a la analógica. Aquí te dejamos un enlace donde se explican algunos de sus beneficios. De paso, te hablamos a continuación de algunas de sus características más importantes.

La industria 4.0

Industria 4.0

1.- Digitalización

Sin lugar a dudas, la característica más importante que aporta la Revolución Industrial 4.0 es su digitalización. En efecto, a través de los software de control y ERP es capaz de implementar el volumen y la calidad de información que suministra. Tanto es así que nos ofrece información sobre todos los procesos industriales en tiempo real y de forma organizada. Es por ello que en resumen podría decirse que la Industria 4.0 es aquella en la que la digitalización ha sido introducida en las plantas de producción y todos sus procesos. Es aplicar todos los beneficios que pueden darnos las nuevas tecnologías digitales a la producción lo que aumenta el rendimiento y la calidad de los procesos.

2.- Conectividad

Otra de las características más importantes de la industria 4.0 es la gran conectividad que ofrece. Gracias a las nuevas posibilidades se puede conseguir en la industria 4.0 una mayor coordinación entre los distintos departamentos para mejorar el rendimiento de cada uno de ellos por separado o del conjunto de la cadena productiva. Esto se consigue mejorando la calidad de información que entre ellos fluye así como las facilidades para el acceso. Al introducir lo digital en la industria se hace de una forma en la que la información queda organizada y sistematizada para un acceso cómodo y sencillo.

3.- Una información estrictamente digital

Uno de los mayores inconvenientes que presentaba la era analógica frente a la digital estaba en el tratamiento de la información. Además de que se recababa de forma lenta y con poca precisión generaba enormes cantidades de documentos y referencias que a su vez suponían un coste para un negocio. Sin embargo, la digitalización o una Industria 4.0 consigue ofrecer información de forma digital para hacer que todo resulte más eficaz también desde ese punto de vista. Es así que no solo se consigue ahorrar espacio y costes de mantenimiento sino ofrecer una accesibilidad que de hecho puede ser organizada en niveles de acceso para construir con mayor facilidad equipos y delegados encargados de gestionarlos.

4.- Mejora aspectos como el diseño y la calidad

Fruto de la gran cantidad de información que puede aportarse gracias a las herramientas de la Industria 4.0 así como a su gran calidad, se puede emplear para mejorar el proceso productivo en general, pero también el producto al que da lugar. Corrigiendo eventuales fallos que puedan producirse se puede mejorar notablemente la calidad de un producto y conseguir incrementar su valor de cara a su venta. Esto se consigue gracias a las enormes facilidades que los dispositivos propios de la era de la Industria 4.0 nos ofrecen a la hora de llevar a cabo un control de la producción en tiempo real.

5.- Más soluciones y facilidades para clientes y proveedores

Otra de las características más importantes que da la Industria 4.0 es que sumando lo digital a la producción nos permite ofrecerle dicho avance a nuestros propios clientes y proveedores. Se les puede brindar información sobre el estado de un pedidor, el plazo de entrega u otra información relavante en nuestra relación con él para conseguir un servicio de más calidad y una posible fidelización del mismo. En el caso de los proveedores, este punto también nos permite coordinar mejor nuestras actuaciones conjuntas al darnos la posibilidad de darles información relevante con la que pueden contar y así ajustar al máximo nuestros plazos y procesos en común.

6.- Reducción de costes

Uno de los aspectos más importantes de la Industria 4.0 y una de las consecuencias que tiene por su propia naturaleza es que permite ahorrar costes gracias a sumar todas las características anteriores y traducirlas en una reducción de costes derivados de la mejora de todos los procesos. Esto supone una gran ventaja competitiva al poder reinvertir dicho ahorro en sectores estratégicos de la empresa o de su propia actividad. De paso, el ahorro de costes es también consecuencia del ahorro de tiempo y la optimización de cada uno de los factores involucrados tales como la propia plantilla.

7.- Un enfoque especializado

Dentro de la oferta que existe en software de control y gestión de la Industria 4.0 está también la característica de que el servicio que ofrecen lo hacen de una forma adaptada a cada una de las diferentes industrias y necesidades que ellas tienen. Es por ello que pueden sumar más y mejor ofreciendo, por ejemplo, servicios y herramientas integrales y especializadas para industrias como la de talleres, hostelería o recursos humanos.

También puedes leer: 21 Industrias para Crear Negocios con Futuro

Acerca del autor: Este articulo fue escrito por Mario Camacho.


78Shares

Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.