¿Qué hacer cuando las cosas no salen como esperas?

¿Han hecho algún cambio pero al final las cosas no salieron como esperabas? ¿Te sientes decepcionado en tu nuevo puesto de trabajo, por ejemplo, y apenas acabas de empezar o llevas poco tiempo?.

Hace poco una lectora me comentó que se encontraba en una de estas situaciones y puede que tu estés o hayas pasado por algo similar. ¿Qué hacer entonces? Porque si acabas de llegar no te vas a marchar ya, ¿no? ¿O sí?

La verdad es que situaciones de este tipo son muy frustrante y estas son mis sugerencias si este es tu caso:

1. No te recrees en la decisión tomada.

frustración

En este momento es fácil dejarse llevar por el arrepentimiento y empezar a darle vueltas a por qué decidiste hacer el cambio, culpándote a ti mismo o a otros. Entiendo que es difícil no hacerlo pero es inútil, no te lleva a ningún sitio y solo trae resentimiento cuando lo que necesitas es una solución. Así que pasa página y céntrate en el presente.

2. ¿Puedes hacer algo para mejorar tu situación?

A veces necesitamos un tiempo para reubicarnos, adaptarnos y asumir el nuevo rol, es decir un periodo de transición después del cual te sientes de nuevo como pez en el agua. Porque aunque el cambio haya sido decisión tuya, toda situación nueva conlleva un periodo de adaptación y quizá solo necesites un poco más de tiempo.

Otra opción es que no hayan quedado claras las condiciones de esa nueva situación, entonces es momento de aclararlas, cuanto antes mejor, para que puedas decidir si seguir o no porque no era lo pactado.

En el caso de que sí sea lo pactado pero no te satisfaga pasamos al siguiente punto.

3.  Analiza las alternativas que tienes.

Toca ser realistas, si no puedes cambiar lo que no te satisface y si no es cuestión de adaptación, entonces ¿qué alternativas tienes? Aguantarte e intentar mejorar las circunstancias, empezar a buscar otra cosa o a formarte de nuevo. Por supuesto da pereza y no te apetecerá nada, pero ¿qué otras opciones tienes? Si de verdad te sientes frustrado y no te gusta nada lo que haces es hora de cambiar, y da igual si llevas mucho o poco tiempo así.

No es necesario que pasen muchos años para hacer un cambio, no necesitas ninguna justificación ni aguantar solo porque “llevas poco así” (pincha aquí para tuitear esta frase).

Si estás seguro de que lo que haces no es lo que quieres y que no va a mejorar hagas lo que hagas, ponte manos a la obra y a buscar algo nuevo. ¿Se te ocurre otra opción?


Artículo escrito por Aida

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera. Si buscas claridad, motivación, acción y resultados, recibe su boletín gratis en www.aidabaida.com

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.