Saltar al contenido

Queríamos hacer algo útil para la sociedad y decidimos crear nuestro propio negocio

el 6 julio 2021

Nuestros nombres son Pol Hevia (CEO) y Joaquim Tressera (CTO), ambos nacidos en Barcelona (España). Nuestros caminos se cruzaron mientras estudiamos ingeniería en la Universidad Politécnica de Cataluña. A medida que nos fuimos conociendo, vimos que nuestros perfiles se complementaban extraordinariamente, por lo que decidimos emprender una aventura: Lanzar nuestro propio negocio.

Ya llevamos tiempo barajando diferentes proyectos. Al principio, iniciamos una MVP de una app para el sector de la restauración, pero al encontrar muchas barreras de entrada decidimos no lanzarnos a ello. Nuestra motivación era desarrollar un negocio que fuese útil para la sociedad, y que solucionase un problema. Finalmente, nos decidimos por Spathios, un marketplace de reserva de espacios por horas. La idea de negocio surgió de la necesidad de disponer de un local para celebrar todo tipo de actividades, un local polivalente, y no disponer de él. Desde un sitio donde estudiar, comer, hacer deporte, reunirse o un afterwork. En definitiva, se detectó que faltaba una plataforma que pusiese espacios a disposición de la población, de todo tipo y a precios variados.

Queríamos hacer algo útil para la sociedad y decidimos crear nuestro propio negocio

Para su financiación empezamos bootstrapping a tope. Con una beca de la Universidad para entrar en un espacio de emprendedores, ahí nos ofrecieron una oficina gratuita y 5000$ en créditos de AWS. Una vez obtuvimos un producto funcional y algo de métricas, captamos el interés de perfiles muy contrastados que nos dieron el capital para empezar a hacer marketing y ampliar el equipo.

Hoy día, Spathios está creciendo a un nivel increíblemente acelerado. Aun así, no es ni ha sido un camino de rosas. La principal dificultad que nos encontramos a diario es la exigencia de escalar un marketplace. Sabemos que no hay (o hay relativamente poco) margen de error. Es un negocio que necesita que tanto la oferta como la demanda crezcan simultáneamente, pues sino es muy difícil que coja una masa crítica de usuarios. Es muy distinto a los e-commerce, en los que ellos controlan perfectamente su oferta, y de ellos depende la cantidad de producto que quieran producir. Se puede controlar más y proyectar mejor un lado de la balanza, aunque tengas costes de producción y gestión de stock.

A pesar de algunos estragos, el hecho de emprender nos ha sido muy satisfactorio. Crear un producto con el que la gente disfrute; solucionar problemas a los que utilizan la plataforma; encontrar tu espacio ideal en tiempo récord o rentabilizar tu negocio reservándolo a terceros.

¿Nuestro consejo? Si tienes una idea, persíguela y que no te frene lo que te digan los demás. Encuentra a un socio que se complemente contigo. Evita asociarte con perfiles similares al tuyo. No tengas miedo a equivocarte. Es completamente normal cometer errores. ¡Aprende de ellos y que te sirva para no volverlos a cometer!

Contenido Relacionado:

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.