¿Quieres emprender un negocio y no tienes ni idea de por dónde empezar?

Quieres iniciar un negocio pero te encuentras desorientado, perdido y sin dinero, algo que suele pasar. Al principio todos tenemos miedo al fracaso, pero tienes que tener claro una cosa: nadie nace sabiendo.

Ten siempre presente que solo tú eres el responsable de tu negocio y con esfuerzo y dedicación vas a conseguirlo. No dejes en manos de otros lo que solo tú puedes hacer. Ten en cuenta una serie de elementos:

Qué quieres

Empezamos mal si no tienes claro qué es lo que quieres. Cuáles son tus motivaciones, cuál es la idea que te impulsa a iniciarte en esta aventura empresarial. Especifica tus inquietudes.

emprender un negocio

Elabora una lista

Incluye en esta lista los siguientes aspectos:

  • Las variedades que vas vender
  • Los recursos necesarios
  • Qué vas a hacer
  • Cómo vas a publicitar tu producto
  • Cómo los vas a distribuir
  • Empezar a vender (si el negocio es online, habría que comprar un dominio y un hosting y montar la página web).

Es mucho más fácil cuando te fijas objetivos alcanzables y los divides en una serie de pasos. Luego, en cada paso, pregúntate cuánto tendré que invertir, cuánto tiempo tardaré en hacerlo, si necesito contactos para iniciar el negocio y las habilidades y actitudes que necesito para desarrollar el negocio. Intenta encontrar más de una solución y que sea sencilla para ti.

Calcula los costes necesarios para empezar el negocio

Haz una estimación del capital que necesitarás para cubrir los gastos hasta que tu empresa empiece a generarte beneficios. No creas que el primer mes vas a obtener los primeros beneficios, normalmente, debes tener presupuesto para por lo menos cubrir los gastos de los primeros seis meses, según los expertos. Crea un plan para los posibles problemas que pueden surgirte en esos meses y esquematízalo de la siguiente forma:

  • Equipamientos: recursos, mobiliario, y el equipo necesario para llevar tu negocio.Costes iniciales: publicidad, marketing, investigación y desarrollo del producto, inventario, licencias y permisos.Gastos generales: suministros, seguros, alquiler, Internet, gastos de envío, impuestos y una estimación de tu salario y el de tus empleados.

Un plan de negocio

Un plan de negocio es un documento que ofrecerá seguridad para tu empresa. Te servirá para ver de forma global cuáles son las oportunidades y las amenazas en tu empresa, y te permitirá solucionar los problemas que puedan ir surgiendo. Este plan engloba tres partes fundamentales:

  1. El concepto de negocio. Aquí se analiza la industria, la estructura de tu empresa, el producto o servicio, y el valor añadido que vas a ofrecer para tener éxito.
  2. El mercado. Análisis de tus clientes potenciales, tu competencia y las estrategias que llevarás para ir por encima de ellos.
  3. La financiación. Donde se reflejan los ingresos y los gastos, una hoja de balance y otros índices financieros. La ayuda financiera de un profesional en este ámbito es crucial para llevar un seguimiento de todos los movimientos de la empresa.

Cómo financiar tu negocio

Averigua de dónde vas  a sacar el dinero para fundar tu empresa. Hay muchas alternativas para financiar tu negocio, desde microcréditos, préstamos bancarios o de particulares, amigos y familiares, o incluso hay muchos que inician su negocio a través de sus propios ahorros personales.

No importa el tiempo que tardes, estudia e investiga qué es lo que más te conviene y se adapta a tus necesidades.

Elige un nombre para tu empresa

Cuando vayas a elegir el nombre debes tener en cuenta que no esté en uso, ni sea un nombre ya patentado. Piensa en un nombre atractivo y efectivo, ya que establecerá tu presencia en el mercado. Cuando lo tengas, resérvalo, paténtalo y compra el dominio, aunque en ese momento no quieras vender online, en un futuro podrías cambiar de opinión.

Elaborar un plan de marketing

Desarrolla las estrategias adecuadas para llegar a tu público objetivo. Previamente, obtén información sobre tu mercado, los clientes, la competencia y los posibles futuros clientes. A partir de esta información, empieza a elegir los canales por lo que quieres llegar a tu cliente, ya sea por la radio, la televisión, Internet, etc. Prueba varias alternativas y analiza cuál es la más efectiva para tus clientes. Ten en cuenta que los clientes son la herramienta más potente del marketing, ellos serán (si quedan satisfechos) los que publiciten tu producto o servicio a su alrededor por sus propios medios (redes sociales o el boca a boca).

Pero, no solo es suficiente con llegar a tu cliente, para completar este paso hay que ofrecerles un buen servicio de atención al cliente. Elabora un plan que incluya las políticas de devolución, incentivos de compra, establece qué redes sociales te van a servir como herramienta para atender las quejas, consultas o felicitaciones. Piensa cómo quieres que tus empleados atiendan al cliente, fórmalos si es necesario para realizar esta tarea con éxito y evalúa cómo recompensarás a los clientes que vuelven a adquirir tu producto o servicio (ofréceles cupones de descuento o algún obsequio).

Forma a tu equipo

Rodéate de personas que puedan aportarte conocimientos y habilidades de las que careces. Puedes desarrollar una red de consejeros, con los que puedes reunirte dos o tres veces al año para escuchar sus consejos. Por otra parte, considera el perfil o perfiles que necesitas en tu empresa y empieza a contratar a personas que realmente te hagan falta.

Prepárate para lo que viene

Ten preparadas las respuestas para tus clientes, sea cual sea el canal por el que contacten contigo (ya sea a través del correo, redes sociales, teléfono). Debes ser rápido y contestarle por la misma vía.

No te quedes esperando a que llegue el primer cliente, sal a buscarlo. Publicita tu marca y busca la manera de atraer más clientes a tu negocio. Informa a los medios de comunicación que estás en el mercado y cuéntales qué ofreces, crea ofertas y expándelas por los buzones. Hay miles de formas de llamar la atención, ¡toma la iniciativa!

Acerca del Autor:

GananciEste articulo fue escrito por Andrés Gananci, un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.”


Artículo escrito por Javier Diaz

Soy un Joven emprendedor apasionado por la tecnología, la educación y los negocios. Blogger en Negocios y Emprendimiento, creador de Emprendices, Co-fundador de Net Masters y Docente de Emprendimiento.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. juanka Reply

    Dentro del punto que dice: calcula los costes necesarios para empezar el negocio. He visto que una contribución es viable por el servicio de un cajero automatico, porque estos una vez que estan instalados en tu lugar de negocio, te pagaran una comisión a tu establecimiento. A parte que hay empresas que no te cobran nada por colocarlo y tienes el respaldo técnico todo el día.

    Logicamente los del cajero tambien gana por las comisiones que el usuario retira desde el cajero. Tanto la empresa de cajeros ATM y el cliente, vendrian hacer como socios estrategicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.