¿Quitamos las pausas parar fumar en el trabajo?

Este fin de semana nos hemos enterado de que Alemania, la gran potencia europea símbolo de la eficiencia y la eficacia, está estudiando la posibilidad de acabar con las pausas para fumar por parte de los empleados. Así pues, la patronal alemana quiere evolucionar hacia el modelo sueco, donde las pausas para echar un pitillo está prohibidas y sólamente se permite a los trabajadores salir a fumar en el tiempo dedicado al almuerzo

El objetivo de esta delicada propuesta es por supuesto de cáliz económico. Así, Mario Ohoven, presidente de la Confederación Alemana de PYMES, declaró al diario alemán Bild que “las pausas para fumar cuestan a las empresas dinero contante y sonante, y alteran el desarrollo del trabajo

Según él, el mejor modelo es el de Suecia, donde se ha impuesto la jornada laboral sin tabaco y únicamente se puede fumar en las pausas del almuerzo.

Quitamos las pausas parar fumar en el trabajo

Por otra parte, Ursula Frerichs, presidenta de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (UMW), pide “la abolición de las pausas para los fumadores“, ya que ello supone también una discriminación frente a los que no lo son.

Es España todavía no está regulado este comportamiento y las empresas son más o menos permisivas a la hora de bajar unos minutos a fumar. Depende de cada convenio, ya que puede ser que algunas empresas premien al trabajador que deja de fumar a través de días libres, cursos o formación extra.

Desde WorkMeter no creemos que las prohibiciones ayuden a mejorar el rendimiento y la productividad laboral de los trabajadores. De hecho, los expertos recomiendan que cada persona necesita tomarse unos minutos de descanso cada cierto tiempo para desconectar y relajar la mente. Mientras los fumadores en estos periodos salen a fumar, los no fumadores pueden ir a tomarse un café, entrar en Facebook, consultar las noticias de su equipo favorito o realizar algunas llamadas personales.

Con estos descansos podemos mejorar nuestra productividad y favorecer los intereses de las organizaciones. Las rigideces y modelos cerrados son del siglo pasado. Nuestra visión, como software de productividad, y la visión de cada vez más expertos y psicólogos, es que hay un camino distinto. Avancemos al siglo XXI.

Artículos relacionados:


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.